Últimas Noticias

Extradición de “La Barbie” no tiene relación con fuga de “El Chapo”: PGR

CIUDAD DE MEXICO.- La extradición de Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, corrió en forma independiente al caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y no tiene relación alguna con la fuga del líder del Cártel del Pacífico, aseguró José Albero Rodríguez Calderón, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR.

Esto no obedece a circunstancias de otros asuntos, llámese Joaquín Guzmán Loera o cualquier otro. Estos son trámites legales que se van derivando y que van caminando jurídicamente y llega un momento en que ya es posible jurídicamente hacer efectiva la extradición”, explicó, en entrevista con Grupo Imagen Multimedia.

El funcionario federal abundó en que, en el caso de Valdez Villarreal ‒quien estaba recluido en el penal federal de El Altiplano y era figura clave del cártel de los Beltrán Leyva‒, “no es producto de la casualidad; es producto de un trabajo permanente, sistemático, con base en el tratado de extradición. La fecha de detención con fines de extradición se hizo el 20 de noviembre de 2010.

“Todo este tiempo que ha venido pasando son trámites jurídicos, trámites legales que se han llevado a cabo, para efecto de lograr que el día de ayer hayan sido enviado a Estados Unidos junto con 12 personas más. Esto que ocurrió es producto de un trabajo permanente, sistemático, que se lleva cabo con base en el Tratado Internacional de Extradición que tenemos firmado, México como país, y los Estados Unidos.”

Después de explicar el proceso para que se concrete una extradición, explicó por qué “El Chapo” no pudo ser extraditado.

“En enero de este año se recibió en PGR la primer petición del gobierno americano para extraditarlo; cuando PGR tiene los documentos, cuando está analizando la viabilidad de la petición, se encontró que no estaba ajustado al tratado bilateral que tenemos firmado con Estados Unidos y a principios de febrero se devuelve el documento por vía de la Cancillería, informando al gobierno americano que esa petición que hace Estados Unidos no se ajustaba legalmente a los requisitos del tratado bilateral que tenemos firmado.

“Posteriormente, el 25 de junio, volvemos a recibir otra petición del gobierno norteamericano, que ya estaba perfectamente bien realizada, que ya no tenía las deficiencias iniciales de enero, y por lo tanto se inició el trámite.

El trámite pasa por varias oficinas y esto lleva aproximadamente de 10 a 12 meses, en promedio, para que se pueda hacer efectiva la extradición. No es un trámite sencillo, ni es tan rápido como uno quisiera, porque existen derechos constitucionales y derechos procesales que tienen los extraditables, como el derecho a pedir un amparo, por ejemplo, y en el momento en que se inicia un proceso de amparo, detiene el proceso de la extradición y es por ello que llega a tardar todo el trámite hasta un año, por lo cual es imposible enviar a Estados Unidos a Joaquín Guzmán Loera cuando apenas el 25 de junio se había recibido loa petición de extradición del gobierno de los Estados Unidos y él se escapa el 11 de julio, a tres semanas, cuando mucho, de haber recibido la petición de extradición del gobierno americano.

“A la fecha tenemos ya orden formal de petición de extradición en contra de Guzmán Loera por parte de un juez federal, y está vigente la orden de detención para que la Policía Federal Ministerial logre su captura y en cuanto se le detenga se iniciará todo el procedimiento de extradición”, expuso Rodríguez Calderón.

Tras revelar que habrá más extradiciones, detalló que “la extradición es una herramienta jurídica que permanente utilizamos tanto México como Estados Unidos para poder someter al imperio de la ley a personas que han cometido algún delito y que se encuentran ya sea en Estados Unidos o en México.

“Todos los días firmo en promedio una, dos o hasta tres o más peticiones de extradición de México hacia Estados Unidos para pedir la detención de personas que se encuentran, en el caso de México, en Estados Unidos, para traerlos hacia México y que respondan ante las autoridades por algún delito que han cometido.

“En el caso de las peticiones de Estados Unidos a México cuando solicita una extradición, el punto inicial de arranque se da en la Cancillería; después de Cancillería pasa a PGR para efecto de revisar que toda la documentación que nos manden esté ajustada a derecho y que se cumpla con los requisitos del tratado bilateral.

“Posteriormente se pasa a un juzgado federal para que también haga una revisión técnica respecto al asunto y es muy importante esto: El juzgado federal solamente emite una opinión; el juez federal no decide sobre la extradición.

“Cuando ya la opinión jurídica del juzgado federal y el trabajo de PGR están terminados, todo esto pasa de nueva cuenta a la Cancillería, y Cancillería es la autoridad que a final de cuentas decide si se manda o no en extradición a una persona en lo particular.”

El subprocurador especificó que “La Barbie” tenía dos órdenes de detención con fines de extradición. La primera se obtuvo el 4 de julio de 2011 y la segunda el 14 septiembre de 2012.

“Fue un proceso largo, con muchos recursos legales que interpuso”, señaló, y aclaró que para el narcotraficante “se agotaron todos los recursos legales. Ya no hay vuelta atrás”.

Mencionó que Édgar Valdez Villarreal tiene pendientes cinco procesos penales en Estados Unidos, por delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, delitos contra la salud y homicidio.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com