Últimas Noticias

Mariguana, el dilema verde; Ministros emiten fallo inédito

CIUDAD DE MEXICO.- En una sentencia histórica, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió un amparo a cuatro personas para que puedan cultivar, poseer, transportar y consumir mariguana con fines recreativos.

El fallo beneficia a Josefina Ricaño, Armando Santacruz, José Pablo Girault y a Juan Francisco Torres Landa, integrantes de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART).

La resolución podría ser un primer paso para un debate nacional sobre la política gubernamental contra la droga.

Por cuatro votos en favor y uno en contra, la Primera Sala de la SCJN resolvió la sentencia en la que sólo beneficia a los cuatro quejosos y tiene como efecto que se les otorgue la autorización que solicitaron a la Cofepris para la realización de actividades relacionadas con el autoconsumo de la mariguana, en el entendido de que el ejercicio de ese derecho no debe perjudicar a los demás.

Los ministros José Ramón Cossío Díaz, Olga Sánchez Cordero y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena votaron en favor de la propuesta de Arturo Zaldívar para otorgar el amparo; Jorge Pardo Rebolledo votó en contra.

Corte ampara a cuatro por uso de mariguana

La sentencia sólo beneficia a los quejosos e insta a la Cofepris a pronunciarse al respecto; Pardo asevera que no se definió quién daría las semillas.

Con un fallo histórico, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló, con cuatro votos a favor y uno en contra, que cuatro personas, pertenecientes a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), puedan libremente sembrar, cosechar, transportar y fumar mariguana.

Después de que el ministro Jorge Pardo se pronunció en contra de la propuesta, los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero y José Ramón Cossío respaldaron el proyecto de Arturo Zaldívar, quien planteó que prohibir el consumo personal de mariguana con fines lúdicos y recreativos es contrario al libre desarrollo de la personalidad. La sentencia no constituye una autorización para la comercialización de esta yerba y tampoco modifica las leyes para su consumo.

La sentencia sólo beneficia a los cuatro quejosos y tiene como efecto que se les otorgue la autorización que solicitaron a la Cofepris para la realización de las actividades relacionadas con el autoconsumo, en el entendido de que el ejercicio de este derecho no debe perjudicar a los demás.

Al defender su proyecto,  Zaldívar reiteró ante sus compañeros que los derechos humanos no deben someterse a consulta por lo que la prohibición absoluta del consumo de mariguana, como lo establece la Ley General de Salud, resulta fuera de toda proporción.

“Es una droga, como tal causa daños. Lo que se sostiene en el proyecto es que la medida extrema de prohibirla es desproporcional en relación con los daños científicamente comprobados que tiene”, sostuvo.

Durante el debate, los ministros coincidieron en señalar que el consumo de drogas sí genera un problema de salud pero no existen argumentos sólidos para que el Estado mexicano prohíba a los ciudadanos el uso libre del cannabis.

De igual forma los integrantes de la Primera Sala coincidieron en señalar que cinco artículos de la Ley General de Salud, en particular el 235 y 247, violentan la posibilidad que tiene una persona para elegir el destino y modelo de vida que desea dentro del marco del derecho.

“Se ha puesto de manifiesto el reconocimiento de diversas formas en que las personas deciden llevar el rumbo de sus vidas asumiendo elecciones que por más que puedan estar bajo una óptica moral, cuestionadas por la sociedad, encuentran una protección jurídica por su carácter de derechos humanos”, argumentó la ministra Olga Sánchez Cordero.

A su vez, José Ramón Cossío señaló que la experiencia de las últimas cinco décadas demuestra que la política prohibicionista en materia de drogas en nuestro país ha fracasado y que, por lo mismo, se requiere una transformación.

En el caso del ministro Jorge Pardo, el único que emitió un voto contrario, consideró que el proyecto no incluye la adquisición de la semilla de mariguana dentro de la solicitud de autorización realizada a la Cofepris por lo que, de esta forma, el acto inicial del proceso para garantizar el autoconsumo estaría penado.

Tras la discusión de poco más de una hora, Josefina Ricaño, Armando Santacruz, José Pablo Girault y Juan Francisco Torres Landa, todos ellos integrantes de la organización México Unido Contra la Delincuencia y quienes por cierto no son consumidores de cannabis, obtuvieron así el amparo del máximo tribunal la tarde de este miércoles.

Anticipan una lluvia de amparos

Apenas la Suprema Corte de Justicia de la Nación daba luz verde a cuatro mexicanos para cultivar y consumir mariguana con fines recreativos, afuera del máximo tribunal diversas organizaciones civiles, juventudes de izquierda, particulares y hasta políticos ya aseguraba a Excélsior que utilizarían el mismo recurso legal.

Todos los argumentos de los entrevistados para pelear por un amparo como lo hicieron los cuatro fundadores del club canábico Sociedad de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) estuvieron encaminados a materializar una muestra de rechazo a la guerra contra el narcotráfico que el gobierno ha librado desde 2006.

Si en verdad el amparo de cada uno de los entrevistados por este periódico llegara hasta la Corte, y los ministros resolvieran en favor cuatro casos ininterrumpidos, entonces, los jueces del país estarían obligados a conceder este derecho de consumir mariguana a todos los ciudadanos que así lo solicitaran.

Por ejemplo, Sergio Leyva, secretario nacional de Jóvenes del PRD no fuma mariguana, pero ya está organizando a las juventudes de izquierda para promover un amparo por cada entidad del país.

El exdiputado federal Fernando Belaunzarán buscará ampararse “inmediatamente”. Tampoco consume mariguana, pero con este recurso legal, como Leyva, pretende derribar la política de drogas que ha imperado en el país y que en el camino ha dejado miles de muertos.

No tener miedo

“Hoy es un día histórico, al ponerse la Suprema Corte de lado de los ciudadanos y reconocer que la prohibición (de la mariguana) viola los derechos constitucionales para defender sus libertades. Ahora, yo llamo a los legisladores para que se fajen los pantalones y regulen el mercado, y les digo que dejen de ser cobardes y de tener miedo a ofender a las buenas conciencias”, dijo.

Las organizaciones civiles que también apostarán por un amparo serán ReverdeSer Colectivo, la Asociación Mexicana de Estudios de Cannabis, así como los particulares Miriam Ordaz de 31 años y Pablo Alfa Basauri.

Por otra parte, como si los protestantes en los alrededores de la Suprema Corte hubieran monitoreado un partido de futbol afuera de un estadio, así estuvieron atentos a los resultados de la resolución de los ministros y  una vez que se dio el fallo lo celebraron jubilosamente.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com