Últimas Noticias

PGR sigue defendiendo su “verdad histórica”

CIUDAD DE MEXICO.- A pesar de que tomará en consideración las conclusiones del informe realizado por el Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Procuraduría General de la República descartó replantear sus hipótesis sobre la ejecución e incineración de los 43 normalistas de Ayotzinapa en el basurero de Cocula.

Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), ratificó la versión de que los normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, por lo cual descartó abrir una nueva investigación, aunque dejó en claro que seguirán alimentando la “verdad histórica” planteada por el exprocurador Jesús Murillo Karam.

“Para nosotros es una verdad, seguimos trabajando, seguimos alimentándola. (…) Lo que sí puedo decir es que los peritajes realizados por la PGR han sido realizados con mucha responsabilidad, por expertos en cada una de las materias, lo que vamos a hacer es tratar de ponernos de acuerdo entre el Grupo Interdisciplinario, los expertos que tengan con los que tengamos nosotros y este nuevo grupo colegiado”, aseguró.

El funcionario dijo que los peritajes de la PGR fueron hechos en colaboración con expertos de la UNAM, tanto del Instituto de Biología como de Geología, así como expertos en incendios del Instituto Mexicano del Petróleo.

“Lo tenemos tan sustentado; los peritajes realizados hoy por los expertos de la PGR, que obran en los expedientes, son contundentes y no dejan lugar a dudas de que en el basurero de Cocula fueron quemados un gran número de personas en la noche del 26 de septiembre”, dijo.

Por su parte, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (Seido), afirmó que el exprocurador, Jesús Murillo Karam, no mintió en la investigación.

“De ninguna manera mintió Murillo Karam. Es una investigación que se ha llevado con toda seriedad y en la que nadie ha mentido. (…) Tendremos que investigarlo, todo se incorporará a la averiguación previa”, concluyó.

BÚSQUEDA QUE CONTRADICE

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que a casi un año de los hechos en Iguala, Guerrero, la propia búsqueda de los jóvenes sigue adelante y precisó que “actualmente (se realiza) de manera individualizada, a petición de los propios padres de familia”.

Admitió que hay algunas diferencias de las diligencias hechas por la PGR y las que hizo el GIEI, pero reconoció que “éstas podrán superarse con nuevos peritajes”.

El Presidente informó también que dio indicaciones a la Secretaría de Relaciones Exteriores para convenir la ampliación del mandato del Grupo de expertos de la CIDH para que concluyan sus trabajos en México, debido a que el mandato era sólo de seis meses.

Peña Nieto reiteró que los hechos ocurridos en Iguala han indignado y lastimado a la sociedad mexicana, por lo que dijo que “no cejaremos hasta que todos los culpables sean llevados ante la ley”, al reconocer que 110 presuntos responsables ya están detenidos.

“Soy el primero en asumir el pleno interés, no sólo como Presidente de la República, sino porque la sociedad demanda y tiene razón en saber con verdad qué fue lo que ahí ocurrió”, dijo Peña Nieto.

LA PFP INTERCEPTÓ EL QUINTO CAMIÓN

El quinto autobús tomado en Iguala por los normalistas, y que desapareció del expediente de la PGR, fue detenido por la Policía Federal, según el informe del GIEI.

La noche del 26 de septiembre, los normalistas tomaron tres autobuses de la terminal de Iguala, incluyendo un Estrella Roja 3278 que se dirigía hacia Jojutla.

Al salir hacia la carretera de Iguala a Chilpancingo, cerca de la zona de Palacio de Justicia, encontraron el paso cerrado por una motocicleta por dos patrullas de la Policía Municipal y por la Policía Federal (PF). Adelante, los municipales disparaban
contra otro autobús.

Según un manuscrito del chofer del 27 de septiembre, cuatro oficiales de la PF apuntaron hacia el vehículo con sus armas y obligaron a que los estudiantes se bajaran. Al observar que más policías municipales llegaban a la zona, los normalistas se dieron a la fuga y fueron perseguidos, por lo cual se ocultaron en el cerro y en la colonia Pajaritos. El chofer fue retenido por la PF.

En la consignación de hechos ante el juez, la PGR presentó la versión de que el autobús fue destruido por los normalistas después de salir de la estación, lo cual contradice las declaraciones de los estudiantes y del chófer, así como la evidencia de que el vehículo salió de la ciudad, además de que no existe ninguna evidencia de su
destrucción.

FALTANTES

» El informe presentado por el GIEI abrió nuevas interrogantes en el caso Ayotzinapa, como es la existencia de un quinto autobús y de un mensaje de texto enviado la madrugada del 27 de septiembre.

» El documento presentado ayer por el GIEI habla sobre un quinto autobús, un Estrella Roja que abrió la posibilidad de que los normalistas tomaran un camión que podría haber contenido drogas, al tomar en consideración un expediente de la DEA que destaca el trasiego por el Sur de México en autobuses.

» El informe dice también que el celular de Jorge Aníbal Cruz Mendoza registró una llamada a las 22:16 horas del 26 de septiembre. Posteriormente, su madre recibió un mensaje de texto a la 1:16. De este mensaje no se tiene conocimiento de las coordenadas.

¿SÍ ES POSIBLE?

» Como especialistas en ingeniería y antropología forense, Guillermo Rein y Elayne Juniper Pope aseguraron que los 43 normalistas desaparecidos pudieron ser incinerados con un “gran fuego” en el basurero de Cocula.

» Ambos coincidieron que sí es posible que los restos de los estudiantes fueran reducidos a cenizas en un plazo de 0 a 15 horas con llamas de 800 grados centígrados, por lo que no son necesarias las cantidades de madera o neumáticos como lo establecieron los expertos del GIEI.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com