Últimas Noticias

Afinan los últimos detalles para la visita del Papa

La Ciudad de México copiará el modelo de seguridad implementado en ciudades de Italia, España y Cuba para el resguardo del papa Francisco durante su estancia en la capital del país.

Para ello, los 20 mil policías que participarán en el operativo vial y de seguridad analizaron videos de los esquemas que se han implementado en esos países.

El jefe del Estado Mayor de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Víctor Ramos Ortiz, reveló que desde hace dos meses han preparado mecanismos de seguridad para los eventos multitudinarios, donde también se desplegarán más de 2 mil 500 unidades vehiculares.

“Por instrucción del secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, hace dos meses se inició el análisis de seguridad de otros eventos en distintos países. Adicional a esto, a todo el personal policial se le ha instruido cumplir con los protocolos que ya existen en la ciudad en el manejo de multitudes”, dijo.

Explicó que las siete rutas que usará el Papa para sus traslados estarán vigiladas por 12 mil cámaras del centro de mando C5, además se utilizarán 200 cámaras de videovigilancia del área de tránsito.

Ramos aclaró que trabajarán en coordinación las secretarías de Marina, Defensa Nacional y de la Policía Federal. Añadió que instalarán filtros de seguridad para evitar que los asistentes introduzcan cinturones, botellas de vidrio, bastones, sombrillas y banderines.

DAN “MANITA DE GATO” AL HANGAR

Personal del Estado Mayor Presidencial, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y del gobierno capitalino, ultiman detalles para el recorrido que realizará el Papa Francisco en su próxima visita a tierras mexicanas, el 12 de febrero.

Desde la colocación de nuevas letras en el hangar presidencial, la instalación del vallas en las calles, la poda de la jardineras, hasta la pavimentación de diversos baches, son algunos de los arreglos que hacen las autoridades para recibir al Santo Padre.

En un recorrido realizado se observó que personal de la Secretaría de Marina (Sedema) pinta la fachada del Hangar Presidencial y coloca el letrero que indica el nombre del lugar, con letras doradas, a dos días de la llegada del máximo Jerarca de la Iglesia Católica.

Sobre la avenida Alberto Santos Dumont, por donde saldrá el Santo Pontífice a su arribo del Vaticano, los marinos y personal del Estado Mayor Presidencial, colocó las vallas, y realizá las previsiones del operativo de seguridad, además ya fueron colocados los banderines que dan la bienvenida al Romano Pontífice.

Decenas de elementos de la Sedema y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se coordinan en las inmediaciones del Hangar Presidencial, para asegurar la integridad del Vicario de Cristo en su recorrido por las calles de la Ciudad de México y los distintos estados de país que visitará.

La avenida que acoge el Hangar Presidencial está completamente resguardada con vallas y uniformados, quienes supervisan el acceso y salidas de las personas que trabajan en las remodelaciones.

El próximo viernes alrededor de las 19:30 horas, llegará a la Ciudad de México Sucesor de Pedro, quién recorrerá 19.2 kilómetros hacía la Nunciatura Apostólica, por lo que se afinan detalles para que el papamóvil circule de acuerdo a lo previsto. El Vaticano solicitó que el vehículo tenga una velocidad de 25.6 kilómetros por hora.

La ruta de la caravana papal será sobre Alberto Santos Dumont, después Eje 1 Norte, continuando sobre Circuito Interior para concluir en Insurgentes.

En Circuito Interior se observa a los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México y del AICM, arreglar las jardineras que hay en los camellones, así como el retiro de basura sobre éstos y la reparación de algunos baches.

En avenida Río Mixcoac, personal de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México, realiza un doble túnel de mil 500 metros de longitud, trabajos que acompañarán al Papa.

En el recorrido que se hizo, se realizó en 60 minutos a una velocidad de 70 kilómetros, con poca afluencia. Se espera que él vehículo que transporte al Papa Francisco, realice el recorrido en 45 minutos a una velocidad de 25.6 kilómetros por hora y sin tráfico.

En la Nunciatura Apostólica, ubicada en la calle Su Santidad Juan Pablo II, en la delegación Álvaro Obregón, el Estado Mayor Presidencial también ha colocado un cuadrante de seguridad, bloqueando la circulación vehicular en distintas calles.

La calle donde pernoctará el Santo Padre, así como Manuel M. Ponce, Esnerto Elorduy, Gustavo E. Campa, Miguel Lerdo de Tejada y Alfonso Esparza Oteo, entre otras, fueron cerradas con vallas, para resguardar el inmueble.

Además permanecen elementos del Ejército y de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México. Los únicos vehículos que ingresan a la zona son de vecinos.

Durante la estancia del Papa Francisco, ocho estaciones del Metrobús cercanas a la Nunciatura no brindarán servicio del 12 al 17 de febrero.

El universal

Alquilan recámaras y azoteas

Cuartos alquilados para pernoctar y renta de azoteas por algunas horas son los preparativos de algunos vecinos de la colonia Guadalupe Inn, en la Ciudad de México, para la visita del papa Francisco, quien en su estadía tendrá como hogar durante cinco días la Nunciatura Apostólica, que se ubica en esa zona.

La noche por el cuarto de una casa, cuyo único mobiliario es una cómoda y una base de colchón, cuesta 600 pesos por persona, pero la oferta incluye una ventana con vista a la calle Felipe Villanueva, cercana a la Nunciatura.

En el inmueble marcado con el número 3, que se localiza en contra esquina a la calle M. Morales, su cuidador, Enrique, quien ofrece el lugar, tímido al principio para negociar tras calcular el valor del espacio, pide: “Sólo déme para el refresco… 600 pesos”.

Si el feligrés busca mayor comodidad, hay otra opción. A unos cuantos pasos, en el número 69, sobre la misma calle -una antes de donde se sitúa la Nunciatura, esquina con Pedro Valdéz Fraga-, podrá alquilar una habitación en una pequeña “casa de huéspedes exprés”, puesto que la apertura será días antes de la llegada de Su Santidad; el costo de una recámara con cama matrimonial con ventana, de casi dos metros de largo por uno de ancho, con vista hacia la calle es de mil 500 pesos la noche por dos personas, con desayuno y pase a la azotea incluido.

Existe la posibilidad de que una tercera persona ingrese a la habitación, en ese caso hay que pagar un costo adicional de 350 pesos y el interesado deberá llevar su bolsa de dormir; si no se pretende pasar toda la noche, se podrán pagar 100 pesos para mirar por la ventana de una de las recámaras o bien tener acceso a la azotea.

Cecilia, la dueña de la próxima casa de huéspedes y de la cafetería que está en la planta baja de la casa, dice que muchas personas se han acercado a preguntar sobre la renta de alguna de las cinco recámaras, ya sea para pasar la noche o tener por lo menos un espacio en la ventana de alguna de las habitaciones, algunos se conformarían con que se les deje estar unas horas en su local “para estar cerca del Papa”.

“Conforme pasan los días, más gente se acerca a preguntar, incluso mi mamá me dijo que va a venir a dormir al local con tal de ver al Papa. Aunque desde aquí no se ve toda la Nunciatura podrá haber varias formas de verlo: en la ventana de una de las recámaras al frente, podrán subir a la azotea o asomarse en la puerta”, explica.

A unos días de que el jerarca católico llegue a México, aún faltan arreglos a la casa de huéspedes, colocar el piso en una de las recámaras de la parte de atrás, amueblar los cuartos y colocar repisas.

Cecilia recuerda que durante la última visita de Juan Pablo II, en julio de 2002, la gente sacaba bancos de sus casas para sentarse en las banquetas, sin importar si era de día o de noche con la esperanza de verlo pasar.

El universal

‘Sin ningún fin político’

El componente oficial de la visita del Papa Francisco a México no busca dejar ninguna ganancia de carácter político, aseguró el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva.

A su vez, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, informó que al margen del operativo general que llevará a cabo el Estado Mayor Presidencial, la corporación a su cargo desplegará 13 mil 250 elementos para garantizar la seguridad de los eventos.

Roque Villanueva consideró que nadie puede usufructuar políticamente la visita pastoral del Sumo Pontífice, pues “tiene fundamentalmente un sentido religioso, y su presencia en México responde a ese mensaje que quiere dejar”.

También aclaró que no existe restricción que impida que el presidente Enrique Peña Nieto asista a alguno de los eventos religiosos que oficiará el obispo de Roma, aunque hasta el momento no se tiene información de que lo vaya a hacer.

Asimismo, reconoció que existe expectativa de las palabras del Papa, las cuales serán aquilatadas y tendrán un efecto, sin duda alguna, en la sociedad y en las estructuras propias del gobierno en sus tres niveles.

La misa en Ciudad Juárez será el único evento en el que el jefe de la Iglesia Católica seguramente abordará cuestiones que tienen ver con aspectos de derechos humanos, migración e incluso, se piensa que el sumo pontífice se dirigirá al punto más cercano a la frontera para dar una bendición.

Tres espacios en la primera fila de la misa de despedida estarán reservados para los padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa.

Fuente y Créditos: elsiglodetorreon.com.mx
Enlace a la fuente original: Afinan los últimos detalles

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com