Últimas Noticias

El “Bronco”, en fuerte crisis

En poco más de seis meses, el gobierno de Nuevo León suma al menos 11 renuncias de funcionarios “por motivos personales” y una de ellas ocasionada por señalamientos de corrupción; cuatro ceses y consignaciones relacionadas con los hechos violentos en el penal de Topo Chico y otras cuatro de mandos y celadores por permitir el ingreso de drogas y objetos prohibidos al penal de Apodaca. La cifra de bajas se acrecentó la última semana con un par de destituciones más.

El jueves, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón anunció el cese de José Rafael Cárdenas Hernández, quien fungía como director de Administración Central de la Secretaría de Educación, unas horas después de que medios locales publicaran que como tesorero de General Zuazua en el período 2012-2015, incurrió en malos manejos financieros de acuerdo a la revisión de las cuentas públicas de 2014 realizada por la Auditoría Superior del estado.

El viernes, el gobierno estatal, a través de un breve comunicado, dio a conocer el despido de la coordinadora general jurídica del Seguro Popular, Alejandra Ofelia Vargas Chapa, después que trascendió su detención y arresto administrativo por parte de las autoridades de seguridad pública y vialidad de Monterrey, cuando conducía ebria un vehículo oficial.

Vargas Chapa estaba en la administración estatal desde el gobierno de José Natividad González (2007).

El gobierno de Jaime Rodríguez, que inició el 4 de octubre de 2015, se ha visto afectado por 11 renuncias: Ismael Rodríguez Campos a la presidencia de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje; Julio César Castillo, a la titularidad de la Secretaría del Trabajo; Verónica Sada Pérez a la subsecretaría de Energía de la Secretaría de Desarrollo Económico, y Argelia Solís González, que renunció a la dirección de Administración y Finanzas del DIF estatal, entre muchos otros más.

Entre los renunciantes sólo había sido cuestionado públicamente Rogelio Benavides por haber adquirido 200 mil cobertores al triple de su valor.

Abandonó el cargo -según dijo- para evitar el “golpeteo político” a su amigo el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, con quien todavía mantiene la amistad, y prueba de ello es que el viernes fue uno de los 300 invitados a la presentación del tequila Bronco Independiente en una finca del municipio de García.

Fuente y Créditos: elsiglodetorreon.com.mx
Enlace a la nota original: El ‘Bronco’, en fuerte crisis

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com