Últimas Noticias

Sedena responde a ONG sobre caso Tlatlaya

CIUDAD DE MEXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró que las operaciones castrenses se ajustan a la ley, buscan proteger a la población y privilegian el respeto a los derechos humanos.

En un pronunciamiento dado a conocer al filo de las 23:00 horas de ayer, la dependencia respondió a la publicación de un informe del Centro Prodh que da cuenta de un documento militar en el que se habría ordenado a las tropas de la base de operaciones militares San Antonio del Rosario “abatir delincuentes en horas de oscuridad”.

Dicho documento, reconoció la Sedena, contiene instrucciones operativas para el relevo de esa base militar asentada en el Estado de México, entidad donde, el 30 de junio de 2014, militares presuntamente ejecutaron extrajudicialmente a civiles armados en el Municipio de Tlatlaya.

El Centro Prodh había puntualizado que se trata de la orden de relevo y designación de mando del Teniente de Infantería Ezequiel Rodríguez Martínez, del 11 de junio de 2014, y que en ella se instruye expresamente que “las tropas deberán operar en la noche en forma masiva y en el día reducir la actividad a fin de abatir delincuentes en horas de oscuridad, ya que el mayor número de delitos se comete en ese horario”.

“Mediante 38 indicaciones -respondió la Sedena-, (dicho documento) busca proteger la vida de las personas y la seguridad de las tropas y privilegiar el respeto a los derechos humanos, lo que se acredita en varios párrafos del (mismo)”, afirmó la Sedena en su pronunciamiento, y enseguida enlistó lo que al parecer son extractos textuales del expediente en cuestión.

“La prioridad durante las operaciones será garantizar la seguridad de las personas inocentes, evitándose generar víctimas colaterales”, citó la dependencia.

“Las operaciones deben realizarse con estricto respeto a los derechos humanos, evitando cateos sin orden de la autoridad judicial, así como el traslado de detenidos al interior de instalaciones militares”.

La Sedena también citó que el documento ordena a los efectivos actuar de “forma contundente y conforme a derecho”, observando en todo momento la ley contra la tortura.

“Del análisis de la totalidad del documento, se desprende que su propósito es que las operaciones del personal castrense se ajusten al marco jurídico vigente que contempla el respeto irrestricto a los dd.hh.”, concluyó..

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com