Últimas Noticias

Senadores piden la “cabeza” de Rosario Robles

Ciudad de México.- Entre reclamos por el aumento de 2 millones de mexicanos en pobreza, la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, dijo que se debe al aumento del precio de los alimentos, al crecimiento de la población y a otras dependencias y administraciones.

Durante su comparecencia en la decimosegunda Reunión Ordinaria de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la titular de la Sedesol, dijo que la política social debe ser transversal y profunda, por lo que el debate y la discusión sobre combate a la pobreza tiene que estar ajeno a los tintes políticos y partidarios.

Insistió en que Sedesol logró reducir de 9.8 a 9.5% la pobreza extrema, población objetivo de la política de la dependencia, mientras que la Cruzada Nacional contra el Hambre disminuyó a la mitad la carencia alimentaria.

Robes destacó que la política social debe avanzar en resultados importantes con el apoyo de muchas dependencias de gobierno y de administraciones estatales. Expuso que la política social va de la mano de la política económica.

“Se trata de poner en marcha una visión de Estado. Estamos hablando de la vida de 55 millones de mexicanos que viven en condiciones de pobreza extrema y de ejercer los derechos económicos y sociales que consagra la Constitución y eso requiere de la voluntad de todos, de la suma de esfuerzos”.

Durante la comparecencia, Lilia Aguilar Gil, diputada del Partido del Trabajo, dijo estar de acuerdo en que el debate de la pobreza sea ajeno a tintes políticos, aunque increpó que los programas sociales fomentan el clientelismo político.

La diputada cuestionó lo dicho por Rosario Robles en el sentido de que la estrategia contra la pobreza ha dejado de ser asistencialista y se ha focalizado más en crear capacidades.

“¿No es esta política social de transferencias asistencialista? El ir a regalar la despensa y comida y no crear capacidades, sin crear dependencia sobre el Gobierno”.

CUESTIONADA POR LOS LEGISLADORES

Las bancadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en las Cámaras de Diputados y Senadores pidieron la renuncia de Robles al señalar que usó recursos públicos con fines electorales para beneficiar al Partido Revoucionario Institucional (PRI) y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), así como por los nulos resultados en el combate a la pobreza.

“Sería bueno que ahora sí se preocupara y reflexionara. A nombre de los grupos parlamentarios del PRD exijo que renuncie a su cargo como Secretaria de Desarrollo Social”, expresó el vicepresidente del Senado, Luis Sánchez.

El legislador consideró que la política social implementada por el Gobierno federal es asistencialista, y se vale de prácticas corruptas para aprovecharse de los que menos tienen.

“Existe un grosero gasto corriente para financiar a operadores políticos que medran con la pobreza. Es una fábrica del voto corporativo”, acusó.

El presidente de la Segunda Comisión de la Permanente, el perredista Armando Ríos Piter, consideró que, de prevalecer la tasa porcentual de reducción de carencias registradas en los primeros años del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, los más de 11 millones de mexicanos que viven en pobreza extrema tardarán siglos en superar su condición de marginación.

“En materia de salud nos vamos a tardar 46 años, en materia de acceso a la seguridad social 398 años, en materia de calidad y espacios de vivienda 78 años, y en acceso a alimentación, nos vamos a tardar 164 años”.

A la bancada perredista se sumaron los legisladores de Acción Nacional, quienes cuestionaron los resultados de los programas sociales de combate a la pobreza. La senadora panista Mariana Gómez del Campo corroboró con las cifras presentadas por el del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y exigió a la Administración federal informar en cuánto tiempo estarán en condiciones de ofrecer
resultados positivos.

Coneval evidencia carencias graves

El ingreso económico de los mexicanos es prácticamente el mismo que en 1992, lo cual ha perpetuado los niveles de pobreza, alertó Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval.

Al comparecer también ante la segunda comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, señaló que la disminución de la pobreza, que afecta a 55 millones de personas, depende del crecimiento económico y el aumento de los ingresos de las familias.

Hernández Licona exhortó a discutir el aumento del salario mínimo y la aprobación de una sistema universal de seguridad social, como medidas para garantizar el crecimiento económico.

También pidió mayor efectividad y transparencia en los programas productivos de distintas dependencias, así como acelerar la implementación de las reformas estructurales, ya que defendió la política social de Enrique Peña Nieto, a pesar de ser cuestionado sobre la representatividad de las encuestas con las que argumentó que hubo una reducción en la pobreza extrema y la carencia alimentaria.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com