Últimas Noticias

Francisco: pidamos perdón a indígenas; el papa deplora “la cultura del descarte”

Gaspar Romero/ Corresponsal

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS.

En su encuentro con indígenas, el papa Francisco deploró que los pueblos originarios sean incomprendidos y excluidos de la sociedad, por lo que llamó a pedirles perdón.

“¡Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir perdón!, perdón hermanos. El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita a ustedes”, afirmó.

También criticó a quienes, “mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las contaminan.”

A los jóvenes les dijo que el mundo de hoy, preso del pragmatismo, necesita reaprender el valor de la gratuidad.

Luego, al reunirse con familias, pidió leyes “que protejan y garanticen los mínimos necesarios para que cada hogar y cada persona pueda desarrollarse por medio del estudio y un trabajo digno”.

También señaló que es válido que los esposos peleen y y vuelen platos, bromeó, pero deben terminar el día en paz.

Francisco les pide perdón a indígenas; asevera que el mundo los necesita

Ante miles de indígenas, el papa Francisco lamentó que los pueblos originarios sean incomprendidos y excluidos de la sociedad por lo que llamó a ofrecerles perdón y aseveró que el mundo, despojado por la cultura del descarte, los necesita.

Manifestó que el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos impactan a todos: “Ya no podemos hacernos los sordos frente a una de las mayores crisis ambientales de la historia. En esto ustedes tienen mucho que enseñarnos, que enseñar a la humanidad. Sus pueblos, como han reconocido los obispos de América Latina, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza, a la que respetan como fuente de alimento y casa común.”

Ante miles de personas en el Centro Deportivo Municipal de San Cristóbal de las Casas, Francisco manifestó que “algunos han considerado inferiores sus valores, sus culturas y sus tradiciones. Otros, mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las contaminaban.”

En el encuentro, con etnias de todo el país, principalmente chiapanecas, acentuó: “¡Qué tristeza! ¡Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir perdón!, perdón hermanos. El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita a ustedes.”

Agregó ante los indígenas que la violencia sea callada por la paz y la injusticia por la solidaridad: “Nuestro padre lo estimula, al regalarnos a su hijo, Jesucristo, en él encontramos la solidaridad del padre caminando a nuestro lado”.

Dijo que de muchas maneras “han querido anestesiarnos el alma y el anhelo de libertad, con la insinuación de que nada puede cambiar y que son sueños imposibles”.

Consideró que el anhelo de Jesucristo es vencer a las tinieblas y que el alba llegue a todos los pueblos de Dios: “En el corazón del hombre y en la memoria de muchos de nuestros pueblos está inscrito el anhelo de una tierra, de un tiempo donde la desvalorización sea superada por la fraternidad, la injusticia sea vencida por la solidaridad y la violencia sea callada por la paz.”

Reaprender la gratuidad

Luego, se dirigió a los católicos presentes en las afueras de la Catedral y les pidió orar por él y les agradeció su presencia.

En su mensaje habló de los jóvenes, de quienes dijo que están expuestos a una cultura que intenta suprimir todas las riquezas, características y diversidades culturales en pos de un mundo homogéneo: “Necesitan estos jóvenes que no se pierda la sabiduría de sus ancianos. Por ello, dijo,  el mundo de hoy, preso del pragmatismo, necesita reaprender el valor de la gratuidad.

Al concluir su homilía en el Centro Deportivo Municipal, Francisco abordó su papa-móvil, efectuó un recorrido por las principales calles de la ciudad y llegó hasta la catedral en el lugar se encontró con personas de la tercera edad enfermas, visitó la tumba del obispo Samuel Ruiz García y comió pollo con champiñones y arroz blanco.

Durante la comida el Papa estuvo acompañado por diáconos, sacerdotes, religiosas, así como seminaristas y el obispo Felipe Arizmendi Esquivel. Posterior a ello, el Papa salió de la Catedral y antes de abordar su papa-móvil, saludó a los presentes que se encontraban detrás de las vallas metálicas.

Más adelante, a su arribo al estadio Víctor Manuel Reyna, en Tuxtla Gutiérrez, saludó de mano a Olegario Vázquez Raña presidente del Grupo Empresarial Ángeles y, a su esposa, María de los Ángeles Aldir de Vázquez.

Fuente y Créditos: Excelsior – http://www.excelsior.com.mx
Enlace a la fuente original: Francisco: pidamos perdón a indígenas; el papa deplora “la cultura del descarte”

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com