Últimas Noticias

El inverosímil adiós de la Minera San Xavier

CERRO DE SAN PEDRO, SLP. (Proceso)- El tajo a cielo abierto de la Minera San Xavier, a un costado de este pueblo, es lo que queda del cerro que da nombre al municipio y que puede verse en el escudo oficial del estado, con San Luis Rey de Francia, con dos barras doradas y plateadas a cada costado, y al fondo un campo dorado y otro azul.

Dos décadas han transcurrido desde que Minera San Xavier, subsidiaria de New Gold Inc., anunció su instalación, consiguió las primeras autorizaciones por encima de un decreto de preservación de la zona y dividió a los pobladores de la cabecera sanpedrense y comunidades vecinas.

Generó además un movimiento social contra el proyecto por sus consecuencias sociales, ambientales y sobre el patrimonio histórico.

El anuncio de que la Minera San Xavier (MSX) cerrará sus operaciones en un proceso que se inicia el 1 de enero de 2016 fue recibido con desconfianza por los activistas y organizaciones ciudadanas del Frente Amplio Opositor (FAO), que lucharon contra la concesión a la empresa.

Los activistas suponen que se trata sólo de un cambio de estrategia de la minera para retomar otros proyectos de explotación en la misma zona, pues a la concesión le quedan décadas de vigencia.

Este escenario, advierten los activistas, incluye el riesgo de que la minera reactive­ su pretensión original de extraer el mineral de la reserva ubicada bajo el centro de Cerro de San Pedro. Así lo planteaba el proyecto inicial, que debió modificarse ante la resistencia ciudadana apoyada por algunos propietarios y ejidatarios (Proceso 1245).

“Hay muchas contradicciones en torno de este anuncio –dice el ingeniero minero Mario Martínez Ramos, originario de Cerro de San Pedro e iniciador del movimiento ciudadano–. Hay señales para creer que lo que se va es la razón social, que ya está muy quemada y está perjudicando mucho a la empresa, no nada más en imagen, sino económicamente. De unos años para acá les ha costado millonadas de dinero mantenerla operando en su ilegalidad.”

Martínez Ramos fue uno de los pobladores que asistió a la misa que ofició el padre Margarito Sánchez en el templo de San Nicolás el 10 de septiembre de 1996, al final de la cual directivos de MSX informaron a la gente del proyecto que afectaría 360 hectáreas.

Todo sonaba muy bien: reactivación de la economía local, creación de empleos… hasta que los presentes escucharon que la minera pretendía reubicar el pueblo y algunas comunidades vecinas a varios kilómetros de su lugar original. Surgieron las primeras resistencias.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2044 de la revista Proceso, ya en circulación.

Fuente y Créditos: Proceso / Apro – http://www.proceso.com.mx
Enlace a la nota original: El inverosímil adiós de la Minera San Xavier

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com