Últimas Noticias

Diputada panista desfalca al estado de Sonora con 4 mil 103 mdp

CIUDAD DE MEXICO.- La diputada federal panista Teresa Lizárraga Figueroa es señalada como presunta responsable del desfalco de 4 mil 103 millones de pesos cuando estuvo al frente del Isssteson en la pasada administración de Guillermo Padrés.

De acuerdo con proyecciones -en poder de Apro– de la empresa Valuaciones Actuariales del Norte SC, con sede en Saltillo, Coahuila, el “saldo de la reserva líquida” proyectada para este año debería ser de 4 mil 185 millones de pesos, sin embargo, el instituto que ofrece servicios médicos a los burócratas sonorenses sólo tiene en caja 82 millones.

El estudio financiero emitido el 7 septiembre pasado establece que la debacle de Isssteson inició en 2009 con la llegada de Lizárraga Figueroa y cuando el fondo de pensionados y jubilados registró sólo 278 millones de pesos; en 2010, la cifra se elevó a 403.4 millones; tuvo otro repunte en 2011, cuando alcanzó los 499.7 millones; en 2012 bajó hasta los 256.4 millones, y para 2013 cayó a 187 millones; en 2014 sumó 171.8 millones y, a septiembre anterior, el monto se estableció en 82 millones.

Esta casa actuarial advierte que la dependencia requerirá de un adicional subsidio estatal de seis años por el orden de los 2 mil 963 millones de pesos, a razón de 493.8 millones anuales, a fin de mantener un esquema financiero saludable.

La secretaria general del Sindicato Único de Empleados del Isssteson, Xóchitl Noemí Preciado, alertó que el instituto estaría en quiebra en el 2023 porque no quedará dinero disponible y la situación se agravaría a partir de 2017, como lo informa Valuaciones Actuariales del Norte en el comparativo de “Flujo entre egresos, ingresos y saldos”.

“El problema radica en que en 2009 había 8 mil 300 pensionados que costaban al Isssteson 941 millones y, al llegar a junio pasado (al término del sexenio de Padrés), el número se incrementó a 12 mil con un costo de 2 mil 320 millones”, puntualizó.

El desfalco financiero de esta institución fue documentado en 2012 por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) y denunciado en 2013 ante la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE).

El recurso legal fue interpuesto contra la exdirectora Teresa Lizárraga por el supuesto desvío de 2 mil 500 millones. El 14 de agosto de 2014, la exfuncionaria sólo admitió un faltante de mil 502 millones durante la comparecencia a la que fue llamada por diputados locales integrantes de la Comisión del ISAF.

La legisladora renunció a la dirección durante la segunda quincena de febrero de este año para aspirar al escaño que hoy ostenta por la vía plurinominal de la primera circunscripción panista.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com