Últimas Noticias

El robo de El Peje y el PRD

En su afán por desacreditar a Morena y a su mesiánico líder, el dirigente local del PRD, Raúl Flores, ratificó lo que todo el mundo sabía: que Andrés Manuel López Obrador es un corruptazo y su expartido desvió recursos para él.

En un comunicado oficial, Flores afirma que López Obrador “sí está obsesionado con el poder”, y que a muchos perredistas que trabajaron con él les consta.

¿Cómo es que les consta?

El dirigente asegura que muchos militantes del PRD, a quienes hoy El Peje insulta, lo apoyaron con recursos cuando estuvieron al frente de diversos cargos públicos.

“Inclusive eran citados en sus oficinas privadas en la colonia Roma para pedirles que apadrinaran en sus nóminas a dirigentes que le servían para realizar su trabajo político”, asegura Flores, quien fue funcionario con el tabasqueño en el GDF. Eso, agrega, sin contar el apoyo que les exigió para la Asociación Civil Honestidad Valiente y para el periódico Regeneración, “órgano de difusión que sirvió al experredista para arrancar su Movimiento de Regeneración Nacional”.

Pero hay más, el presidente del PRD asegura textualmente: “Espero que José Agustín Pinchetti, Claudia Sheinbaum y Javier Lamarque no padezcan también lagunas mentales acerca del compromiso ininterrumpido que en su momento tuvimos hacia ellos durante mi gestión como delegado en Coyoacán.

En pocas palabras, Raúl Flores acepta que funcionarios del PRD desviaron recursos públicos hacia la asociación Honestidad Valiente, que tanto presume El Peje, y que mantuvieron del presupuesto a varios amigos y compadres del tabasqueño.

Vaya que esas declaraciones son una auténtica joya, por varias razones.

Primero, porque el dirigente local está aceptando que perredistas desviaron dinero público hacia López Obrador, lo cual aquí y en China —quizá más en China— es un delito grave que merece la cárcel.

Segundo, eso explica porqué Andrés Manuel ha vivido más de 11 años sin trabajar; los millones de pesos para sus andanzas y lujos, como nanas para su hijo, guaruras de su esposa y francachelas de sus juniors salían de los impuestos de los capitalinos.

Tercero, es necesario que a Flores se le abra una averiguación previa y que declare quiénes son los funcionarios que, según él, dieron dinero y “apadrinaron en sus nóminas” a amigos de El Peje.

Cuarto, que Claudia Sheinbaum aclare cómo es que recibía recursos del entonces delegado en Coyoacán, quien seguramente tiene las pruebas. Porque la delegada quedó más manchada que un dálmata por los dólares que su esposo, Carlos Ímaz, tomó del empresario Carlos Ahumada.

Tal parece que, sin querer queriendo, Raúl Flores abrió la caja de Pandora que rebela todas las corruptelas del falso redentor López Obrador, y de su entonces partido, el PRD.

¿Morena es honestidad, como dice el profeta?

CENTAVITOS… En Morena dicen que la estrategia del PRD de “reeditar” el plan de Marcelo Ebrard para meterse en las delegaciones no sería mala si no fuera porque quienes encabezan el proyecto negocian con puro cascarón, con gente que ya no convoca a nadie en las delegaciones. Que los únicos líderes que tienen control sobre sus territorios, porque los trabajan a diario, son Víctor Hugo Lobo, en GAM; Leonel Luna, en Álvaro Obregón, y Julio César El Nenuco Moreno, aunque este último con un territorio tipo kínder, como la Venustiano Carranza.

Columnista:

Fuente y Créditos: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com