Últimas Noticias

Nos encaminamos a una represión ideológica: Arquidiócesis

CIUDAD DE MÉXICO.-

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, alertó que “nos encaminamos a una represión ideológica, a una verdadera persecución” en contra de quienes estén en contra de la “ideología de género”, lo cual será “inevitable si los católicos y los padres de familia no ponen un alto a esta pretensión”.

En una entrevista hecha por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), el presbítero afirmó que el semanario Desde la Fe “no le teme al desacuerdo, ni somos intolerantes con quienes piensan diferente a nosotros”; resaltó la publicación de dos documentos “claramente intimidatorios” como parte del derecho de réplica que exigió un grupo de 26 personas de la comunidad LGBTTTI y el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred).

“Desde la fe es uno de los pocos periódicos en el país que nunca ha regateado el derecho a réplica porque no le tememos al desacuerdo, ni somos intolerantes con quienes piensan diferente a nosotros, así que los documentos enviados fueron publicados íntegramente (fue más que lo que pidieron) en la página web del semanario, y próximamente publicaremos una respuesta a sus argumentos que, por cierto, son insostenibles y que pretenden reprimir la libertad religiosa y de expresión”, sostuvo.

Calificó a la Copred y al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) como “instituciones represoras” e insinuó que las autoridades capitalinas podrían “reprimir” la marcha para defender el “matrimonio natural” del próximo sábado 24 de septiembre en la Ciudad de México, convocada por el Frente Nacional por la Familia.

“Según la Ley de la Ciudad de México no se puede permitir una manifestación que niegue los derechos de las personas homosexuales, máxime cuando ese derecho ya se reconoce en la Ciudad. Siendo consecuentes con sus leyes, ni siquiera por libertad de expresión podrían manifestarse los padres de familia, pues la libertad de expresión queda suprimida ante los derechos de la Comunidad LGTTTI, y si esa manifestación pacífica promueve el odio y la homofobia –como ellos calumniosamente afirman–, entonces las autoridades deben meter en la cárcel a los miles de padres de familia que vayan a marchar”, expresó.Destacó que la Iglesia Católica, las congregaciones Cristianas Evangélicas y los padres de familia que se oponen a la iniciativa presidencial de matrimonio igualitario son calificados como “homófobos y asesinos”, por lo que advirtió que podría haber “consecuencias represivas muy graves” para la Iglesia.

“Según estas leyes (las de la Ciudad de México), decir que la homosexualidad es una enfermedad y pretender curarla es un delito y una incitación al odio”, subrayó.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com