Últimas Noticias

Detención de mexicano en Nicaragua ocasiona tensión diplomática

ZACATECAS, ZACATECAS.- El embajador de México en Nicaragua, Miguel Ignacio Díaz Reynoso, afirmó que no han tenido una respuesta por parte del gobierno nicaragüense sobre la retención del joven zacatecano Jobany Torres Becerra, por tanto, se ha recurrido a interponer el recurso denominado Hábeas corpus, por presumir que se ha cometido una detención ilegal, debido a que “hay un silencio largo y preocupante”.El embajador precisó que desde antes de que Jobany fue detenido por la policía nicaragüense, la Embajada mantuvo contacto con él, ya que previamente la empresa minera Hemco, ubicada en el municipio de Bonanza, donde el estudiante de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) fue a realizar sus prácticas profesionales, lo reportó como desaparecido, ya que no se había presentado a trabajar desde el 30 de mayo, por lo que su desaparicion se notificó a la Policía Nacional para su búsqueda.

Sin embargo, después, se encontró a Jobany en Managua. Al parecer, el joven estaba mal del estómago y presentaba un cuadro fuerte de depresión y manifestó su intención de regresar a Zacatecas, México, por ende, la Embajada informó sobre su hallazgo a la Policía Nacional para que detuviera la búsqueda.

El problema comenzó el 1 de junio en el aeropuerto: cuando sus compañeros, otros tres jóvenes zacatecanos que se disponían a viajar México fueron detenidos por la Policía Nacional y remitidos a la sección consular de la Dirección de Auxilio Judicial conocida como “El Chipote”, donde volvieron a encontrarse con Jobany, quien ya estaba detenido en ese lugar.

El embajador explicó que los tres zacatecanos declararon que hasta ese momento Jobany estaba “triste, pero bien”. Los jóvenes estuvieron retenidos por seis horas y luego fueron puestos en libertad.

Miguel Ignacio Díaz dijo que estos jóvenes notificaron a la Embajada que Jobany estaba detenido y, de inmediato, se iniciaron todos los protocolos ante el gobierno de Nicaragua para conocer la situación de la retención del estudiante mexicano y se pidió con urgencia la visita consular para conocer el estado físico y jurídico del estudiante zacatecano.

Refirió que siempre se había tenido una estrecha relación con la cancillería, así como con la Policía Nacional, donde también se hicieron gestiones directas, pero comenzaron a trascurrir las horas y las autoridades argumentaron que darían una respuesta hasta conocer la situación jurídica de Jobany.

Luego transcurrieron los tres días de ley, sin embargo, sostuvo, no hay día en que no se emita alguna nota consular y peticiones recurrentes para conocer la situación de joven, pero a la fecha las autoridades de Nicaragua no han otorgado ninguna respuesta y “el silencio se ha hecho más largo y altamente preocupante”.

El embajador señaló que “ya no se puede tolerar más tiempo” y se ha optado por recurrir al recurso Hábeas corpus – cuando se constituye una institución de orden jurídico que busca evitar los arrestos arbitrarios y que garantiza la libertad personal del individuo-, es decir, que ya se puede presumir que se ha cometido una detención ilegal por parte de la autoridad nicaragüense.

De igual manera, el embajador aclaró que mantiene contacto directo con la familia de Jobany, así como con las autoridades universitarias y que agotarán todos los protocolos, recursos legales y acciones en general que se tengan que hacer y no sólo esperar al lunes ni a que concluyan los tiempos legales de respuesta de las autoridades de Nicaragua, ya que en todo momento la Embajada de México ha manifestado, primero: conocer urgentemente el estado físico de Jobany, así como su situación jurídica y la pronta liberación del estudiante universitario.

Díaz Reynoso dijo estar conmocionado, preocupado y sorprendido por este caso, ya que las detenciones de mexicanos registradas son por investigaciones de narcotráfico y lavado de dinero, pero jamás se había presentado un caso de la retención de un universitario y mucho menos que no se diera respuesta, por ello, ya está en gestión “al más alto nivel” ante la Presidencia de Nicaragua, además que el caso se ha manifestado a diferentes instancias de protección en América Latina.

El funcionario admitió que este caso también pone en riesgo las cooperaciones bilaterales entre México y Nicaragua respecto a los intercambios estudiantiles.

Sin embargo, dijo que “apela a la sensibilidad de las autoridades nicaragüenses y a la buena voluntad con quienes siempre ha fluido la cooperación y espera que esto ayude a la pronta solución de este caso”.

Con información de: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com