Últimas Noticias

Por robos aseguradoras abandonan al autotransporte

Rogelio Montemayor, presidente de la Canacar.
CIUDAD DE MÉXICO.

El incremento de los robos al autotransporte de carga y de unidades ha dejado a este sector sin conductores y sin servicios de aseguradoras, reveló el presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Rogelio Montemayor Morineau.

“Ante la creciente actividad delictiva, aseguradoras ahora definen al autotransporte como un mercado de alto riesgo, por lo que han comenzado a retirarse”, dijo el dirigente.

El robo a camiones de carga y de estos vehículos aumentó 73% en 2015 y 40% en el primer semestre del año, expuso.

Montemayor Morineau detalló que sólo en los primeros seis meses de 2016 la Canacar ha registrado el robo de 663 unidades pesadas, de las cuales la mitad ha sido recuperada, con pérdidas que suman 663 millones de pesos. Además, dijo, el sector ya registra déficit de conductores, debido a que no están dispuestos a arriesgar su vida en los asaltos.

Montemayor agregó que buscarán acercarse a integrantes del Congreso para que el robo al autotransporte sea tipificado como delito federal.

Transportistas, a merced del crimen

Las aseguradoras están dejando solo al transporte  de carga ante los riesgos que implica realizar esa actividad.

Durante los últimos dos años el robo al autotransporte de carga se ha incrementado en forma alarmante, al grado de que tiende a convertirse en un problema de seguridad nacional y por lo que el sector asegurador ha comenzado a retirarse de ese mercado, denunció Rogelio Montemayor, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

En conferencia de prensa precisó que en 2015 el robo a camiones de carga y de unidades aumentó 73 por ciento, mientras que en el primer semestre de 2016 se ha incrementado 40 por ciento, por lo que es previsible que la incidencia rebase los datos del año pasado.

Informó que la zona que representa mayor riesgo para esta rama es la región centro del país, encabezada por Puebla, Estado de México, Veracruz, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Ciudad de México y San Luis Potosí.

De acuerdo con reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los tramos carreteros más peligrosos son: México-Puebla-Veracruz; México-Querétaro, Córdoba-Orizaba, Puebla–Orizaba, Texcoco–Lechería, Av. López Portillo-Tultitlán, Cuautitlán Izcalli, Circuito Mexiquense tramo Huehuetoca, Reynosa–Nuevo Laredo “La Rivereña”, así como las delegaciones de la Ciudad de México: Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Iztacalco (Central de Abastos) y Venustiano Carranza.

Tiran la toalla

Tanto Montemayor como José Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de ese organismo, coincidieron en que para los afiliados, el tema ha venido a modificar otros aspectos de la operación y que “ante la creciente actividad delictiva, compañías aseguradoras ahora definen al autotransporte como un mercado de alto riesgo, por lo que han comenzado a retirarse”.

Agregó que incluso, en los casos en los que aún hay venta de pólizas de seguros, éstas han incrementado sus precios hasta en 100 por ciento, impactando y elevando la estructura de costos de esta actividad del 2 al 4 por ciento.

Indicaron que otro de los aspectos es la pérdida de las unidades y que durante los primeros seis meses del año han registrado 663 robos de éstas, lográndose una recuperación del 50 por ciento, por lo que considerando que el valor promedio de los camiones es de 2 millones de pesos, la pérdida equivale a 663 millones de pesos, sin contar la carga.

Indicaron que a lo anterior se suma al hecho de que muchos operadores han desertado y la rama ya presenta un déficit de choferes debido a que muchos han preferido no arriesgar su integridad.

SOS

Por lo anterior, Montemayor, a nombre de los autotransportistas afiliados a la Canacar, demandó un acercamiento inmediato con el Comisionado Nacional de Seguridad para establecer y definir procedimientos eficaces que ayuden a disminuir el robo al transporte.

Agregó que se buscarán reuniones con los procuradores de las entidades donde es mayor la incidencia y pidió al Congreso revisar y modificar el marco legal que corresponda, de tal manera que el atraco al autotransporte se tipifique como delito federal, ya que de otra forma la sola denuncia se convierte en un gran viacrucis en el que un delincuente sale más rápido de la cárcel, en el caso de ser detenido, que la empresas en lograr que les sean devueltas sus unidades, cuando llegan a ser recuperadas.

Fuente: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com