Últimas Noticias

Domingo violento deja once muertos en NL

La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL) confirmó el homicidio de 11 personas, nueve de ellas en la colonia privada Valle San Miguel, del municipio metropolitano de Apodaca, mientras que en Guadalupe otras dos murieron en un ataque.

En conferencia de prensa, a la que acudió también el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, el titular de la PGJNL, Roberto Flores Treviño dijo que en Apodaca los hechos se registraron en la casa ubicada en Valle de San Pablo 118, donde un grupo de personas consumía estupefacientes.

Indicó que a las 0:45 horas de ayer domingo se recibió el reporte en el Centro de Coordinación Integral, de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo del Estado (C-5), y arribaron policías de Apodaca, que a su vez informaron del hecho a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

De acuerdo con las indagatorias iniciales del caso, dos de las víctimas murieron por heridas de arma blanca y siete por estrangulamiento; Servicios Periciales de la PGJNL analizará a detalle cada uno de los cadáveres, todos del sexo masculino.

Añadió que cuatro de los cadáveres ya fueron identificados, pero hasta que Servicios Periciales dé resultados de huellas dactilares y familiares realicen reconocimiento, los nombres no se darán a conocer de forma oficial.

Indicó que de los agresores se tienen algunas pistas, pero pidió esperar las indagatorias de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

“La investigación que lleva hasta este momento la Agencia Estatal de Investigaciones con el Grupo de Coordinación federal y municipal es muy amplia, tenemos varias líneas que espero que pronto den fruto”, indicó.

ASESINADOS EN SU HOGAR

En la colonia Evolución del municipio de Guadalupe, un hombre y una mujer fueron asesinados, luego de que un sujeto armado irrumpió en un domicilio y les disparó.

Flores Treviño expuso que se procede a las investigaciones de este ataque al interior de una casa en la que se realizaba una fiesta.

Por su parte, el gobernador Jaime Rodríguez aseguró que éste no es un caso de delincuencia organizada, sino de consumo de drogas.

“Las primeras investigaciones nos arrojan ese tema, un alto consumo de drogas en un lugar donde los vecinos no se enteraban y donde solían acudir para consumir, evidentemente para el relajamiento. No sabemos más allá de eso, sin ninguna sospecha, sin ninguna cuestión que afectara o hubiéramos tenido denuncias, esto es algo que tenemos que investigar a profundidad”, dijo.

Sin embargo, reconoció, “estamos aquí, estamos alarmados, pero no podemos especular sobre un tema de delincuencia organizada para mandar una alerta”.

Insistió que “hay indicios de que no es un tema de guerra entre grupos del crimen organizado. Estamos seguros que no fue otra la circunstancia, sino consumo o relajamiento”.

Es un lugar en donde acudían según las primeras evidencias que se tienen, a reunirse, algo pasó, qué sucedió, es lo que dice el procurador (Roberto Flores), lo sabremos ya con el curso de las investigaciones.

Al detallar los sucesos de Apodaca, el procurador Roberto Flores explicó que a las 0:45 horas de ayer domingo, una mujer presentó el reporte al centro C-5, sobre una situación irregular en un domicilio del fraccionamiento Valle San Miguel; 10 minutos después acudió la policía de proximidad de Apodaca, que solicitó apoyo a la Policía Ministerial, que arribó al lugar 15 minutos después, es decir, a la 1:10 horas de la mañana.

Los agentes ministeriales confirmaron que en la sala y el baño de la vivienda había nueve personas sin vida, todas del sexo masculino, quienes habían sido atadas de pies y manos con cinturones plásticos de los conocidos como “cola de rata”. Dos de las víctimas fueron asesinadas con arma blanca y siete por ahorcamiento, sin que al parecer se usaran armas de fuego, dijo Flores.

Confió en resolver el caso, ya que dijo que se cuenta con pistas importantes con base en declaraciones de testigos y porque ya tienen en su poder los videos de las cámaras de seguridad que se localizan en la entrada del fraccionamiento privado.

En lo que va de la administración de Jaime Rodríguez Calderón, este es el segundo hecho sangriento más grande que se registra en la entidad, pues el 10 de febrero pasado 49 internos fueron asesinados en el interior del penal de Topo Chico.

Además, el homicidio de 11 personas refuerza la tendencia al alza en el número de homicidos dolosos, pues de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), con datos actualizados hasta febrero, en dicho mes se presentaron 89 casos, cifra que supera todos los registros mensuales de tres años a la fecha, con excepción de enero de 2013, cuando se registraron 109 homicidios.

Investigación en curso

De acuerdo con las indagatorias iniciales del caso:

⇒ Dos de las víctimas murieron por heridas de arma blanca.

⇒ Siete fueron asesinadas por estrangulamiento.

⇒ De los agresores se tienen algunas pistas, pero se mantienen las investigaciones del AEI.

Fuente y Créditos: elsiglodetorreon.com.mx
Enlace a la nota original: Jornada violenta deja once muertos en NL

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com