Últimas Noticias

Advierten terrorismo político en México

CIUDAD DE MEXICO.- En materia de violaciones de derechos humanos cometidas por agentes del Estado, México está a niveles de Egipto, China, Colombia y Yemen.

Lo anterior según el Índice Global de Paz, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), que calificó a México con 4 de 5 puntos en “terrorismo político”, que contempla violaciones de derechos humanos, tortura y desaparición forzada.

El País es una de las 23 naciones que están a punto de llegar a la peor calificación, en la que se encuentran Corea del Norte, Siria y Paquistán.

“Quiere decir que las violaciones a derechos humanos, las desapariciones forzadas y la tortura están llegando a un punto en donde lo que sigue es que la mayoría de los homicidios estén relacionados a ese tema”, alertó Patricia de Obeso, representante del IEP.

El “terrorismo político” es una de las 23 variables con la que se forma el Índice Global, en el cual México ocupa el lugar 144 de 162 países evaluados.

Los indicadores en los que el País alcanzó la peor calificación son en homicidios, crímenes violentos y muertes por conflictos internos, en este último rubro se encuentran a la par que otros tres países: Afganistán, Irak y Siria.

El estudio define los conflictos internos como enfrentamientos armados en donde una de las partes es el Gobierno de un Estado, fenómeno que desde 2010 ha incrementado a nivel mundial mientras que las guerras entre países van a la baja.

Según el IEP, México destinó en 2014 221.4 billones de dólares, equivalente al 10 por ciento del PIB, para enfrentar directamente la violencia, y éste le costó otro 7 por ciento de manera indirecta.

“Hay estados como Guerrero que per cápita se gastan 40 mil pesos por violencia, 40 mil pesos que los habitantes de Guerrero nunca van a ver en acceso a educación o servicios públicos”, comentó De Obeso.

Juan E. Pardinas, director del Instituto mexicano para la Competitividad (Imco), consideró que ese 10 por ciento del PIB que se gasta directamente para contener la violencia es equivalente a tener un impuesto a la falta de paz que pagamos los mexicanos.

“¿Qué país podríamos tener si las condiciones de violencia de Tamaulipas se parecieran, ya no a Suiza o Chile, sino a Yucatán, o si Guanajuato se pareciera a Querétaro? Algo estamos haciendo bien en ciertas regiones del País.

“Si vemos todas las naciones de la OCDE, no va a haber otro país con tal disparidad en los niveles de violencia”, comentó Pardinas durante la presentación del informe.

Fuente y Créditos:

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com