Últimas Noticias

En la industria minera, la seguridad vale oro

CIUDAD DE MÉXICO.- La industria minera no ha dejado de ser una tentación para el crimen organizado, y la impunidad con que pueden operar los delincuentes es tal que han llegado a sustraer ellos mismos por las noches el mineral.

Pese a que desde mayo del año pasado algunas empresas mineras en conjunto con la Coordinación de Minería de la Secretaría de Economía (SE) y la Policía Federal, a través de la Gendarmería, arrancaron un plan de acción que incluía el reforzamiento de la seguridad en las inmediaciones de los complejos mineros, así como un diagnóstico de las empresas, aún persisten reportes de extorsión contra trabajadores y el robo de minerales.

Los complejos mineros no son ajenos a la delincuencia que prevalece en Chihuahua, Coahuila, Guerrero, Sinaloa, Michoacán y Zacatecas.

Mario Cantú, coordinador general de Minería de la SE, admitió que es un tema que preocupa a los consorcios, dependiendo de los niveles de violencia en las regiones.

“No es una cuestión que la delincuencia organizada o las bandas vayan específicamente a una mina, sino que la inseguridad está en la zona.

“Es una preocupación de muchas empresas y un tema que sale a relucir en todas las convenciones, y la demanda es que estemos detrás como aparato, como gobierno apoyando”, manifestó.

En tanto, Manelich Castilla, jefe de la división de Gendarmería, presumió que el diagnóstico les ha permitido conocer las problemáticas específicas en cada región, que van desde robo de concentrados minerales y extorsiones hasta secuestros de personal, y atacarlos mediante la vigilancia.

“El acuerdo es para proteger a todo el sector, no exclusivamente a las minas, porque éstas generan una serie de actividades y productos, además de servicios y trabajos indirectos que son susceptibles de ser protegidos. Implica el despliegue de capacidades de la Policía Federal gerencializada por la Gendarmería, pero atendidos por el ámbito de especialidad”.

Aseguró que la coordinación con las mineras es más estrecha, tanto que los aseguramientos de material robado se comparten en tiempo real con las empresas.

“Tenemos un esquema de comunicación directa que funciona semejante a los chats, donde al momento que estamos asegurando, enviamos fotografías, procedencia, documentos que presentan; ha tenido un éxito muy importante”, explicó.

Secretaría de Energía reconoció que los trabajadores de la industria extractiva están expuestos a las extorsiones

Sin embargo, en lugares como Fresnillo, Zacatecas, el entorno de inseguridad también impacta en las mineras, como en la mina Fresnillo PLC, la productora de plata más grande del mundo.

Sus trabajadores viven un temor en silencio. Carlos Pavón, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico Frente, aseguró que todavía a finales de 2015, un grupo armado llegaba por las noches a la minera Fresnillo para extraer el material con sus propias manos, como si conocieran perfectamente el lugar.

“Lo que le pedíamos a los compañeros era retirarse y no enfrentarse, era una cuestión muy desigual, era gente armada que entraba con camiones, sacaban el material, sabían dónde estaba, hay lugares que son muy ricos en plata; entonces, sabían en qué lugares debían estar”.

Pavón indicó que por la poca confianza en las autoridades y el temor de represalias contra ellos o sus familias son pocas las denuncias.

“Se han hecho las denuncias, pero nunca se llegaba a absolutamente nada. El Ejército ha participado, una vez detuvieron a un grupo de gente, pero la ley no lo considera delito grave y salen bajo fianza; entonces, está el temor generalizado, lo mejor es quedarse callados”, indicó.

Consultada por MILENIO, la minera Fresnillo prefirió no emitir ninguna postura al respecto. En tanto, la Gendarmería afirmó que hasta ahora tampoco cuenta con denuncias sobre este tipo de ilícito.

“No tenemos actualmente el conocimiento de que esto sea una constante, pero desde luego que estamos dispuestos, como siempre, a conocer y atender la problemática. Yo invitaría a los agraviados, a las personas que tengan información en general que proporcionar que así lo hagan”, expresó.

Sin embargo, en un sondeo realizado por MILENIO, los mineros optaron por no dar detalles sobre la situación de inseguridad, aunque sí admiten que el temor existe principalmente por las extorsiones.

“Hay compañeros, de quienes omito nombres por su seguridad, a quienes les han ocurrido extorsiones. Si no pagan una cantidad son amenazados con atentar contra ellos o contra sus familias, esto se ha dado muy seguido.

“Los mineros vivimos al día; entonces, cuando situaciones de compañeros que son extorsionados prefieren pagar para cuidar la integridad de la familia”, aseguró Pavón.

La Secretaría de Energía reconoció que los trabajadores están expuestos a las extorsiones, principalmente en Zacatecas y Durango, donde no se le pega directamente a la fuente de riqueza que es la mina, sino a los beneficiarios del proceso de producción.

Las afectaciones ¿un problema de percepción?

“La proveeduría, los tenedores de la tierra, los propios trabajadores, sobre todo en época cuando se reparten las utilidades es un problema latente”, señaló a su vez Cantú.

El funcionario admitió que aunque la dependencia federal ha solicitado a los concesionarios mineros un reporte sobre los costos de inversión en seguridad, así como el número de denuncias que se presentan por estos hechos, y señaló que aún no los tienen, pues no están obligados a presentarlos.

“Datos por sí mismos no los tienen cifrados (las empresas), se comenta que puede llegar a cinco u ocho por ciento del costo (gasto en seguridad), pero depende de quién estemos hablando, y principalmente se refiere a las empresas que ya tuvieron algún tipo de incidente”, dijo.

Estimaciones de la Cámara Minera de México en 2014 reportaron que las empresas mineras invirtieron poco más de 41 millones de dólares en seguridad privada, cifra que equivale, en promedio mensual, a 3.4 millones de dólares, o sea, más de 110 mil pesos al día.

No obstante, este panorama para la Gendarmería y la Secretaría de Energía las afectaciones al sector es un problema de “percepciones”, que ha mejorado con el reforzamiento de la vigilancia, ya que México sigue siendo atractivo para la inversión minera extranjera.

“Está controlada en el sentido de que si comparamos lo que vivimos hoy con lo que se vivió en 2014, 2013 y más atrás, los incidentes y los robos, al menos lo que se está comentando de las propias empresas sin tener los números exactos, porque esos nunca los hemos tenido, los tienen las propias empresas, sí se siente un ambiente diferente”, finalizó Cantú.

Fuente: sipse.com

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com