Últimas Noticias

La DEA desconfía de la PGR y de policías mexicanos

CIUDAD DE MEXICO.- A pesar de las estadísticas y del creciente número de detenciones, especialistas en materia de seguridad pública argumentaron que los esfuerzos son insuficientes, en especial con la reciente fuga de “El Chapo” Guzmán y las dificultades que experimentan las corporaciones mexicanas para establecer lazos de cooperación con las agencias internacionales, principalmente con las de Estados Unidos.

Chuck Rosenberg, jefe interino de la Administración para el Control de las Drogas (DEA), aceptó el pasado miércoles tener “problemas institucionales” que dificultan reunir información sobre la localización del narcotraficante de parte de las autoridades mexicanas.

De esta manera, las agencias estadounidenses reflejan que hay desconfianza en colaborar con el Gobierno mexicano para la recaptura del líder del cártel de Sinaloa por la infiltración del narcotráfico en las agencias de investigación y la corrupción en el país.

Para Pablo Monsalvo, profesor del Diplomado en Seguridad Pública de la Universidad Iberoamericana, la declaración que hizo Rosenberg es una forma política de ablandar al
Gobierno mexicano.

“Se ve que es una medida de descalificación para tratar de buscar algún beneficio en otra área. Lo que dice la DEA tendrá implicaciones en otras áreas diplomáticas. Lo que buscan es ablandar al Gobierno de México”, consideró.

Por su parte, Gustavo Fondevila, profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), expuso que la debilidad institucional en las áreas de seguridad impide que Estados Unidos entregue a México información sensible.

“Nuestras agencias están infiltradas por el narcotráfico, si no ‘El Chapo’ no se hubiera escapado del sistema penitenciario. Y no estoy diciendo que en Estados Unidos no se escapan reos.

La forma en la que se escapó y los altos niveles de corrupción y cooptación de los grupos del crimen organizado en nuestras instituciones es el problema más grave que tenemos”, sostuvo.

El especialista añadió que la desconfianza en las instituciones de seguridad no sólo proviene de la DEA, sino de la población mexicana, como se ha demostrado en diversas encuestas realizadas por todo el país.

“Si le preguntan a la gente, a nosotros mismos, a los mexicanos, dirían que no tienen confianza que vuelvan a detener a ‘El Chapo’. Por supuesto que la gente cree que las agencias de seguridad y las agencias de inteligencia del Estado mexicano están infiltradas por el narcotráfico”, concluyó.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com