Últimas Noticias

Gobierno trabaja en un Registro Nacional de Fosas Clandestinas

CIUDAD DE MEXICO.- Un total de 120 personas tienen la misión de dar con el paradero de 26 mil desaparecidos en el país.

Adscritas a la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que inició operaciones el pasado 10 de octubre, ya tienen integrados 800 expedientes.

Eber Omar Betanzos Torres, subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad a cargo de esta nueva fiscalía, afirma que se reforzará al personal para tener una mejor plantilla de investigación.

De entrada, dice, “tenemos dedicadas 120 personas que colaboran en la fiscalía, entre Ministerios Públicos (MP), auxiliares del MP y fuerzas de la Agencia de Investigación Criminal que están dedicados al análisis de este tipo de asuntos para realizar las diligencias que converjan”.

El funcionario explicó que con los instrumentos con los que ya se cuenta se ha logrado resolver la localización con vida de aproximadamente cien personas.

Adelantó que para las tareas de esta nueva dependencia se trabaja en la integración de un Registro Nacional de Fosas Clandestinas, del banco de datos de ADN más completo de América Latina y en el uso de drones para la localización de las víctimas.

“Los drones ya se encuentran en su fase de operación; era necesario realizar una serie de adaptaciones y de capacitación al personal que los va a operar, y hoy podemos hacer uso de ellos”, explicó.

Dijo que en el caso del uso del ADN, servicios periciales de la PGR tiene la tecnología de punta con el laboratorio mejor equipado de América Latina en temas forenses.

120 agentes para 26 mil desaparecidos; trabajo de la Fiscalía especializada

Comenzó sus operaciones el pasado 10 de octubre y ya tiene integrados 
800 expedientes; se han resuelto 100 casos de localizaciones con vida.

La Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que inició sus operaciones el pasado 10 de octubre, contará con 120 empleados, ya tiene integrados 800 expedientes y deberá investigar más de 26 mil casos.

El subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad, de la Procuraduría General de la República (PGR), que administrará el trabajo de la nueva fiscalía, Eber Omar Betanzos Torres, informó que se reforzará al personal para tener una mejor plantilla de investigación.

“Tenemos dedicadas 120 personas que colaboran en la fiscalía, entre Ministerios Públicos, auxiliares del MP, fuerzas de la Agencia de Investigación Criminal, que están dedicados al análisis de este tipo de asuntos para realizar las diligencias que converjan.

“Lo que era la Unidad Especializada ha tenido un reforzamiento fundamental para contar con una plantilla de personal más sólida, y poder contar con todas las herramientas que requiera para realizar su trabajo”, explicó Betanzos Torres.

En mayo de 2013, la PGR anunció la creación de la Unidad de Búsqueda para Personas Desaparecidas, la que inició con la integración de la información, en una base de los datos, para conocer una cifra más exacta de casos y los procedimientos a desarrollar para la localización de víctimas.

Los trabajos llevaron a un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja para la utilización de la Base de Datos AM/PM (ante mortem/post motem), utilizada en este tipo de casos.

Además, el pasado 10 de octubre entró en vigor el acuerdo de creación de la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas, la que ya tiene integrados los primeros 800 expedientes.

Hasta el pasado 30 de septiembre se tenían reportados un total de 26 mil 798 casos en el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED)

“Como se ha manifestado, la cifra de personas desaparecidas en el Estado mexicano aborda las 26 mil personas, esos desaparecidos no quiere decir que sean todos vinculados con ilícitos penales, la cifra es distinta en el contexto de una averiguación previa iniciada en las instancias locales o federales.

“Hay 800 expedientes de búsqueda de personas, en donde la búsqueda está iniciada en la PGR porque hay indicios, señalados por los denunciantes de que hubo algún ilícito cometido”, explicó.

El subprocurador de Derechos Humanos de la PGR explicó que se debe diferenciar los casos de personas cuyo paradero se desconoce, en donde los responsables son particulares, de los casos en donde las autores son autoridades.

En esta segunda hipótesis entra el concepto de 
desaparición forzada, en donde se ha detectado que la mayoría de los casos han sido cometidos por autoridades municipales.

“La desaparición cometida por particulares es una constante muy importante en el grueso de los expedientes que tiene la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas, más de 95 por ciento de los casos, en indicios que están en investigación.

“En materia de desaparición forzada tenemos participación de autoridades municipales, infiltradas por grupos del crimen organizado, que llevan a situaciones de desaparición”, indicó Betanzos Torres.

Sobre este tema, el funcionario explicó que a partir de los elementos con los que cuenta el Ministerio Público Federal, está buscando acusar de desaparición forzada, a las autoridades detenidas por el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Tenemos casos como el Ayotzinapa, que es una desaparición forzada y así lo hizo notar la PGR ante el Poder Judicial Federal, que reclasificó, y la PGR apela y en eso está por determinarse.

“Estimamos que el Poder Judicial Federal tome en cuenta estos aspectos sobre la situación de la desaparición, para clasificarlo como desaparición forzada”, dijo Betanzos Torres.

Ciencia y tecnología

El subprocurador de Derechos Humanos explicó que con los instrumentos con los que ya se cuenta se ha logrado resolver la localización con vida de aproximadamente cien personas.

“Se han resuelto con localizaciones con vida de 100 casos, y esto implica que este tipo de tareas tiene un grado de complejidad si no se tiene información previa de las personas.

“Estamos en el supuesto de personas que están desaparecidas por el cambio de domicilio, de migración, por razones médicas o que ingresaron al sistema penitenciario y por la movilidad no les fue posible comunicarse con su familia”, detalló.

Betanzos Torres anunció que para los trabajos de la nueva fiscalía se trabaja en la integración de un Registro Nacional de Fosas Clandestinas, del bando de datos de ADN más completo de América Latina y en el uso de drones para la localización de víctimas.

“Los drones ya se encuentran en su fase de operación, era necesario realizar una serie de adaptaciones y de capacitación al personal que los va a operar, y hoy podemos hacer uso de ellos.

“En el caso de ADN, servicios periciales de la PGR tiene la tecnología de punta con el laboratorio mejor equipado de América Latina en temas forenses, y en materia de genética se tiene la base de datos más completa de registros, y con intercambio de información con otras autoridades”, dijo Betanzos Torres.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com