Últimas Noticias

Cancelan cédula y tiran millones

CIUDAD DE MEXICO.- De estar congelada, la cédula de identidad ciudadana que impulsó el Gobierno de Felipe Calderón y que costó más de dos mil millones de pesos, pasó a su cancelación definitiva.

Esta decisión conlleva a que los datos personales y registro del iris de más de 5.5 millones de niños que completaron su inscripción queden en el limbo, aunque la actual administración federal asegura que estarán bajo el resguardo del Registro Nacional de Población.

La Secretaría de Gobernación confirmó que no retomará el proyecto de la cédula de identidad ciudadana y que su prioridad es la creación de la clave única, que, confían en la dependencia, se cristalice en este periodo ordinario de sesiones.

“Como tal, la cédula ya no puede ser, no prosperó” expresó Humberto Roque Villanueva, recién nombrado subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob.

Según datos oficiales, el Gobierno de Felipe Calderón gastó 2 mil 300 millones de pesos del dinero de los mexicanos en un programa que quedó inconcluso.

La Administración anterior capturó 6.8 millones de registros de menores en 15 entidades y entregó sólo 1.3 millones de micas. El proyecto fue congelado desde el arranque de este sexenio.

La Segob prevé aprovechar los datos ya capturados al consolidar la clave, aunque aún no define cómo lo hará.

En entrevista con REFORMA, Roque Villanueva calificó el proyecto de la cédula como un ejercicio fallido por quedar a la mitad.

“Lo califico de fallido porque no prosperó, no quiero hacer con ello una calificación moral, simplemente pragmática, el hecho es que no cumplió con su finalidad”, sentenció el subsecretario de Población.

El funcionario abogó por la clave única que, dijo, no implica un “gasto enorme”, aunque se le destinarán otros 600 millones de pesos aproximadamente.

Afirmó que la clave tampoco generará suspicacias de una innecesaria repetición de credenciales con fotografía, pues no será un documento ni una nueva credencial o mica, como sí lo era la cédula.

Explicó que será un código alfanumérico del cual únicamente se entregará una especie de constancia y que, a diferencia de la CURP, estará ligado a los datos biométricos de la persona.

Roque sostuvo que la clave, que calificó de “llave maestra”, garantizará fehacientemente la identidad de la persona y, por tanto, evitará el robo de identidad y facilitará los trámites.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com