Últimas Noticias

Revelan otra megarred de evasión fiscal


El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) accedió a un nuevo paquete de documentos sobre paraísos fiscales, esta vez del registro de compañías offshore de Bahamas.

Los nuevos documentos, recibidos por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos con el ICIJ, revelan los detalles detrás de 175 mil empresas, fideicomisos y fundaciones creadas entre 1990 y 2016 en Bahamas.

Se trata de un paquete de 1.3 millones de textos que incluyen el nombre de las empresas offshore, la fecha de su creación, la dirección postal en las Bahamas y, en algunos casos, sus directores.

Revelan vínculos hasta sobre compañías dirigidas o que son propiedad de políticos o expolíticos de América, África, Europa, Asia y el Medio Oriente.

En general no es ilegal tener o dirigir una empresa offshore, pero expertos en transparencia afirman que es importante que los funcionarios públicos den a conocer sus vínculos con estas entidades.

La información puede usarse por investigadores de fraudes como puntos de partida para rastrear un delito.

ICIJ, el Süddeutsche Zeitung y otros medios de comunicación pusieron ayer la información al alcance del público por medio de la creación de un registro gratuito y digital de las empresas offshore.

La información fue combinada con los datos de los Panama Papers.

 LA LISTA NEGRA Compañías bahameñas, fideicomisos y cuentas bancarias han aparecido en numerosos casos que han involucrado la confiscación de dinero de dictadores y políticos.

Abba Abacha, el hijo del expresidente de Nigeria, Sani Abacha, tenía 350 millones de dólares congelados en Luxemburgo y en las Bahamas como parte de una caza de activos de los 3 mil millones de dólares de los que se le despojó a Nigeria durante el reinado de cinco años de su padre.

Marco Antonio Pinochet Hiriart, el hijo del exdictador Augusto Pinochet usó una compañía bahameña, Meritor Investments Limited, para transferir 1.3 millones de dólares a su padre.

El mismo Augusto Pinochet, en tanto, era dueño de otra compañía, Ashburton Company Limited, establecida en 1996.

Bahamas fue también la jurisdicción de las cinco sociedades offshore gestionadas a través de Mossack Fonseca por el abogado chileno y expresidente de Chile Transparente, Gonzalo Delaveau.

Empresas bahameñas y cuentas bancarias también han jugado roles clave en conspiraciones sucias que involucran a expolíticos de Grecia, Ucrania, Kuwait y Trinidad y Tobago, así como en sobornos ilegales para el Gobierno iraquí de Saddam Hussein, bajo el programa de Naciones Unidas, “Petróleo por Alimentos”.

Neelie Kroes, holandesa comisionada de la Unión Europea para política de competencia desde el 2004 hasta 2010, fue una de las encargadas corporativas más importantes de Europa y estuvo cinco veces en la lista anual de “Las 100 mujeres más poderosas del mundo” que hace la revista Forbes.

Lo que Kroes nunca le dijo al público “y no le dijo a la Comisión Europea en sus declaraciones obligatorias” fue que había sido nombrada como directora de una empresa offshore en las Bahamas.

A las Bahamas también se le vinculó con los tratos de cinco políticos y funcionarios públicos revelados en los Panama Papers.

Uno de ellos es el presidente de Argentina, Mauricio Macri, su padre, Francisco, y su hermano, Mariano, quienes dirigieron Fleg Trading Ltd, establecida en las Bahamas en 1998 y disuelta 11 años después.

Macri no hizo pública su conexión con Fleg Trading en sus declaraciones de patrimonio de 2007 y 2008, cuando era jefe de Gobierno de Buenos Aires.

En las Bahamas también tuvieron lugar las reuniones y se guardaron los documentos de Blairmore Holdings Inc., el fondo de inversión dirigido por Ian Cameron, el padre del exprimer Ministro Britránico David Cameron.

Fuente: elsiglodetorreon.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com