Últimas Noticias

Hijos de capos y cárteles operan en redes sociales

CIUDAD DE MEXICO.- José Luis Montenegro reveló que los herederos del cártel de Sinaloa no usan códigos para identificarse en redes sociales, en ocasiones usan canales como Facebook para informar el número de radios de telecomunicación que tiene cada uno y a veces hasta comparten de forma pública las zonas en las que van a operar para mover los cargamentos de droga.

Con un rastreo de dos años a más de 80 cuentas en la red social Twitter y muchas otras más de las redes Facebook e Instagram, el periodista identificó a los hijos de capos y a otros operadores de la red criminal siguiendo sus operaciones a través de estos canales de comunicación, en los cuales aseguró que no hay ningún tipo de código o restricción para evitar ser denunciados a las autoridades.

Montenegro estableció la conexión gracias a que no solamente se siguen unos a otros, y a la vez están vinculados a cuentas de artistas gruperos como Larry Hernández, Alfredo Ríos El Komander (@El_Komander1) y Gerardo Ortiz (@gerardoortiznet).

Además, el escritor también pudo identificar las cuentas del cártel de Sinaloa gracias a que algunos de los usuarios tenían activa en Twitter la opción de geolocalización, por lo que pudo apreciar que los tuits se operaban desde zonas estratégicas en las que realiza operaciones la organización delictiva, como ciudades de Sinaloa, Durango y Estados Unidos, entre otros.

“Operan en tiempo real para el cártel de Sinaloa, lo mismo postean los números de radio que identificación de las zonas estratégicas, como Badiraguato y Mazatlán, dos regiones específicas de Sinaloa; Baja California; Durango; Las Vegas, Nevada, y el estado de California, en Estados Unidos. Las redes sociales tienen mucho impacto y mucha relevancia porque las usan como un método más de comunicación”, expresó.

FOTOS, VIDEOS Y UBICACIONES

Montenegro relató que entre los personajes vinculados al cártel y que era de los más activos en redes sociales, está José Rodrigo Aréchiga Gamboa, “El Chino Ántrax”, arrestado en 2013 en Holanda. El fundador del grupo armado que protege a Ismael “El Mayo” Zambada subía fotos y videos a su cuenta de Instagram, principalmente, y compartía el contenido en sus otras redes sociales, según el autor, rifaba camionetas a cambio de seguidores.

Otra de las cuentas que se puede rastrear es la de María Luisa Torres, señalada por haber estudiado Negocios Internacionales para ocuparse de una parte de la contabilidad del cártel de Sinaloa, para el que laboran su padre y sus hermanos.

A través de su cuenta de Twitter (@TF_ML), que abrió en 2012 y que ahora mantiene como privada, ha publicado fotografías de pistolas bañadas en oro, fajos de billetes, camionetas blindadas, animales exóticos y zapatos de diseñador, entre otras.

María Luisa es hermana de Misael Torres Urrea, el “M2”, quien fue detenido por fuerzas federales en octubre, en Culiacán, Sinaloa. Ambos son hijos de Javier Torres Félix, “el JT”, considerado el jefe de sicarios de Ismael “El Mayo” Zambada García.

Montenegro afirmó que la captura de Misael fue un caso de estudio para su investigación, pues era síndico en funciones en el Ayuntamiento de Cosalá, Sinaloa. En su cuenta de Facebook publicó entre 2008 y 2013 una serie de fotos en las que exhibía su afición por la caza.

Afirmó que otro de los personajes del cártel que se mueve en las redes sociales es Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, hijo de Dámaso López Núñez “El Licenciado”, quien se encarga de las actividades administrativo-empresariales del cártel.

“El Mini Lic” es el responsable de los operativos de trasiego y control de la plaza en Tijuana, Baja California. Ambos son miembros de una influyente familia política con presencia en los poblados de Álamo, Quila, El Salado, Costa Rica y El Dorado, en Culiacán, Sinaloa.

El autor asegura que a través de María Luisa Torres tuvo contacto virtual con alguien que decía ser López Serrano, quien le aseguró que al mes el cártel traficaba entre 400 y 600 toneladas de mariguana y que actualmente el negocio son los metanfetaminas porque son más fáciles de meter al mercado.

El papá de López Serrano fue agente del Ministerio Público de Sinaloa en los años 90, a finales de la década fue trasladado al Centro Federal de Readaptación social de Puente Grande, Jalisco, donde se desempeñó como jefe de seguridad.

El expediente desclasificado de la corte estadounidense número 11-CR-00558, destacó que tras unos cuantos meses fue ascendido a subdirector de vigilancia y custodia del penal como parte de un plan para ayudar a escapar a “El Chapo” Guzmán en 2001.

EL GOBIERNO NO RASTREA CUENTAS

El autor del libro Narcojúniors destacó que al final de su investigación decidió culminar la publicación con un mapa criminal que espanta, porque refleja que ante las estrategias de seguridad y métodos de intervención e intercepción de telecomunicaciones empleadas por el Gobierno federal, las cuentas permanecen a la vista sin ninguna investigación.

“¿Por qué si hay tantas cuentas a la vista el Gobierno mexicano no ha hecho nada? Y además decir: ‘bueno, tenemos esta cuenta, vamos a ver si son ellos y vincular y poder dar con ellos en dos segundos’”, cuestionó.

Montenegro explicó que construyó un método efectivo para identificar a los integrantes de la organización criminal, por lo que señala como increíble o incluso como un tema de opacidad y corrupción el que las autoridades no sean capaces de emprender ninguna acción teniendo las evidencias tan a la vista.

También señaló que en estos momentos, las redes sociales son un submundo digital que le permite al cártel operar en tiempo real para lograr objetivos a corto, mediano y largo plazo.

“Geolicalización, temporalidad y vinculación. Estos elementos me permitieron a mí, sin ser agente de la DEA o del Cisen, localizar las cuentas. (…) El cártel de Sinaloa es una mafia que se está empoderando y ampliando sus tentáculos con las redes para llegar a lugares como África, donde ni siquiera se sabía que existía su organización”, concluyó.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com