Últimas Noticias

Migrantes viven un infierno al pasar por México

Los delitos contra personas migrantes, realizados por funcionarios de distintos órdenes de gobierno aumentaron 180 por ciento (%) en 2015. A las autoridades se atribuyen 860 delitos en ese año, comparado con 467 cometidos en 2014.

En su paso por México, 1,768 migrantes fueron víctimas de algún delito en 2015, de los cuales, el 41.51 % se atribuye a las autoridades, esto representa un aumento de 21.35 % respecto a los registrados en 2014.

Estas son cifras que dio a conocer el Servicio Jesuita Migrante y la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) durante su informe anual, “Migración en tránsito por México: rostro de una crisis humanitaria internacional”, que evidencia las agresiones y violaciones de derechos humanos cometidos contra personas migrantes.

Los registros del Rododem, señalan que el delito que más cometen las autoridades es el de extorsión (42.05 %), seguido del robo (39.75 %) y del abuso de autoridad (6.34 %).

El paso de migrantes por el país, se ha convertido en un negocio redondo para las autoridades. Cálculos del Rododem, hechos con base en testimonios de estas personas indican que, por los migrantes extorsionados o detenidos, la Policía y funcionarios del INM, se llevan 200 millones de pesos al año dijo Arturo González, coordinador del Servicio Jesuita a Migrantes en México.

“Víctimas de estos delitos han dicho que personal del Instituto Nacional de Migración les cobra cien dólares cuando los detienen, o en su caso, para no detenerlos, mientras que la policía les cobra mil pesos”, señaló.

De analizar todos los cuerpos policiacos en México, dijo González, por pago de extorsión se llevarían 800 mdp al año.

El informe realizado por más de diez organizaciones, señala que de las autoridades supuestamente implicadas en la comisión de estos delitos, sobresale la Policía Federal con 53.3 % de los casos, que registra un aumento del 15.01 % en contraste con 2014 donde fue de 38.33 %.

Seguidos por la Policía Municipal, con 14. 86 % de los casos registrados, en tercer lugar, la Policía Estatal con 12.90 %, un aumento de 1.90 % en relación a 2014.

A las autoridades del INM, dice el Rododem, se les atribuyen 43 delitos en 2015 y al Ejército 15 en el mismo año.

Aunque las autoridades no son los únicos responsables de los delitos cometidos contra migrantes, el porcentaje de delitos atribuidos a la delincuencia organizada fue de 45.72 %, lo que representa 8.55 % menos de los cosas que en 2014.

En 2015, se atribuyeron 965 delitos a la delincuencia organizada, cifra casi igualada por las autoridades mexicanas.

Los delitos contra estas personas se concentran en los estados de Chiapas con 49.88 % de los casos, le sigue Veracruz con 15.45 % y Oaxaca con 13.01 %, de acuerdo con el informe de las organizaciones civieles.

“Es alarmante como crecen los delitos de las autoridades contra migrantes, y esto, solamente considerando a las personas que llegan a los albergues que forman parte de la Rododem y dan su testimonio, sin considerar a los miles que se quedan en el anonimato”, destacó Victoria Ríos, coordinadora de vinculación de la Casa Nicolás.

Los desaparecidos

Se calcula que al año, 400,000 personas migrantes pasan por México, de ellas, 150,000 necesitan protección internacional porque huyen de las amenazas de muerte de sus países, pero el gobierno reduce anualmente sus visas para refugiados, advirtió Arturo González.

Por meses, los migrantes no sólo están expuestos a extorsiones y robos, sino también a lesiones y criminalización de las autoridades, en otros casos, son desaparecidos y otros muertos, dijo Rita Robles, integrante del Servicio Jesuita a Migrantes.

Aunque no se cuenta con una base oficial de migrantes desaparecidos, el testimonio de 30 mil migrantes puede presumir, que al rededor de 7 mil personas fueron desaparecidas por agentes de la policía o integrantes de la delincuencia organizada en 2015, informó Robles.

“Cuando llegan al albergue, estas personas, cuentan como escaparon de una situación donde otros de sus compañeros de camino fueron interceptados. Algunos en grupos de cien o menos, relatan cómo el Ejército, criminales o encapuchados, llegan y desaparecen a los migrantes”, mencionó.

Las cifras de desaparecidos que recaba el Rododem, contrastan con las del Gobierno Federal, que hasta el año pasado, contabilizaba a 118 personas, pero sin dar nacionalidades y con información sumamente ambigua, añadió.

“La impunidad es el combustible que denota toda la violencia contra los migrantes. La política migratoria en México, ha incrementado la invisibilidad de las personas migrantes, el Estado es uno de los responsables directos de la gran crisis humanitaria que vive la región”, destacó Arturo González.

La política migratoria en el país, advirtió Rita Robles se ajustó de tal manera a las necesidades de contención de Estados Unidos que México, está deportando al rededor de 190,000 personas, mientras que en 2013 esta cifra era de 73,000.

Con información de: elsiglodetorreon.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com