Últimas Noticias

El fracking aumenta presencia del crimen organizado en estados

Las regiones con proyectos petroleros -como Coahuila- son más propensas a un incremento de la violencia, porque esta industria genera prostitución, narcotráfico y la operación de grupos del crimen organizado, advirtió la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Alejandra Jiménez, integrante de la alianza, destacó el “incremento notable” del crimen organizado en los pueblos donde se practica la extracción no convencional del petróleo, conocido como fracking.

“Justo en las regiones del petróleo han aumentado los levantones, extorsiones, desaparición de personas, tráfico de armas, criminalización de las mujeres, entre otras formas de violencia”, dijo durante la presentación traducida al español del “Compendio de hallazgos que demuestran riesgos y daños del fracking”.

Agregó que eso no tiene que ver con una complicidad implícita entre empresas y narco, “sino que las empresas atraen a estos grupos por el capital económico que tienen”.

Advirtió que estados como Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Veracruz, Puebla y San Luis Potosí, que ya sufren de violencia, están en riesgo de que se incremente por la práctica del fracking.

El sistema de fracturación hidráulica destruye los recursos naturales, trae problemas a la salud y conlleva a efectos en el tejido social de pueblos natales, dijo Jiménez.

“No es coincidencia que con el incremento del crimen organizado en Veracruz se haya cambiado la policía municipal dando un giro hacía el Mando Único, y es algo que se replica en toda la región norte del estado de Veracruz”, aseguró.

AMENAZA RECURSOS NATURALES

El compendio, con más de 192 estudios de expertos, contiene bases científicas que prueban graves efectos en la salud de los pobladores de las regiones donde se realiza esta práctica, y el daño directo al medio ambiente.

El estudio menciona que el fracking es una amenaza para el agua potable. Investigadores independientes de Texas identificaron 19 contaminantes relacionados con el fracking en el campo de Barnett, entre ellos, el cancerígeno benceno.

En Pensilvania, pozos de agua de consumo cercano a operación de perforaciones tenían problemas de revestimiento, se encontró además, un disolvente presente en el fluido de fracking.

Alejandra Jiménez mencionó que un solo pozo perforado con esta técnica requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua para funcionar.

Actualmente, dijo, en México existen 924 pozos de fractura hidráulica. De estos, 349 se encuentran en Veracruz y 172 están sólo en el municipio de Papantla.

El agotamiento y contaminación del agua es uno de los temores de los activistas contra el fracking en Coahuila.

Waldo Terry, de la asociación Amigos de Ríos San Rodrigo, aseguró que existe el riesgo de que al perforar el acuífero del Burro, en Piedras Negras, las sustancias tóxicas que se utilicen dejen inservible el agua de la región.

“Si esto ocurriera se acabarían las fuentes de agua para uso agrícola, ganadero y sobre todo de uso humano, porque estos ríos surgen de la Sierra Madre Oriental por afloramiento de este acuífero”, dijo Terry.

Terry explicó que en la región de Piedras Negras ya se activaron las rondas 0 y 1 de la reforma energética, y con ello se hicieron exploraciones entre 2014 y 2015, que dañaron el ambiente.

Sin embargo, el gobierno sigue promocionando el fracking como el futuro del estado, y también lo usa para estimular a los jóvenes a que estudien nuevas carreras relacionadas con el petróleo.

El estado ha promovido esta actividad entre particulares con el clúster minero-petrolero, una asociación civil patrocinada por el gobierno, donde les promete a los ejidatarios y propietarios de la tierra que al permitir la explotación de sus terrenos ellos van a recibir hasta el 3% de las utilidades que las empresas obtengan, explicó Terry.

Coahuila, es uno de los estados con afectaciones inmediatas por el fracking, sin embargo, con la reforma energética “todos los estados del norte están siendo afectados por gasoductos, poliductos que también es preocupante, es la otra parte del tema de hidrocarburos”, dijo Alejandra Jiménez.

En los estados de Tamaulipas y Nuevo León también existe una alerta, especialmente con el proyecto conocido como “Monterrey 6” donde los activistas han advertido que ese trasvase no es para surtir las necesidades de la ciudades, sino para las exigencias de la fractura hidráulica.

 IMPACTOS EN LA SALUD

El compendio en el que también participa la fundación Heinrich Böll Stigtung comprueba que los residentes de zonas cercanas a operaciones de fracking presentaron problemas de salud donde se incluyen aumento en tasas de hospitalización, problemas respiratorios, erupciones cutáneas, traumas, abuso de droga y niños con bajo peso al nacer.

Un nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins encontró un aumento del 40% en nacimientos prematuros en niños de madres residentes en sitios de perforación activa en Pensilvania.

Además es “un trabajo asesino” para los empleados de la industria dijo Sandra Steingraber, profesora del Colegio de Ithaca en Nueva York al explicar que entre los trabajadores incluyen exposición a sustancias tóxicas y accidentes. Se detectó benceno en la orina de trabajadores de plataformas de perforación de pozos en Colorado, también están en riesgo de desarrollar silicosis una enfermedad pulmonar incurable.

Cifras parecidas se podrían ver pronto en México, según Alejandra Jiménez en Veracruz los daños en salud pública han incrementado con enfermedades en vías respiratorias, alergias, asma y aumento en los casos de cáncer.

“Las autoridades nunca se han tomado la molestia de medir la incidencia de afectaciones, levantar datos y muestras de lo que está sucediendo”, resaltó.

El fracking no se puede regular, debe prohibirse

Sandra Steingraber, destacó que el 85% por ciento de los estudios científicos que estudian los riesgos del fracking señalan que esta técnica no puede ser segura. “Es nuestra conclusión” dijo.

“No hay forma de que esta práctica pueda ser regulada, debe prohibirse”.

El Compendio de Hallazgos científicos, médicos y de medios de comunicación que demuestran los riesgos y daños del Fracking, no ha tenido financiamiento, se elaboró aprovechando los conocimientos de profesionales en la salud y científicos, cuyo resultado fue la prueba contundente para ganar una batalla legal en Nueva York donde se prohibió la técnica.

En 2013, más de 40 organizaciones que conforman la Alianza Mexicana contra el Fracking impulsaron la prohibición de esta práctica junto con legisladores, sin embargo, no prosperó.

Durante el mismo año, se creó la Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente donde se preguntaba sobre los permisos sobre los pozos explicó Aroa de la Fuente, colaboradora de Fundar, dijo, que esos permisos se han dado sin ningún tipo de información y consulta a las poblaciones afectadas.

De la Fuente mencionó que hasta el momento, Alianza Mexicana contra el Fracking ha presentado más de 25 mil firmas en el poder legislativo para prohibir el fracking en el país.

Con información de: elsiglodetorreon.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com