Últimas Noticias

Mexicanos le “bajan” al refresco

CIUDAD DE MEXICO.- El impuesto al refresco aplicado por la Secretaría de Hacienda provocó que en 2014 la venta de bebidas carbonatadas en el País crecieran menos del uno por ciento, de acuerdo con Euromonitor International.

El año pasado estas bebidas registraron un crecimiento de volumen de ventas de 0.49 por ciento en México, en los últimos lugares de Latinoamérica, según el estudio “Estado actual del mercado de bebidas carbonatadas en Norte y Sudamérica”.

“El impuesto resultó en cambios en el comportamiento de los consumidores, algunos de ellos se cambiaron a bebidas carbonatadas bajas en calorías y muchos más a aguas saborizadas o té RTD (ready to drink o listo para beber) que se perciben como más saludables y se encuentran de moda en este momento”, argumentó la consultora.

Añadió que las bebidas carbonatadas que no son de cola están luchando más que éstas, pues son populares entre los niños, cuyos hábitos cambian más rápido.

Este impuesto fue aprobado 2013, comenzó a aplicarse al año siguiente y corresponde a un centavo por onza en las bebidas con edulcorantes añadidos, tales como refrescos, bebidas energéticas y bebidas de café.

Entre las marcas más afectadas la consultora enlistó a Big Cola y Red Cola, las cuales ofrecen menores precios.

En los últimos años, México ha caído en el ranking de consumo de bebidas carbonatadas per cápita a nivel mundial. Según Euromonitor International, actualmente ocupa el cuarto lugar, mientras que en 2011 tenía el primero.

Según la Secretaría de Salud este gravamen ha generado la reducción, en promedio, de 16 calorías en el consumo calórico diario de los mexicanos.

Sin embargo, México no es el único País en el que refrescos y jugos han registrado una caída.

Euromonitor señaló que durante los últimos años se ha reflejado una disminución en las ventas de estos productos, pues la población busca un mayor cuidado de su salud.

“Los segmentos de ingresos medios y altos tienden más a buscar productos orientados a la salud y bienestar”, señala.

En Canadá, por ejemplo, el año pasado las bebidas carbonatadas registraron un descenso en su volumen de venta de 3.81 por ciento, seguido por la caída de 1.67 por ciento en Estados Unidos.

Ese año la venta de bebidas carbonatadas en América Latina sumó 86 mil 922 millones de dólares.

Sólo en 2014, esta parte del Continente consumió 56 mil millones de litros, seguido por Norteamérica, con 52 mil millones de litros, y Asia-Pacífico, con 36 mil millones de litros.

Los refrescos más vendidos de Latinoamérica en 2014 fueron Coca-Cola, seguido por Pepsi, Fanta, Sprite y Big, según la consultora.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com