Últimas Noticias

Urge una revisión a impuestos especiales: ConMéxico


Los impuestos especiales a bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico es un tema que no se debatirá más, el Presupuesto Federal de Egresos está aprobado, pero a pesar de la emergencia en el índice de obesidad y diabetes en el país, la industria de alimentos y bebidas no le dará carpetazo porque, desde su perspectiva, es evidente la relevancia de este sector en la actividad económica del país, destaca Lorena Cerdán, directora del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico).

La representante empresarial afirma que aunque “el caso específico de los impuestos especiales a bebidas azucaradas y alimentos de alta densidad calórica se debe revisar porque no está funcionando para lo que fueron creados”, agrega que la industria no dejará el tema.

En entrevista con EL UNIVERSAL, declara que “no hay mexicano que no tenga un producto de las empresas que integran ConMéxico” en su hogar. “Entonces se entiende cuál es la relevancia económica y social de la industria, y el rol que juega en la vida de las personas”, recalca.

“Se podrá pensar que ‘ya pasó, ya guardamos silencio porque al final están ahí’, pero no, porque no es responsable seguir diciendo que se hizo tal y tal cosa si al final de cuentas no se está resolviendo ese problema, porque además eso no va a pasar, si bien nos va, vamos a ver que se transforma en 20 o 30 años”, afirma.

Lee:  AMLO está muerto de miedo: Ochoa

Cerdán apunta que la estrategia nacional tiene muchos elementos positivos, pero también se tiene que evaluar con rigor.

“De algunas cosas hay evidencia de que vamos en la dirección correcta y hay otros elementos de esa estrategia que merecen una revisión más profunda y uno de esos es el de los impuestos especiales”.

La directora de ConMéxico agrega que “el peor error que se puede cometer con esta política, y con cualquier otra, es pensar que porque la tenemos ya hicimos algo, sí tenemos un problema muy grave y sí tenemos una política para atajarlo, pero tenemos que asegurarnos de que realmente se está combatiendo el problema, si no está funcionando se tiene que revisar”.

Frente al panorama que vive el país en cuestión de sobrepeso y obesidad, en el que México cuenta con la tasa más alta de personas que padecen estos males de entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Cerdán comenta que la industria ha cumplido a cabalidad con las restricciones y obligaciones que le impone la autoridad de salud.

“Hemos cumplido cabalmente con las restricciones en materia de publicidad dirigida a menores de 12 años, hemos cumplido también con el etiquetado frontal nutrimental que ahora es obligatorio en todos los alimentos y bebidas, también cumplimos con la regulación de alimentos en las escuelas, y lo que hemos visto es que algunas de estas normas van en la dirección correcta, nosotros coincidimos en la importancia proteger la vulnerabilidad de los niños”.

Lee:  Aprovecha 'El Bronco' final regia para juntar firmas

Cerdán también asegura que tener el marco jurídico y las instituciones de regulación no basta, porque el problema de la obesidad entre los mexicanos no es una cuestión de salud pública, sino un asunto de cambio socio-cultural.

“Todo se confabula para que el mexicano no tenga tiempo de comer, para que no tenga muchas opciones de alimentación, que no sea lo preenvasado o cualquier cosa en un puesto callejero. Se van quedando a atrás las soluciones, como el etiquetado nutrimental o la rehabilitación del parque para hacer actividad física”.

En cuanto a la relación de la industria con la administración federal actual, Cerdán afirma que han tenido más inclusión en la discusión sobre el combate a la obesidad y el sobrepeso, porque el gobierno entiende mejor que las causas son multisectoriales, y las soluciones deben ser igual.

“Siempre ha habido inclusión, pero tal vez hemos aprendido más en este tema en particular y con esta administración”, menciona.

Lee:  Entra Soriana al negocio de las gasolineras

“El problema ha evolucionado, entonces no estamos en el mismo nivel de madurez de las políticas que antes. Hace 10 años, cuando nos sorprendió este problema a todos, le dedicábamos más tiempo a entender qué sucedió, por qué sucedió, y ahora estamos más en una etapa de implementación”, agrega.

Lorena Cerdán niega que la sociedad civil le entregue exigencias a la industria, porque suele ser por medio de las autoridades en salud que esto sucede; sin embargo, “coincidimos en que los consumidores tienen derecho a más información, de manera más clara y transparente para conocer con toda precisión cuáles son los nutrimentos que ingieren a través de los alimentos preenvasados”.

Subraya que es difícil cambiar los hábitos alimenticios de la población mexicana, por ello la industria de los alimentos y bebidas apuesta por introducir al mercado presentaciones más pequeñas de los mismos productos e invitar a los consumidores a añadir el hábito de la actividad física.

“La solución de este problema es cambiar los hábitos, pero no como prohibiciones, sino como invitando al consumidor a tener una salud integral. Jamás renunciaremos a los tacos, al consumo de cierto refresco, pero en lugar del ‘no’, podemos impulsar el ‘cómo sí’ te puedes alimentar de la manera correcta sin dejar de comer lo que te gusta”, enfatiza.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com