Últimas Noticias

Caída económica seguirá en 2016: analista

CIUDAD DE MEXICO.- La economía mexicana entró en un proceso de desaceleración que se extenderá al menos hasta concluido el primer semestre del próximo año, anticipó Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero del Banco Base.

La especialista previó que, en el actual contexto de volatilidad, el tipo de cambio para las grandes operaciones mayoristas llegará en septiembre a 17.50 pesos por dólar.

“No se ve un impulso a la inversión en México, ni tampoco un avance en el consumo interno, mientras que las exportaciones se han desacelerado”, comentó Siller, respecto del panorama actual de la economía nacional.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dio a conocer que el producto interno bruto (PIB, el valor de todos los bienes y servicios producidos en el país) creció entre abril y junio 0.5 por ciento respecto al trimestre inmediato anterior y 2.2 por ciento en términos anuales. Esto representó una desaceleración, dado que, en el primer trimestre del año, el crecimiento anual fue de 2.5 por ciento.

También hoy, la Secretaría de Hacienda redujo a un rango de entre 2 y 2.8 su previsión de crecimiento para este año. Su cálculo anterior era de entre 2.2 y 3.2 por ciento.

La inversión en México se está viendo afectada por un ambiente de incertidumbre respecto del efecto que tendrá sobre la economía mexicana un esperado incremento en las tasas de interés en Estados Unidos, que analistas esperan ocurra en septiembre, después de varios años de tasas prácticamente en cero, dijo Siller.

“El ambiente de incertidumbre, aun cuando ésta no sea local, es lo que está afectando la inversión en México”, comentó. Sin embargo, consideró que la economía mexicana está entrando “en un ciclo de 12 meses de desaceleración”.

En diciembre de 2014, Siller anticipó que la economía mexicana crecería este año a una tasa de 1.8 por ciento, un pronóstico que a lo largo de los meses se ha ido consolidando.

En el entorno de la economía nacional, comentó, se advierte que el consumo interno no despega, afectado todavía por el efecto de la reforma fiscal de 2014 que incrementó algunos impuestos, mientras que el esperado impulso de la reforma energética no se concretó por la caída en los precios internacionales del petróleo, que ahora se ubican en menos de la mitad que hace un año.

“A eso se debe añadir la desconfianza generada por la depreciación del peso. Aunque la gente no piense hacer viajes fuera del país o esté pensando hacer inversiones en dólares, la confianza se ve muy afectada cuando la cotización del peso es noticia de primera plana”, añadió, en referencia a la depreciación que se ha observado en las últimas semanas en la moneda mexicana.

En este sentido, consideró que el tipo de cambio, que este jueves tocó un nuevo mínimo histórico cerca de 17 pesos por dólar para operaciones de mayoreo, llegará a 17.50 pesos para el próximo mes.

En la primera semana de septiembre se publicará en Estados Unidos la información sobre la creación de empleos no agrícolas y luego, a mediados del mes, se dará la reunión de política monetaria del Banco de la Reserva Federal (Fed, central), en la que se espera el anuncio de un incremento de un cuarto de punto en la tasa de interés de ese país, ahora en un rango de entre 0 y 0.25 por ciento, añadió.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com