Últimas Noticias

“En el PAN no se le cerró la puerta a los corruptos”: LFBM

CIUDAD DE MEXICO.- Luis Felipe Bravo Mena tiene claro el diagnóstico de por qué el PAN entró en “el marasmo” de la corrupción pero aún estudia, como responsable del órgano anticorrupción en el blanquiazul, cómo atacar los casos que sobrevengan en el corto o mediano plazo.

Dos veces dirigente nacional, Bravo Mena disecciona: no se cerró de inmediato la puerta a los corruptos, se negaron las cosas y no se aplicaron a tiempo los frenos.

Designado por Ricardo Anaya, dirigente de Acción Nacional, como un virtual “zar anticorrupción”, afirma estar dispuesto a voltear para atrás y revisar los casos de los “moches” en que incurrieron diputados federales en la LXII Legislatura.

Bravo Mena afirma que hubo un grupo -dentro del cual figuraba él mismo- que pidió que el Consejo Nacional revisara el caso de ‘los moches’ y el escándalo que protagonizaron diputados en la pachanga de Puerto Vallarta a principios de 2014.

Pero, recuerda, “aquello no prosperó y por eso se generó una inconformidad.

“Como la instancia que debió haber entrado a conocer los casos -apunta- no lo hizo, entonces quedó todo en un marasmo y en una condición en que fuimos perdiendo la esperanza de que las cosas pudieran corregirse. Ahora, en este momento, con esta medida, creo que podremos iniciar una ruta, en sentido absolutamente inverso a la laxitud, la tolerancia y de negación de las cosas; porque, en principio, lo que estaba sucediendo es que se negaba todo: ‘no, todo es invento, todo es falso’, etcétera. Muy bien, es probable que muchas cosas sean falsas.

-Eso es negar las cosas…

-Negar las cosas es abrirle la puerta a todo, porque no mandas una señal de que eso no se vale, de que esto es inadmisible en una institución como la que dice ser el PAN, (pero ahora) se vale decir que nos hemos equivocado, sea porque no fuimos enérgicos, sea porque no fuimos lo suficientemente claros en castigar esto, pues se ha terminado.

-¿Y por qué se dejó pasar?

-Creo que nos encontró este fenómeno extendido en el momento en que estábamos comenzando a dar las batallas en serio para ganar. Y entonces, en el frenesí de ganar por ganar -porque de lo que se trataba era de acumular posiciones para ir escalando a más y más-, no pusimos la atención, y aquí todos, y me incluyo, privilegiamos el sumar a quien fuera, y no se pusieron los frenos, no se cerró la puerta de inmediato a quien empezaba a contaminar el ambiente del partido con prácticas y formas que no eran las del partido, y fueron creciendo y creciendo, y se fueron haciendo grandes y extendiendo.

-¿Cuál fue el primer caso notorio de corrupción en el PAN?

-Tuvimos uno que nos dolió y escandalizó mucho. Un caso de un Alcalde de Zapopan que tenía dinero en el cajón. Bueno, cómo es posible que un Alcalde tenga esto en un cajón, y luego empezaron otros brotes…, al ratito un regidor, y la cosa ya empezó a hacerse más delicada y creciendo, y sin reacciones, porque hasta ahorita no conozco un caso en que la Comisión de Orden haya sancionado a nadie por esto. Siempre nos encontramos con el problema de la comprobación, que es uno de los temas que esta comisión tiene que resolver.

-¿A qué se refiere?

-El principio de justicia es que tú no puedes sancionar a nadie al que no le compruebes, y el que acusa está obligado a comprobar. ¿Cómo te allegas las pruebas? Es muy difícil. Para alguien que no es ministerio público, que no es autoridad para solicitar información a la Comisión Bancaria es difícil.

Va a batallar con eso…

Es un reto muy grande, sí, porque nosotros no somos ministerio público.

¿Y entonces?

Ése es de los temas que tenemos que estudiar. ¿Cuál va a ser nuestra metodología para llegar a un punto de certeza? Entonces, seguramente vamos a tener que canalizar a la autoridad competente los casos, y, en el orden interno, pedirle a la Comisión de Orden que actúe. Pero esto está todavía sin escribirse.

¿Su tarea es hacia adelante o podrá voltear hacia atrás?

Ricardo me dijo: “no hay límites”, pero de entrada, para que yo aceptara, le dije: “a ver, esto va a generar una expectativa. Yo estoy poniendo lo poco o mucho que soy en esta historia. Si esto no funciona y fracasa, y resulta el parto de los montes, pues no me la acabo”. Yo ya estoy en la etapa final de la vida, y acabar así no me parece lo mejor. No hay límites, pero sí tenemos que ser prudentes, porque se te va a venir encima toda la expectativa.

¿Estaría dispuesto a voltear al caso de los moches?

Claro, no prefiguro nada, pero sí hay que meterse…

¿De qué depende ese escenario?

Primero, del marco que le creemos a la comisión y de la discusión que tengamos los comisionados. Yo no lo puedo anticipar porque sería un abuso de mi parte. La instrucción de Ricardo es “no hay límites, salvo la prudencia para tratar todos los temas” y que no vayamos a incurrir en otro error en que incurren los puristas.

A ver…

Incendiar la casa para que se acabe el mal ambiente, tirar el agua con todo y el niño. No vamos a incendiarnos en un minuto para demoler al partido.

¿Se imaginó que lo iban a aventar al ruedo?

No, no me lo imaginaba, pero sabiendo que he sido crítico…, no se vale criticar y no actuar y prefiero que me critiquen porque me faltó algo a que me digan “no hizo nada”.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com