Últimas Noticias

Cambio de gobiernos estatales dispara cifra de homicidios


En 13 de las 14 entidades donde hubo cambio de gobierno en 2016 y 2017 (con excepción de Coahuila, donde apenas se realizó el relevo), la violencia se ha recrudecido y las nuevas administraciones no han podido contener los acomodos de los grupos de la delincuencia que han disparado las cifras de delitos, principalmente los casos de homicidio doloso.

En Quintana Roo, la violencia subió con la salida de Roberto Borge (PRI) y la llegada de Carlos Joaquín González (PRD-PAN), al pasar de 137 asesinatos de enero a octubre de 2016 a 287 en mismo lapso de 2017. Este año, tan sólo en Cancún se reportan 195 ejecutados, de acuerdo con datos de la fiscalía estatal.

Con la llegada de Martín Orozco (PAN) al gobierno de Aguascalientes en lugar del priista Carlos Lozano, el 1 de diciembre de 2016, casi se duplicó la cifra de asesinatos con un incremento de 89.9%, en relación con los ocurridos en el periodo de enero a octubre. En Tlaxcala, no hubo cambio de partido; se fue el priista Mariano González Zarur y llegó Marco Antonio Mena Rodríguez, el 1 de enero de este año, pero la violencia ha repuntado varios delitos. En el rubro de homicidio doloso de enero a octubre se han presentado 97, mientras que en el mismo periodo el año pasado, con el gobierno anterior, se registraron 64, lo que representa un incremento de 51.6 por ciento.

Lee:  Aguiar Retes comenzará como arzobispo primado hasta febrero

En los primeros 10 meses, el gobernador priista Quirino Ordaz Coppel, en Sinaloa, no ha frenado la escalada de inseguridad que le dejó Mario López Valdéz (PAN-PRD). El número de homicidios dolosos en lo que va de este año es de mil 156 superando en 46.8% a los registrados en el mismo periodo en 2016, cuando se registraron 787.

En Puebla no hubo alternancia, el panista Rafael Moreno Valle dejó la gubernatura a Antonio Gali, pero los crímenes de asesinatos, el robo a trenes, de automóviles y la sustracción ilegal de combustible a ductos de Pemex siguen en aumento. De febrero a octubre de este año, el número de carpetas de investigación por homicidio doloso creció 42.4%, en comparación con el mismo periodo, pero del año pasado.

Lee:  Mueren al menos 8 peregrinos en accidente carretero

En Veracruz hubo alternancia por primera vez en la entidad. Se fue el priista Javier Duarte y llegó el panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien prometió abatir los graves índices de inseguridad que afectaban a la entidad; sin embargo, su primer año de gobierno reporta la cifra más alta de homicidios dolosos, por encima del último año duartista.

En 2017, Hidalgo tiene los mayores índices de violencia de los últimos 18 años. De enero a octubre de este año se han tenido 171 muertes, mientras que en 2016, en este periodo se cometieron 123, lo que representa un aumento en la incidencia de 39.1%. Omar Fayad asumió la gubernatura el 5 de septiembre de 2016 en sustitución de Francisco Olvera, ambos del PRI.

En Chihuahua, con el panista Javier Corral, subieron 26.6% al comparar el periodo de enero a octubre de 2017, en el que se registraron mil 288 con el mismo periodo de 2016; en Tamaulipas (PAN) la cifra se incrementó a 635 en el primer año de gestión de Francisco García Cabeza de Vaca. En Zacatecas (PRI) no hubo alternancia, pero los asesinatos escalaron 26.6 por ciento.

Lee:  Aprovecha 'El Bronco' final regia para juntar firmas

En Oaxaca, de enero a octubre del gobierno del priista Alejandro Murat van 774 decesos, mientras que en 2016 se registraron 688, lo que representa un incremento de 12.5%. Otro delito que ha impactado en el estado es el hurto con violencia, puesto que mientras en todo 2016 se reportaron tres mil 17; en lo que va de este año la cifra llegó a tres mil 71.

En los casos de Nayarit y Estado de México se midieron los dos últimos meses del anterior gobierno (julio y agosto) con los dos primeros de los nuevos gobernadores (septiembre y octubre) ya que el cambio se realizó en septiembre en ambos estados. En estas entidades se registró un aumento de 108.1% y 22.3% respectivamente.

Sólo en Durango, gobernado por el PAN, los homicidios bajaron de 183 a 173, aunque la incidencia delictiva aumentó en los rubros de robos, plagios y extorsiones en el primer año del gobernador panista José Rosas Aispuro.

Fuente: https://www.informador.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com