Últimas Noticias

Desalojan petroquímica para evitar intoxicaciones

CIUDAD DE MÉXICO.- Los trabajadores del complejo petroquímico Pajaritos, donde ayer hubo una explosión e incendio por una fuga, fueron desalojados para evitar intoxicaciones, informó la secretaria de Protección Civil de Veracruz, Yolanda Gutiérrez.

En entrevista con Milenio Televisión, explicó que desde anoche se disipó la nube tóxica del incendio, pero continúan los trabajos de enfriamiento en la zona y eso provoca que se eleve una nube de vapor.

“Estamos tratando de enfriar la zona, el incendio ya fue controlado, tenemos que enfriar la zona para poder ingresar tanto autoridades ministeriales y los trabajadores de Pemex”.

La funcionaria estatal dijo que se está llevando a cabo una quema controlada de los remanentes de los materiales.

Antes, en la cuenta de Twitter de la Secretaría de Protección Civil estatal, @spcver, se tuiteó: “No hay nueva fuga en Coatzacoalcos, cambió dirección del viento y el humo sale al lado contrario, se desalojó para evitar intoxicaciones”.

Ricardo Maza Limón, director general de Atención a Emergencias de la Secretaría de Protección Civil, dijo que los humos que se acumularon ayer llegaron hasta la planta de Isquisa, en el mismo complejo industrial, por lo que se determinó “aerear” el lugar antes de dejar entrar al personal.

Este miércoles, una fuga provocó una explosión en una planta del complejo petroquímico Pajaritos, en Coatzacoalcos; el saldo preliminar es de 13 personas muertas y 136 heridas, de las cuales 13 están en estado grave y 48 ya fueron dadas de alta.

La columna de humo negro

Luego de la explosión, habitantes de ésa y otras ciudades dijeron que luego de ver la gran columna de humo negro, sintieron que algo les picaba la piel.

La explosión en la planta petroquímica de Pajaritos sorprendió la tarde de ayer a los habitantes de Coatzacoalcos, Minatitlán, Nanchital, Ixhuatlán del Sureste y Moloacán, quienes vieron la enorme nube negra que salía del complejo de Pemex.

Algunos en la escuela, otros más con dirección a sus casas y lugares de trabajo tuvieron que suspender sus actividades, pues empezaron a escuchar sirenas de ambulancias y a ver la movilización de elementos del Ejército, de la Fuerza Estatal y de la Marina.

Los habitantes de Coatzacoalcos y zonas cercanas dijeron que luego de ver la gran columna de humo negro, empezaron a sentir que “algo” les picaba la piel.

“Nos dijeron que corriéramos hacia los camiones”

Adrián, estudiante de preparatoria, acababa de entrar a la escuela, en Coatzacoalcos, cuando escuchó una fuerte explosión y después vio cómo se formaba una gran columna de humo.

“Algunos sacaron su celular y comenzaron a grabar, estábamos en clase, pero el maestro, cuando vio la nube, se quedó callado, su mirada se perdió, no hablaba, su hermano trabaja en la planta, por lo que sabemos. Salió corriendo y nos dejó ahí”, narró el joven.

Como todo “chavo”, dijo, empezamos a echar relajo, a gritar y esperar, porque muchos se empezaron a salir de los salones, estaban en el pasillo, en el patio, cuando el cielo empezó a oscurecer.

“Ahí fue cuando, como en las películas, se puso el cielo negro y la brisa que sentimos comenzó a quemar, a picar en la piel. Por el micrófono, una de las maestras llamó a que nos metiéramos a los salones, que no saliéramos. Así tardamos como una hora, antes de que dieran la salida”.

La recomendación que las autoridades escolares dieron a los jóvenes fue correr hasta los camiones para irse a sus casas. “No se paren, pónganse el suéter para que no sientan lo que cae”, dijeron, según contó Adrián.

Lo que cayó del cielo “pica la piel”

Krisna Vanoye platicó que estaba en clases cuando sucedió la explosión en la petroquímica de Pajaritos.

“Donde yo estaba no se escuchó el ruido de la explosión; sin embargo, sí pudimos ver la columna de humo negro que se fue formando, el maestro no decía nada, de hecho terminó la clase cuando nos avisaron que se suspendían las labores”.

La estudiante de Administración vive en la ciudad de Jáltipan, por lo que tiene que tomar un autobús para poder llegar a su casa, que es más o menos una hora de camino.

“Tuve que cambiar mi ruta porque evacuaron la central de autobuses. La gente que estaba ahí dijo que se escuchó muy feo. Lo que te puedo decir es que lo que está cayendo pica la piel, sientes que te la quema”.

La gente, dijo, comenzó a decir que los hospitales de Nanchital, Agua Dulce y Allende estaban llenos de heridos, que la cifra que estaban dando no era cierta.

Se protegen del “aire tóxico”

Ana Hernández, mamá de dos niños, prefirió quedarse en casa tras la explosión que se registró en la planta petroquímica de Pajaritos.

“Tenía que llevar a mi niña a su clase de ballet y al niño a karate, pero me habló mi suegra y de plano me dijo que me quedara en la casa, que cerrara las ventanas y pusiera trapos en las puertas para evitar que entrara el aire tóxico”.

La ama de casa, habitante de Minatitlán, dijo a Milenio que se escuchó un fuerte tronido “hasta pensé que iba a llover, por acá cuando empiezan los relámpagos se escuchan bien feo”.

“Nunca pensé que se tratara de la planta, de hecho fue mi suegra la que me dijo lo que estaba pasando, acá solo vimos la nube, negra, negra. Estaba en el patio de la casa cuando comencé a sentir la picazón, por eso me metí”.

Fuente y Créditos: sipse.com
Enlace a la nota original: Desalojan petroquímica para evitar intoxicaciones

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com