Últimas Noticias

Machinena viola el Código de Ética de los Servidores Públicos: JLF

El titular del INAH debía ser respetuoso de las autoridades municipales, y no hacer señalamientos “sino están basados en la legalidad, la responsabilidad, y la competencia de ese Instituto”.

José Luis Fernández MartínezSan Luis Potosí SLP.- El presidente del PRD, José Luis Fernández Martínez, señaló hoy que el delegado del INAH, Juan Carlos Machinena Morales, “utiliza su puesto para intereses ajenos a su competencia, pervirtiendo la función institucional de ese organismo, y descuidando lo que si le corresponde atender”.

Con base en lo anterior, el dirigente adelantó que el PRD prepara el expediente de una queja para fundamentar en las oficinas generales del INAH el incorrecto proceder del funcionario federal en esta entidad, al usar la dependencia para fines políticos.

Indicó que con su conducta Machinena viola el Código de Ética de los Servidores Públicos de la Administración Pública Federal, al “no conducirse con apego a las normas jurídicas inherentes a la función que desempeña”, como marca este, e inmiscuirse en campañas mediáticas contra el Ayuntamiento.

Dijo que tal funcionario “parece delegado del PRI” y se le ve “más ocupado en observar y opinar sobre todo lo que hace el Ayuntamiento, en vez de hacer su trabajo de conservar y difundir el patrimonio histórico de los potosinos, y ahora hasta anuncia que recopila quejas contra el municipio que ni siquiera tienen que ver con su dependencia”.

El dirigente perredista comentó además: “Parece que el señor está confundiendo sus funciones, y más que informar de las actividades del INAH en San Luis ha decidido hacerse eco de ataques de adversarios políticos del actual Ayuntamiento, actuando como líder de opinión o político de alguno partido, más que como funcionario”.

“Comprendemos que Machinena sea militante o haya sido militante de algún partido, pero creemos que ese tipo de función debe dejarla para políticos que también son delegados en la entidad, y no para la representación de un organismo tan respetable e importante como el INAH”, añadió Fernández.

Opinó por otro lado que el titular del INAH debía ser respetuoso de las autoridades municipales, y no hacer señalamientos “sino están basados en la legalidad, la responsabilidad, y la competencia de ese Instituto”.

En tal sentido resaltó que “tenemos entendido que a nivel institucional deben existir canales adecuados, permanentes, de comunicación e intercambio de información del Ayuntamiento con el INAH y el resto de organismos federales para mejorar el servicio a la población”.

“Por eso nos extraña —agregó el dirigente— que existiendo esos canales el funcionario decida primero hacerse eco de ataques infundados y sin aparente sustento legal de adversarios políticos del actual Ayuntamiento”.

Estimó que “si el Delegado considera que el color amarillo para pintar vialidades y otros espacios públicos viola alguna ley, reglamento o norma cuya vigilancia sea de su competencia, que así lo indique para que el municipio lo solucione a la mayor brevedad posible”.

“Pero lo que nosotros tenemos entendido es que el color amarillo está dentro de la norma para las vialidades, y se aprovecha también para los espacios municipales que así se considera conveniente pintar”, remató.

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com