Últimas Noticias

Inservible el protocolo para prevenir abuso sexual

Entre 2013 y lo que va de este año, la Administración Federal de Servicios Educativos de la Ciudad de México (AFSE), perteneciente a la Secretaría de Educación Pública (SEP), separó a profesores y trabajadores de la educación de sus cargos e inició denuncias ante el Ministerio Público tras hallar los elementos suficientes en 156 casos de abuso sexual contra alumnos.

En total, la autoridad educativa recibió 329 reportes de padres de familia, pero pudo acreditar el abuso en 47 % de estos casos. La autoridad señaló que “un altísimo porcentaje” de estas denuncias resultaron “falsas”. En tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos dijo conocer de 190 denuncias de 2000 a 2014, en todo el país, por las cuales se han emitido 18 recomendaciones a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La AFSE cuenta con al menos cinco documentos (modelos, lineamientos y guías operativas para escuelas públicas y privadas) que especifican la forma en que los profesores pueden identificar cuando un niño ha sido víctima de abuso sexual dentro o fuera del contexto escolar, cómo se le debe tratar y reaccionar para volver a generar confianza en él.

Incluye el paso a paso de cómo debe proceder el director de cada plantel, los elementos y la forma para realizar sus investigaciones y generar evidencias para conformar el expediente del caso y sobre todo, tiene la obligación (bajo pena de incurrir en responsabilidad) de reportar el caso al Ministerio Público y la Coordinación de Asuntos Jurídicos de la SEP local. Ante la queja en una escuela pública, el trabajador acusado es separado inmediatamente de su cargo. Después se inicia una investigación interna por la unidad de atención al maltrato y abuso sexual infantil y, si se encuentran elementos, se turna el caso al Ministerio Público.

Con información de: elsiglodetorreon.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com