Últimas Noticias

En Acapulco siguen asesinando funcionarios; ya son 11 en el año

ACAPULCO.- Cuando estaban a punto de llegar a sus oficinas en el Ayuntamiento en Acapulco, el director de Recursos Humanos, Andrés Lara García, y su asistente  Raúl Parra Herrera fueron asesinados a balazos.

Con este crimen suman 11 los funcionarios públicos asesinados en lo que va del año, lo que ratifica a Acapulco como la ciudad más peligrosa de México y la tercera más insegura del mundo, de acuerdo con un informe presentado en agosto pasado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

De los 11 crímenes contabilizados en este 2015, seis han ocurrido en los dos meses que lleva la gestión del presidente municipal Evodio Velázquez Aguirre, de extracción perredista. Del 1 de octubre a la fecha han muerto asesinados un funcionario municipal, un regidor, tres jefes policiacos y un exservidor municipal.

Emboscada

De acuerdo con el reporte policiaco, los hechos ocurrieron cerca de las 9:30 cuando Lara García y su asistente se aproximaban a las oficinas del Ayuntamiento, que se ubican cerca de la exzona militar, a bordo de una camioneta color negro, con placas de circulación HD-5320.

Las autoridades ministeriales sospechan que los criminales ya los estaban esperando, pues se acercaron a la camioneta en cuanto arribaba y dispararon contra las dos personas.

El funcionario asesinado fue director de Recursos Humanos en la administración del alcalde Alberto López Rosas (2002-2005); posteriormente con el alcalde Luis Walton Aburto (2012-2015) fue director de Saneamiento Básico, y en esta nueva administración municipal repitió en el área de Recursos Humanos.

Al lugar acudieron policías de los tres niveles de gobierno, quienes acordonaron la escena del crimen.

Sobre los hechos de violencia, el alcalde declaró que “Acapulco vive tiempos complejos”; sin embargo, afirmó que hay una estrategia en materia de seguridad por parte del grupo de Coordinación Guerrero, donde participan los tres órdenes de gobierno.

“Violencia no para”

Por su parte, desde Chilpancingo, el gobernador  de Guerrero, Héctor Astudillo, pidió más ayuda por parte del gobierno federal para resolver la situación de violencia que enfrenta Acapulco; solicitó que la Federación “ nos ayude todavía más de lo que nos ha ayudado, pues la situación de violencia no para”.

Señalo que ya ofreció sus condolencias por lo ocurrido al alcalde de Acapulco Evodio Velázquez, por el asesinato de dos de sus colaboradores. Finalmente dijo que las zonas que son foco rojo en cuestión de seguridad en estos momentos son Acapulco, Tierra Caliente y Chilapa.

Recuento de daños

El terror para la presente administración inició cinco días después de que Evodio Velázquez asumió el cargo de alcalde de Acapulco.

El 6 de octubre pasado falleció el encargado de despacho de la Policía Vial, Jorge Zambrano; después de permanecer en el hospital dos semanas en estado de coma, el oficial murió.

El 8 de octubre, el jefe operativo de la Policía Preventiva Municipal, Severiano Retana Bello, de 51 años, fue atacado a balazos en el boulevard Lázaro Cárdenas, cerca de la colonia Las Cruces; fue llevado herido al hospital Donato G. Alarcón, de Ciudad Renacimiento, donde falleció.

El 10 de octubre, en la comunidad de Tres Palos, un grupo de hombres armados acribilló al regidor priista Jesús de la O Gallardo, quien era comisario de Plan de los Amates.

El 12 de octubre, Juan Ávila, comandante de la Policía Preventiva, fue agredido a balazos, cuando llevaba a su hija a la escuela, ubicada en la parte alta de la colonia Bella Vista.

La mañana del 16 de noviembre, a las afueras de su casa, el exdirector de Gobernación municipal de Acapulco, Felipe Loyo Malabar, fue asesinado a balazos.

El cuerpo del exfuncionario fue hallado en el asiento del piloto, con dos impactos de bala, uno en la cabeza y otro en el tórax; el vehículo, un Jetta café, quedó estacionado en la calle Río Atoyac colonia Hogar Moderno.

ATENTADO

La noche de ayer, un grupo de hombres armados atacó a balazos a la directora general de  Seguridad y Custodia Penitenciaria (Ceresos), Virginia Aguilar Hernández, junto con su escolta en  las afueras de las oficinas de la dependencia. Ambos están heridos de gravedad.

El reporte de la policía señala que la funcionaria  salía de sus  oficinas ubicadas en la calle Ayutla número 30, en la colonia Progreso, a un costado del panteón central de la capital del estado,  antes de abordar su vehículo fue baleada por desconocidos.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com