Últimas Noticias

Policía de élite atacó a normalistas: PGR

CIUDAD DE MEXICO.- Los normalistas del caso Ayotzinapa fueron agredidos hace un año por un grupo policial de élite, a cargo de Francisco Salgado Valladares, entonces subdirector de la Policía de Iguala.

De acuerdo con declaraciones de testigos, asentadas en la averiguación previa que la PGR abrió en una versión pública la semana pasada, el grupo especial es identificado como Los Bélicos, utilizado en acciones de “reacción inmediata”.

Los testimonios indican que los estudiantes fueron atacados la noche del 26 de septiembre de 2014 por hombres encapuchados que dispararon armas de grueso calibre. Los Bélicos también respondían al mando del entonces alcalde José Luis Abarca, quien además los empleaba para vigilar los accesos a Iguala.

Bélicos se llevaron a los normalistas

Un grupo de élite de la policía municipal de Iguala atacó a los jóvenes de Ayotzinapa.

Un grupo de hombres encapuchados y que usaron armas de grueso calibre participaron en las agresiones a los normalistas de Ayotzinapa la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, quienes fueron identificados como Los Bélicos.

Este grupo policiaco, que realizaba supuestas acciones de “reacción inmediata”, estaba a cargo de Francisco Salgado Valladares, subdirector de la Policía Municipal de Iguala, y sus integrantes también formaban parte de Guerreros Unidos.

La participación de este grupo en los hechos de Iguala se establece a partir de algunas declaraciones de testigos asentadas en la averiguación previa que la Procuraduría General de la República (PGR) abrió en una versión pública la semana pasada.

“Personas que parecían estatales, ya que estaban uniformados de manera distinta, incluso portaban chalecos antibalas, con capuchas que cubrían sus rostros, vestían equipo táctico”, se recabó en una de las declaraciones de uno de los testigos.

“Llevaban cascos, rostros cubiertos, gafas, guantes tácticos, chalecos antibalas, coderas, espinilleras, lo que se conoce como tipo antimotines, pero sin tolete y sin escudo”, se explicó en otro de los testimonios recabados por la PGR.

A partir de esas y otras declaraciones se estableció que este grupo especial de la Policía Municipal de Iguala, Los Bélicos, llegaron a interceptar el paso de los camiones en los que iban los normalistas, en las patrullas 024, 025 y 07, para posteriormente agredirlos a balazos y llevarse a los desaparecidos.

Uno de los detenidos, identificado como Jesús Parra Arroyo, reconoció ante el Ministerio Público al policía municipal de Iguala Alejandro Mota Román como comandante de Los Bélicos, y a otros dos de sus integrantes, identificados como Abraham Julián Acevedo, El tecolote, y Álvaro Martínez Márquez.

De acuerdo con la narrativa de los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre  y la madrugada del 27 del año pasado, un grupo de alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, llegó a Iguala a botear (pedir dinero) y secuestrar camiones de la Terminal de Autobuses presuntamente  para su traslado a la Ciudad de México a la marcha del 2 de octubre.

Al salir de la central camionera, los autobuses de los normalistas de Ayotzinapa comenzaron a ser atacados a balazos por policías municipales e integrantes del grupo Guerreros Unidos.

Entre otras actividades, este grupo tenía la tarea de vigilar los ingresos a Iguala, detener e investigar a los sospechosos y reportar todo a Salgado Valladares y al exalcalde José Luis Abarca.

El 9 de octubre se realizó una consignación de 14 efectivos de la Policía Municipal de Iguala, por su presunta participación en la muerte de seis personas y herir a otras 20 durante los hechos del 26 de septiembre del año pasado.

Entre los detenidos estaba Salgado Valladares, quien a partir de las declaraciones de Honorio Antúnez Osorio y Marco Antonio Ríos Berber, se vinculó al exsubdirector de la Policía Municipal de Iguala y se le acusó de ser miembro de Guerreros Unidos y estar al mando de Los Bélicos, dentro de la corporación municipal.

Actualmente, el exsubdirector de la Policía Municipal de Iguala está detenido y consignado en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4, Noroeste, ubicado en El Rincón, Nayarit, mientras que el exalcalde José Luis Abarca Velázquez permanece en el Cefereso 1, Altiplano, en el Estado de México.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com