Últimas Noticias

Penales de NL, una tierra sin ley

Cadereyta, NL.- Una nueva riña entre internos se registró en el penal de Cadereyta, en Nuevo León.

Las autoridades estatales confirmaron, hasta el momento, un saldo de 13 muertos y ocho lesionados de gravedad.

Los hechos violentos iniciaron desde la noche del lunes en el centro penitenciario y se prolongaron hasta la tarde del martes.

Esperarán a que se realicen las autopsias de las víctimas para determinar la causa de cada uno de los decesos.

“Se tuvo que tomar la determinación de hacer uso de la fuerza letal”, explicó el vocero de Seguridad, Aldo Fasci, para impedir el asesinato de custodios y de más internos.

El funcionario aseguró que si no se hubiera tomado esta decisión habría más personas muertas, aunque aclaró que la cifra de bajas pudiera incrementarse en el transcurso de las próximas horas.

“No se descarta que la cifra aumente, hay ocho lesionados de gravedad, adicionalmente a los 13 que ya fallecieron, hay muchos lesionados por golpes no graves”, detalló Fasci, quien aseguró que las instalaciones del penal ya está bajo control.

Unidades de la Fuerza Civil llegaron al penal pasada la medianoche para controlar la riña entre bandas rivales, de acuerdo con información de familiares que aguardan de-sesperados a las afueras del centro penitenciario.

Cerca de las 7:50 horas se escucharon disparos y se vieron columnas de humo dentro del penal; algunos internos subieron a las azoteas de los dormitorios, por lo que hubo movilización policiaca.

TOMAN A CUSTODIOS

El secretario general de Gobierno, Manuel González, informó que los hechos sangrientos que se registraron al interior del penal de Cadereyta, se dieron luego del secuestro de tres custodios por diferencias con algunos de los reos.

Recomendamos leer:  Urge Cienfuegos crear más empleos para erradicar pobreza

“Fue por el secuestro de tres custodios, por diferencias entre los custodios y los reos, y posteriormente fue liberado uno de ellos, luego los otros dos”, explicó.

Agregó que son alrededor de 25 los lesionados, ocho de gravedad, siendo uno de estos elemento de Fuerza Civil, mismo que ya fue trasladado a un hospital de la localidad.

En rueda de prensa, el vocero confirmó que los internos tomaron como rehenes a varios custodios con la intención de asesinarlos, por lo que elementos de Fuerza Civil intentaron rescatarlos utilizando armas no letales.

La acción de rescate quedó truncada, pues los internos, quienes tenian retenidos a los celadores, se amotinaron en un ambulatorio.

Fasci Zuazua añadió que la situación se convirtió de alto riesgo para los policías, por lo que se tomó la decisión de utilizar armas letales para controlar la situación.

“Se utilizó armas letales para abatir a los reos secuestradores, quienes tenían plagiados a los custodios, se utilizó para evitar más muertes, está previsto en la Ley tomar el uso de arma letal cuando un policía está en peligro”, dijo el vocero.

Se informó que dos reclusos fueron abatidos por la fuerza estatal, uno más fue calcinado por los propios internos rivales y los 10 restantes durante los disturbios.

Alrededor de las 14:30 horas, dos helicópteros del Estado sobrevolaron el centro penitenciario para conocer la magnitud de los actos violentos.

Una de las aeronaves lanzó líquido retardante para sofocar áreas de la cárcel que fueron incendiadas y a las que las autoridades no tienen acceso por tierra.

TENSA CALMA

Fasci aseguró que el centro penitenciario está resguardado, bajo control y que poco a poco los internos ingresaron a sus celdas.

Recomendamos leer:  Hay menos deportaciones de mexicanos desde EU con Trump: Videgaray

El funcionario dijo que cuentan con los videos de vigilancia en donde se aprecia claramente lo que sucedió, a pesar de que algunos internos trataron de deshabilitar algunas de estas que conforman el circuito cerrado del penal.

Fuerza Civil, Policía Federal y la Agencia Estatal de Investigaciones participaron en el operativo para controlar la situación. Al cierre de la edición permanecían al interior del centro penitenciario autoridades estatales, ministeriales, ambulancias y unidades del Servicio Médico Forense.

“Totalmente controlado, está en manos de Fuerza Civil y de las propias autoridades del penal”, aseguró el funcionario estatal.

Cerca de 500 policías de Fuerza Civil, elementos federales, ministeriales y militares habrían emprendido el operativo para recuperar la sede.

Por su parte, el procurador de Justicia, Bernardo González Garza, dijo que iniciaron las investigaciones para establecer los motivos de estos hechos de violencia.

“Vamos a llevar las investigaciones para esclarecer con toda precisión cuál fue el origen, y en principio es el haber ellos secuestrado a tres custodios y resultó en este problema, vamos a observar toda las causas”, indicó.

SIN NOMBRES

Aldo Fasci Zuazua, vocero de Seguridad, mencionó que aún no están identificados los reos que fallecieron, por lo que la autoridad efectúa un recuento de los daños en general.

Agregó que además se realizarán las investigaciones para saber quiénes murieron en manos de otros internos y quiénes por parte de las autoridades, que tuvieron que ingresar y hacer uso de la fuerza, debido a que la situación estaba fuera de control.

Una fuente estatal señaló que no hubo diálogo con la “comisión” de reos que planteó demandas para intentar llegar a un acuerdo.

Recomendamos leer:  Reclaman vecinos que ruido excesivo en Roma-Condesa obstaculiza alerta sísmica

En tanto, a las afueras del penal familiares de los reos comenzaron a desesperarse por la falta de información sobre lo que sucedía dentro de las celdas.

Disturbios externos

Familiares de internos que permanecían al exterior del centro penitenciario, también provocaron disturbios y agredieron a las autoridades que llegaron al lugar para colaborar en el control de la situación, incluido el procurador de Justicia, Bernardo González.

Debido a lo enfurecido de los presentes, comenzaron a dañar vehículos oficiales en el acceso de la cárcel, incluso le prendieron fuego a uno de estos, así como también lograron robar parte del equipo antimotines.

El sonido de diversas detonaciones de arma de fuego, ocasionó el llanto, desesperación y enojo de al menos 100 mujeres apostadas en el acceso principal del penal.

En su momento, la autoridad señaló que los disparos pertenecían a armas de goma con la finalidad de amedrentar a los reos amotinados.

Varias mujeres bloquearon la entrada del penal y de una sede del Poder Judicial.

MEDIDAS CAUTELARES

La Comisión Estatal de Derechos Humanos en Nuevo León giró siete medidas cautelares dirigidas a la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, por la situación de riesgo que se vive en el Centro de Reinserción Social Cadereyta.

A través de un comunicado, la presidenta de ese organismo, Sofía Velasco Becerra, precisó que desde el lunes por la noche mantienen presencia en ese penal, donde están realizando brigadas para que se cumpla con el respeto a los derechos humanos.

El exhorto que realiza la CEDH es a restablecer el orden en ese centro penitenciario, pero con apego a los protocolos del uso de la fuerza.

Fuente: Agencias

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com