Últimas Noticias

La producción y distribución de la mariguana crea polémica en el Senado

La producción, distribución y comercialización serán los puntos polémicos en los que se concentrará el debate sobre la regulación de la mariguana en el Congreso de la Unión.

Aram Barra, especialista en políticas públicas sobre este tema, precisa que la mayor parte de la discusión en el Senado estará en los permisos para poseer cierto número de plantas para el autoconsumo, en la figura de las cooperativas o clubes cannábicos donde los usuarios puedan comprar o producir, y en la regulación del mercado a través de licencias y de un impuesto establecido.

“Lo que está en el debate actual es la producción nacional para crear una industria farmacéutica en México; es decir, que nosotros podamos proveer a todas las familias que necesitan acceso a la cannabis y no sólo permitir la importación”, explica Aram Barra, también director de la Asociación Civil Espolea.

El Gobierno federal, los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), además de una legisladora independiente, presentaron las últimas cuatro iniciativas de ley para regular el uso de la mariguana en el país.

Los últimos encuentros entre los líderes parlamentarios indican que la propuesta que aprobarían, con ciertas reservas, sería la del Ejecutivo federal, pero el periodo de sesiones terminó el 29 de abril y no superaron sus diferencias.

“Lo que estamos viendo es un acuerdo en los tres grandes grupos sobre una necesidad de reformar la política de drogas en México, es un primer paso muy importante. Los detalles son los que tienen atoradas la mayoría de iniciativas, que son cómo se va distribuir y  cómo se va adquirir para consumo personal”, acentúa Aram Barra.

De las cuatro iniciativas, solamente la del PRI niega la posibilidad de producir la planta y medicamentos con base de Cannabidiol en territorio nacional. Sus propuestas no abordan nada sobre la venta y el consumo, mientras el PAN propone crear una empresa estatal que tenga el monopolio de la venta al mayoreo, y el PRD y la legisladora Tagle Martínez hablan de clubes de producción, venta y consumo.

SEGUIRÍA PROHIBIDA SU PRODUCCIÓN EN TERRITORIO NACIONAL

El PRI se aferra a la importación

El PRI contempla solamente la importación como mecanismo para proveer la sustancia.  “Es de hacerse notar que, con la presente iniciativa, únicamente se permite la importación del medicamento, por lo que seguirá prohibida su producción en territorio nacional”, menciona el documento del partido en el Gobierno.

La iniciativa del PRD deja la regulación de la producción y distribución en manos la Secretaría de Salud, en coordinación con la Secretaría de Agricultura. La propuesta plantea reformar el Artículo 236 de la Ley General de Salud para que dichas instancias  designen “las zonas de terreno para su cultivo, expedir las licencias para el cultivo, fabricación y distribución de productos médicos, adquirir la totalidad de las cosechas a un solo intermediario y almacenar existencias que no se encuentren en poder de fabricantes”.

La iniciativa impulsada por el panista y presidente de la Mesa Directiva del Senado, Roberto Gil, contempla la creación del Instituto Mexicano de la Cannabis para regular la producción, importación, distribución nacional y exportación de la sustancia.

Según el Artículo 8 de la Ley General para el Control de Cannabis propuesta por Gil Zuarth, este Instituto tiene la atribución de “otorgar las licencias para cultivar, procesar, almacenar y vender cannabis… autorizar la importación y exportación de cannabis o sus semillas… autorizar a las cooperativas de producción conforme a las disposiciones legales vigentes”.

Por su parte, la propuesta del Ejecutivo federal habla de permisos para la producción y distribución de la mariguana exclusivamente para usos médicos y científicos, pero no ofrece detalles de los mecanismos para llevarlas a cabo.

“Se trata de la autorización por parte de la autoridad sanitaria para la siembra, cosecha, cultivo, preparación, acondicionamiento, adquisición, posesión, comercio, transporte en cualquier forma, prescripción médica, suministro, empleo, uso y consumo”, plantea el documento enviado al Senado.

Y la senadora Tagle Martínez propone que, para el consumo personal, las personas mayores de 18 años podrán cultivar la droga de forma privada, ya sea individual o colectivamente. Al Artículo 243 de la Ley General de Salud se le adiciona lo siguiente: “El cultivo privado individual se realizará en un espacio con superficie máxima de tres metros cuadrados. El cultivo privado asociado o colectivo se realizará por medio de clubes sociales cannábicos que se registrarán ante la Secretaría de Salud”.

Difieren en el comercio y consumo

El panista Gil Zuarth propone en su iniciativa para el Control de Cannabis la creación de la empresa estatal Cannamex, que según el Artículo 21 tendrá por objeto “llevar a cabo el monopolio de la compra al mayoreo, el análisis de la cannabis y sus productos, realizar en exclusiva la venta a distribuidores al menudeo y a la industria farmacéutica para la producción de medicamentos”. También podrá vender semillas e insumos para su cultivo.

El Artículo 23 de la iniciativa de Roberto Gil establece que “queda estrictamente prohibido consumir cualquier producto de cannabis en espacios públicos, incluyendo lugares privados con acceso al público”. Sin embargo, permite que el consumidor pueda tener hasta un máximo de seis plantas de cannabis sin necesidad de adquirir una licencia.

En oposición, la reforma al Artículo 236 de la Ley General de Salud propuesta por el PRD, señala que “la Secretaría de Salud será la autoridad encargada de autorizar el registro y funcionamiento de los clubes de consumo recreativo, los cuales estarán integrados con un mínimo de veinte y un máximo de cincuenta socios, en los términos que señale la legislación correspondiente. Las personas menores de 21 años de edad no podrán acceder a los clubes de consumo recreativo para el consumo de cannabis”

En ese sentido, la senadora Tagle Martínez también propone establecer clubes para el consumo, donde además se podrá cultivar. “Se entiende por club social cannábico, una agrupación de personas mayores de edad con necesidades médicas y personales declaradas que se conforman en un circuito cerrado sin fines de lucro, de cultivo-producción-consumo, en un espacio colectivo privado y seguro de reducción de riesgos, que se basa en el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las personas que consumen cannabis”, explica la legisladora en su iniciativa.

PIDEN AUMENTO EN LA PORTACIÓN: DE 5 A 28 GRAMOS

Lo más importante de la propuesta del Gobierno federal es el aumento de la portación de droga por persona: que pase de 5 a 28 gramos, de acuerdo con el especialista Aram Barra.

La iniciativa menciona que  “no se considerará como delito la posesión para estricto consumo personal de alguno de los narcóticos señalados en la tabla en igual o inferior cantidad a la prevista en la misma”.

Con esto se avanza un poco en descriminalización y en la liberación anticipada de personas en prisión  por posesión de mariguana, “pero seguimos en el debate central sobre la producción y la comercialización”.

El líder de los senadores del PRD, Miguel Ángel Barbosa, argumentó que aunque la iniciativa presidencial  no es está completa es preferible que avance, por lo que su grupo parlamentario votará a favor cuando las comisiones unidas de Salud y Justicia tengan listo el dictamen.

Armando Ríos Piter, legislador por el mismo partido, aseguró que la del Ejecutivo “no es una mala iniciativa, es positiva  por el tema de aumentar el gramaje de posesión y sobre todo por el aspecto médico; sin embargo, le falta mucho para ser una reforma integral”.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Roberto Gil, respondió que “es urgente que se apruebe la iniciativa que permite el uso medicinal de la mariguana (como también lo propone Enrique Peña Nieto) y evitar más muertes… cada día que pasa más personas van a la cárcel por posesión y miles de personas enfermas agravan sus síntomas por no tener el medicamento a su alcance. Mi voto ya lo tiene”.

Sin embargo, el senador Fernando Herrera, coordinador de la bancada del PAN, subrayó en conferencia de prensa que, sin descalificar ninguna de las iniciativas, “consideramos que hace falta más información para que el grupo tome una postura”.

De acuerdo con algunos legisladores y analistas, los puntos polémicos del debate quedarían fuera de la minuta que aprueben las comisiones unidas de Justicia y Salud en la Cámara de Senadores para que la reforma se apruebe. Los detalles que regularían un mercado de la cannabis se discutirían, posteriormente, en otra iniciativa.

Con información de: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com