Últimas Noticias

Colegio Rébsamen, epicentro de la tragedia

Hasta las 02:10 de la mañana, los lazos y cadenas de personas habían sido reemplazados por vallas metálicas para mantener a la gente presente a un lado y así permitir el ingreso de maquinaria, camiones y polines de madera.

Esta mañana, rescatistas dijeron a Noticieros Televisa que descartaban encontrar a más personas con vida dentro del inmueble. Sin embargo, reportes en las redes sociales hablan sobre niños que han logrado comunicarse y piden ayuda.

Justo en este momento, se ha formado una cadena humana para rescatar a una niña con vida.

Un niño que logró salir con vida explicó que tuvo que escalar una pared para poder salir de los escombros. Dijo que estaba sin palabras, “no sé cómo explicarlo, fue algo muy duro de ver como todo se destruyó”.

Más de 10 ambulancias se encontraban a media calle de la escuela Rébsamen a la espera de que sean requeridas. Militares, policías, rescatistas y gente que viene a dejar agua, galletas, tortas, cobijas y café, entraban y salían del lugar esperando lo mejor y con la idea de rescatar a más personas atrapadas.

“Son cuatro amigos los que están dentro, ya sacaron el cuerpo de tres y sólo falta el de mi tío”, dijo uno de los voluntarios a punto del llanto sin querer dar su nombre.

La esperanza de encontrar a más niños y personal que laboraba en la escuela disminuía pero no así sus ganas de seguir luchando por sacarlos de los escombros. Caras de pesadumbre y preocupación eran la constante en esa parte de la ciudad.

  Senado discutirá Ley de Ingresos 2018 en los tiempos que marca la ley: Gamboa

Un grupo de scouts se encargaba de decirle a los presentes que informaran a todos los que puedan que seguían necesitando distintas cosas: desarmadores planos, serruchos, ceguetas, palas, picos, tijeras de lámina, cascos, lámparas de emergencia y plumones, lo que más urge en el momento.

No son sólo estudiantes atrapados entre los escombros de esta escuela que el día de ayer le ha tocado sufrir las consecuencias del temblor. También personal de limpieza se encontraba entre las personas que luchan por su vida.

“Allá adentro está mi hermana Jessica Laura Castrejón Hernández, tiene 32 años. Ahorita dice una miss que le mandó un mensaje que está atrapada debajo de las escaleras con dos niñas, ella trabaja de limpieza”, explicó su hermana Sandra Lízbeth, quien está en este lugar desde las dos de la tarde con la esperanza de que le den noticias de ella.

“Me mandaron a la delegación aquí de Tlalpan a reconocer unos cuerpos pero no están. Hay dos amiguitas que yo tenía también aquí trabajando, pero el de ella no está. No trae celular ella, una niña es la que creo que le está prestando el teléfono”, comentó, además de tener a su padre ya mayor como parte del equipo de los voluntarios.

  Santiago Nieto, titular de la Fepade, es destituido por polémica en caso Odebrecht-Lozoya

Mientras unos lloraban y se abrazaban, otros cargaban cosas, movían botellas, pedían palas y picos para seguir en su labor. Ya eran las 03:00 de la mañana y su noche parecía que apenas empieza.

Difícil encontrar a los familiares de los niños

Confusión, angustia y una mezcla de gritos era lo que se vivía en la escuela. Aunque el acceso es limitado, la gente con víveres, botellas de agua, linternas de mano y medicinas no dejan de llegar.

Aunque en más de una hora solo había salido una ambulancia, a su paso una estela de aplausos se hacía presente. La necesidad era inminente y mientras un niño de no más de siete años grita al lado de un policía que se necesitaban flexómetros, al mismo tiempo otro grupo de señoras repartía café a policías, militares y miembros del ERUM presentes.

“Nosotros gritamos el nombre de los niños que vamos encontrando y los llevamos a una carpa donde está la directora dando información de los pequeños que se han encontrado vivos y muertos, así como de los que se han llevado a distintos hospitales y decirles a qué hospital de los han llevado”, explicó en entrevista Ximena Torres, de 33 años y quién afirmó estar presente inmediatamente después del colapso y que grita los nombres de los niños que van apareciendo a través de un megáfono de una patrulla.

  Jornada violenta en Guerrero deja 20 muertos

“Se han encontrado niños con vida, pero algunos, aunque han salido con vida, han fallecido rumbo al hospital. De hecho, ya se estuvo pidiendo hielo debido a la descomposición de algunos cadáveres”, dijo, aunque desconocía el número aproximado de los fallecidos, explicando que los pequeños que fallecieron son traslados a las afueras de un Starbucks cercano para después ser trasladados a la Semefo.

Torres explicó que una de las cosas más difíciles ha sido dar con los familiares de muchos de los niños que son voceados. “La verdad es que no han llegado muchos familiares, estamos voceando los nombres de muchos niños y no sabemos nada de los familiares”.

Aun cuando las labores de rescate no han parado, también se les pide a los presentes que caminen con cuidado en los edificios aledaños, ya que tres presentan cuarteaduras y han sido evacuados, con el temor de que puedan colapsar en cualquier momento, uno de ellos, ubicado en la esquina cercana a la escuela sobre División del Norte.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com