Últimas Noticias

Identificados los genes de segundo normalista: PGR

CIUDAD DE MEXICO.- Con base en el análisis de ADN mitocondrial de los restos óseos hallados en el río San Juan, en Cocula, la Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer la posible identificación de un segundo normalista desaparecido.

Se trata de Jhosivani Guerrero de la Cruz, desaparecido entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

La Procuradora Areli Gómez González recordó que los restos analizados fueron enviados a la Universidad de Innsbruck, donde se realizaron pruebas de ADN mitocondrial que arrojaron que los fragmentos de hueso corresponden a Guerrero de la Cruz “con una posibilidad 72 veces mayor”.

Esa casa de estudios realiza las pruebas de los restos a raíz de una solicitud del Gobierno mexicano.

En total fueron enviadas 17 muestras presuntamente encontradas en el río San Juan y entregados a la PGR el 29 de octubre de 2014.

En un primer análisis, con base en la extracción de ADN nuclear, los científicos determinaron que un fragmento pertenecía a Alexander Mora Venancio, otro de los normalistas desaparecidos.

Para la Procuradora, los nuevos hallazgos robustecerán la investigación, y al juez que lleva la causa le generarán criterio jurídico.

Gómez indicó que los abogados de los padres de los estudiantes desaparecidos fueron enterados de estos resultados y que ya cuentan con el dictamen de la Universidad de Austria respecto al ADN mitocondrial de Guerrero de la Cruz.

Sin embargo, esto no ocurrió antes de la conferencia de prensa, de acuerdo con la versión de los propios familiares.

La Procuradora dio a conocer que instruyó que se integre un equipo de trabajo con especialistas, médicos, antropólogos y genetistas, quienes en un ejercicio de apertura y transparencia, podrán sumarse los coadyuvantes el equipo de argentinos forenses y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH.

Se busca, dijo, que uno a uno sean evaluados y revisados nuevamente los más de 63 mil fragmentos óseos que fueron recolectados del río San Juan y el basurero de Cocula, para su identificación.

Esos restos, anticipó, serían enviados nuevamente a la Universidad de Innsbruck, que posee equipo especializado de análisis genético para la extracción de ADN de huesos con un alto nivel de deterioro.

“Será una ardua labor, sin duda, pero estamos obligados a realizarla como parte del compromiso del Gobierno de la República para esclarecer científicamente estos lamentables hechos que tanto lastiman e indignan a la sociedad”, afirmó en la conferencia, en la que no se permitieron preguntas de los medios.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com