Últimas Noticias

La pregunta es ¿A quién busca la Marina en Durango?

DURANGO.- Un fuerte operativo de la Secretaría de Marina se realiza desde el pasado jueves en el poblado El Verano, municipio de Tamazula, Durango, luego de que se reportara la caída de un helicóptero de la dependencia federal en la zona.

Sin que hasta el momento la Semar haya confirmado la caída de la aeronave, vecinos del poblado de El Verano han reportado que un gran número de elementos arribaron a bordo de vehículos terrestres. Ahora, solamente Eduardo Mejía, secretario del Ayuntamiento de Tamazula, confirmó la caída del helicóptero. Cabe señalar que el poblado se ubica en los límites de Durango con Sinaloa, a seis horas de la cabecera municipal de Cosalá.

El cerco militar de la Secretaría de Marina en la sierra duranguense obligó a los habitantes de este poblado a desplazarse a Sinaloa. El pueblo prácticamente quedó solo al autoexiliarse la mayoría de las familias ante el temor de que los operativos de la Marina arrecien y pongan en riesgo su vida.

Lo único que les dicen los marinos, detallan los habitantes, es que buscan “a un hombre que se hace acompañar de varios individuos”. Sin embargo, un oficial de la Marina apostado en el retén de la comunidad de Palo Verde negó que los operativos estén relacionados con la búsqueda de Joaquín el “Chapo” Guzmán, pese a que ese móvil nunca se
mencionó.

FUERON VÍCTIMAS DE UN TIROTEO AÉREO

El pasado sábado una familia fue víctima de un tiroteo por elementos de la Marina en la comunidad de El Águila, ya que un helicóptero disparó contra su casa, por lo que la familia tomó a su bebé y salió huyendo del lugar.

Por esta razón es que desde el pasado jueves decenas de personas residentes de Cosalá, pero originarias de El Verano, regresaron al poblado sólo para recoger sus cosas, sus animales de engorda y ayudar a sus familias a llevarse lo mayor posible para instalarse en Sinaloa.

En su travesía fueron acompañadas por Leonel Aguirre Meza, presidente de la Comisión de la Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa (CDDHS), por Óscar Loza Ochoa, integrante de este organismo, y por autoridades de Tamazula.

Para llegar a El Verano y garantizar su seguridad se les brindó el respaldo de una patrulla de la Policía Municipal de Cosalá con agentes preventivos, aunque sólo fue por un tramo del recorrido. Al llegar a la comunidad Palo Verde se encontraron con el primero de dos puestos de control militar a cargo de fuerzas especiales de la Marina.

El segundo se ubica después de Guadalupe Los Reyes. En ninguno se presentaron problemas. La presencia de los elementos de la Marina es notoria por toda la zona. Cabe destacar que la aparente búsqueda se realiza por tierra y por aire, ya que el territorio es sobrevolado por helicópteros UH-60 Sikorsky, de los denominados “Seahawk” (Halcón Marino). De hecho, el operativo se ha extendido a otras comunidades de Tamazula.

PIDEN INTERVENCIÓN DE CNDH Y CIDH

Aguirre Meza, presidente de la CDDHS, pidió una investigación a fondo para determinar las causas de las agresiones en contra de la población, ya que consideró que no hubo motivos justificables.

Los integrantes de la CDDHS y autoridades de Tamazula recolectaron cada uno de los testimonios de los habitantes al acompañar a algunos para que recogieran sus cosas en los poblados, así como a quienes acudieron por sí mismos a denunciar el maltrato por parte de los elementos federales.

El funcionario aseguró que pedirán la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), al equiparar lo que ocurrió en esta zona con lo registrado en Tlatlaya, Estado de México, donde el Ejército presuntamente ejecutó de manera extrajudicial a 22 personas.

Mientras tanto, la CDDHS envió a personal a los pueblos de Cosalá, Tamazula y Durango para investigar las denuncias y hacer constancia de los hechos. Tal y como han descrito los habitantes de esta comunidad, se pudo comprobar que hay una vivienda que presenta disparos de arma de alto poder.

Una de las habitantes de esta comunidad narró cómo la presencia de los efectivos militares antecede a la supuesta caída del helicóptero el pasado jueves, ya que narró que el martes por la noche su vivienda fue objeto de disparos, según ella, desde el aire.

“Desde el helicóptero dispararon. Mi hija se asustó tanto. Corrí a agarrarla para escondernos”, precisó la afectada a los visitadores de la CDDHS.

Los pobladores describen como inhumanas las acciones de los militares en la sierra. A este caso se suman otras denuncias de una persona de la tercera edad y de un menor de edad que tuvo que huir a medianoche en la serranía.

Sin embargo, los marinos que están en Palo Verde aseguraron que revisarían los alrededores, ya que señalaron que ellos no eran responsables de los ataques a la población.

“La familia trae los pies raspados por el monte, la bebé tiene piquetes en todo el cuerpo y cara por los baiburines y moscos, ya que la familia huyó con rumbo a Cosalá caminando durante cuatro días, atravesando el monte”, explicó el funcionario sinaloense, quien sigue recibiendo las denuncias por parte de una población que tuvo que huir de sus hogares.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com