Últimas Noticias

Esperan romper récord de ventas en Buen Fin

CIUDAD DE MEXICO.- Para la quinta edición del programa de descuentos en bienes y servicios conocido como el Buen Fin, empresas y analistas esperan una nueva marca que llevaría a duplicar en pesos lo facturado durante la primera versión en 2011.

De acuerdo con Giselle Mojica, analista de Grupo Financiero Monex, se espera un crecimiento entre cuatro y cinco por ciento respecto al año anterior. Con ello, la cifra de ventas del 13 al 16 de noviembre próximos sobrepasaría los 197 mil 405 millones de pesos (mdp) registrados en 2014. Una mejora del cuatro por ciento en las ventas dejaría ingresos por más de 205 mil 301 mdp, en tanto que el cinco por ciento se traduciría en una facturación de más de 207 mil 275 mdp.

Eso, según la analista, representa un escenario conservador, ya que en los reportes financieros de tiendas y supermercados se vislumbra un mejor desempeño.

Pero Vicente Yáñez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), dice que la expectativa para este año es un crecimiento del tres o cuatro por ciento. Refiere que el crecimiento esperado se debe en parte a los ajustes y cambios derivados de las reformas por lo que “conforme vaya pasando el tiempo y las reformas vayan madurando (…) eso va generar inversión, empleo y crecimiento económico, pese al entorno de mercado”.

Para Walmart de México, este evento se ha convertido en una de las temporadas más significativas, pero que no tendrá un impacto en precio, pues se cuenta con una planeación de compra anticipada. “Mantendremos una oferta competitiva gracias a una planeación con un periodo de 12 meses antes de que suceda este evento”, refirió el vicepresidente ejecutivo y CEO de autoservicios de Walmart de México, Renzo Casillo.

Cuidado con los detalles

Aunque inspirado en el Black Friday de Estados Unidos, con el cual se da inicio a las compras navideñas, el Buen Fin no provoca el mismo furor de compras.

De acuerdo con Mojica, de Monex, ambos eventos nacieron para fomentar el comercio y el consumo, y a su vez impulsar la economía de cada país.

Sin embargo, el Buen Fin tiene la ventaja de celebrarse en un fin de semana largo, que incluso considera un día festivo —el lunes—, mientras que el Black Friday se lleva a cabo durante un día, el viernes, que posteriormente incorporó al siguiente lunes el Cyber Monday, que impulsa la venta por internet desde 2005.

A pesar de eso, las ventas en EU son mucho mayores. En la edición 2014, la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) reportó ventas en el Buen Fin por 197 mil 405 millones de pesos (14 mil 150 millones de dólares al tipo de cambio al menudeo de noviembre de 2014). En el vecino del norte, las ventas totales del Black Friday alcanzaron 50 mil 900 millones de dólares, es decir, 260 por ciento mayores.

“El poder adquisitivo es totalmente diferente; además, en cuanto a productos el Black Friday se enfoca en todo tipo de mercancías, mientras en el Buen Fin son ciertos productos que eligen las empresas para poder ofrecer descuentos y meses sin intereses”, dijo Mojica.

En México, “El fin de semana más barato del año”, que de acuerdo con la Secretaría de Economía este año tendrá descuentos hasta de 80 por ciento en algunas mercancías, se ha hecho famoso por los meses sin intereses y ha provocado un sobreendeudamiento de los consumidores; así como abuso en incremento de precios previo a estos cuatro días.

En el Buen Fin de 2014 la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió la actividad comercial en 53 establecimientos por irregularidades a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC).

Entre las faltas, la Profeco reportó publicidad engañosa; no respetar promociones, ofertas y tarjetas de descuento; no informar o respetar términos y condiciones; condicionar la venta de productos; y anunciar productos inexistentes en tienda, entre otros.

Este año, la dependencia habilitó un micrositio para seguir la jornada comercial y dijo que detectó que en los últimos dos meses ha habido aumentos de entre 10 y 32 por ciento en aparatos electrónicos, como televisores, computadoras y teléfonos móviles, para después ofrecer falsos descuentos durante el Buen Fin.

De acuerdo con el análisis Nielsen Retailer Facts, casi 85 por ciento de los mexicanos saben del Buen Fin y el perfil del consumidor lo conforma amas de casa trabajadoras entre 41 y 50 años con familias pequeñas (dos a tres integrantes), de nivel socioeconómico alto y medio y con hijos menores de 12 años.

El año pasado solo 15 por ciento de la población adquirió algún producto o servicio, a pesar de la comunicación masiva de la iniciativa.

Durante el Buen Fin de 2014 las categorías más compradas fueron ropa y calzado con 27 por ciento, electrónicos con 21 por ciento, electrodomésticos con 12 por ciento, comida con nueve por ciento y muebles con 6 por ciento.

Las ventas superarán 200 mil millones de pesos en 2015, según analistas.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com