Últimas Noticias

Tribus del PRD negocian salida de Navarrete

CIUDAD DE MEXICO.- Las corrientes del PRD negocian cómo puede darse la salida de Carlos Navarrete de la presidencia nacional del partido, y definir así el cambio generacional que se pactó para renovarlo.

Durante la sesión del Consejo Político Nacional que inicia mañana viernes, Navarrete y el secretario general, Héctor Bautista, pondrán su cargo a disposición de los consejeros, ante el resultado electoral del 7 de junio, al no alcanzar siquiera el 11 por ciento de la votación nacional.

Sin embargo, aún no hay definición de quiénes podrían ocupar las carteras, pues están en juego también las coordinaciones en la Cámara de Diputados, el Senado y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Diversas fuentes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) confirmaron que se busca un acuerdo integral y de consenso para repartir las posiciones, con un balance respecto al peso de las corrientes.

En ese acuerdo, la corriente de Nueva Izquierda no podría conservar al mismo tiempo la presidencia en el partido y la coordinación en la Cámara de Diputados, han exigido el resto de las expresiones.

Ayer, en conferencia de prensa, Navarrete confirmó que está dispuesto a dejar la presidencia del PRD, y advirtió que nadie debe aferrarse a cargo alguno.

“No es una renuncia, estamos poniendo a disposición del Consejo el cargo, porque el PRD es un bien superior que cuidar. Hay que darle una sacudida al árbol para que ya haya una renovación que valga la pena”, expresó.

Carlos Navarrete pidió que integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, de los comités estatales y hasta de los municipales estén dispuestos a dejar sus carteras, si ello va a ayudar al partido.

“Todo este planteamiento, toda esta intención de relanzar al PRD, de transformarlo, de ser autocríticos, de cambiar cosas, prácticas, no puede estar completo si todos los dirigentes del PRD no estamos dispuestos a poner a consideración de los órganos de dirección del partido nuestros respectivos cargos”, advirtió.

Consejeros del PRD consultados sostuvieron que el acuerdo entre las corrientes es que mañana viernes inicie el debate sobre el resultado electoral, y se discuta sobre el posible cambio en la dirección del partido, que podría recaer en un cuadro joven.

Las fuentes consultadas mencionaron que ese es el acuerdo base de dirigentes de las corrientes, como Jesús Ortega, de Nueva Izquierda; Héctor Bautista, de Alternativa Democrática Nacional; René Bejarano, de Izquierda Democrática Nacional; Vladimir Aguilar, de Foro Nuevo Sol; y Carlos Sotelo, de Democracia Social-Patria Digna, entre otros.

En las negociaciones, agregaron las fuentes, todavía no habría las condiciones para definir al sustituto de Navarrete, pero podría acordarse la fecha para hacer el relevo antes del Congreso Nacional.

En la sesión del Consejo se verá también la fecha de convocatoria del Congreso Nacional del PRD para la segunda quincena de septiembre, y en el cual se cambiarán disposiciones de la línea política, a fin de flexibilizar las alianzas.

Relevo y corrientes

Las diferentes corrientes acordaron el lunes el contenido de nueve medidas urgentes para Fortalecer al PRD, entre las que se considera “ser un partido que impulse la formación política y el relevo generacional”.

Con base en ello, los dirigentes de las corrientes están de acuerdo en que la renovación del partido se acompañe con una generación de perredistas jóvenes que hayan destacado en cargos de dirección o actividades legislativas.

De los primeros que se mencionan son Fernando Belaunzarán y Beatriz Mojica, de NI; y los senadores Zoé Robledo y Armando Ríos Piter.

La corriente Foro Nuevo Sol también promueve a Vladimir Aguilar o el diputado local electo Victor Romo.

Entre más medidas de cambio, los propios dirigentes hacen el reconocimiento de que la dinámica de las corrientes afecta al partido y que ello debe cambiar.

“La diversidad y pluralidad interna del PRD, que ha sido una de sus grandes riquezas desde su origen, de la cual surgieron varias corrientes políticas que se propusieron enriquecer el debate y fortalecer el partido, terminaron convirtiéndose en grupos de interés y de presión, contrarias al interés general del partido, bajo el precepto de que ‘acuerdo mata Estatuto’.

“Las llamadas corrientes internas del PRD deben reconstruirse sobre nuevas bases para que efectivamente enriquezcan la vida democrática e intelectual de la organización, y dejen de ser grupos de presión y así evitar que sustituyan a los órganos institucionales de dirección del partido”, se establece en el texto avalado por los dirigentes de las tribus.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com