Últimas Noticias

Acusan a líder del CNTE de lavar más 24 mdp

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República (PGR) descubrió que el secretario general de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rubén Núñez Ginez, y otros dirigentes magisteriales agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lavaron 132 millones de pesos entre 2013 y 2015, cuando el líder de la disidencia controló el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo).

De acuerdo con informes de la dependencia federal, Núñez firmó convenios “ilícitos” con tres empresas y una persona física que le entregaban comisiones de 3.5 por ciento quincenalmente, por medio de transferencias bancarias, a siete cuentas que la CNTE tiene en el banco Santander, las cuales eran administradas por el secretario general, por el secretario de Finanzas, Aciel Sibaja, y por otros dirigentes.

Los recursos de los que se presume Núñez Ginez dispuso ascienden a más de 24 millones de pesos, dinero que utilizó para fines personales y para financiar también las movilizaciones de su gremio.

En un mensaje a medios, el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Gilberto Higuera Bernal, confirmó que el integrante de la CNTE fue detenido por elementos de la Policía Federal en los límites de la Ciudad de México con el municipio mexiquense de Ecatepec la madrugada del domingo, tal como lo reveló MILENIO.

La captura derivó de una orden de aprehensión librada por el juez octavo de distrito de procesos penales federales en la Ciudad de México, Jesús Díaz Guerrero, quien consideró que hay elementos para presumir que Núñez es responsable del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por más de 24 millones de pesos.

Los agentes federales internaron al secretario general de la 22 en el penal federal de Hermosillo, Sonora, donde en la próximas horas se resolverá su situación jurídica; en esa prisión tambien está el secretario de Organización de la sección 22, Francisco Villalobos Ricárdez, quien fue detenido el sábado pasado acusado de robo agravado.

La investigación

Gilberto Higuera informó que en el presunto delito de lavado de dinero participaron tres empresas, de las que omitió su nombre.

Sin embargo, autoridades federales revelaron que las compañías son: Etesa SA de CV, Vasa Holding SA de CV y Administradora de Negocios Monte Albán SA de CV, además de Octavio Arturo Quintana Cassani.

Las empresas y Quintana Cassani, según los informes, suscribieron un convenio con Rubén Núñez, a quien entregaron de manera directa, indirecta o por interpósitas personas una comisión quincenal de 3.5 por ciento, calculado sobre la cobranza de la quincena respectiva, por las ventas y/o servicios que proporcionaban a sus agremiados.

A los maestros se les descontaba el pago de los bienes, productos o servicios adquiridos a través de la nómina que se administraba.

Higuera informó que por ese motivo el 14 de abril del presente año se solicitó una orden de aprehensión contra Núñez.

La investigación contra la dirigencia de la CNTE, abundó el funcionario, ha permitido identificar, hasta el momento, que más de 132 millones pesos fueron obtenidos de manera ilícita por los dirigentes que actualmente se encuentran presos, entre ellos, Aciel Sibaja.

El funcionario relató que las empresas transferían a Núñez y otros integrantes de la organización gremial, “los montos de la comisión ilegalmente pactada con la sección 22” (3.5 por ciento) y éstos a su vez distraían esos recursos, mediante cheques o transferencias, para beneficio propio y para financiar las movilizaciones magisteriales.

“Se trata de una estrategia de estratificación y concentración de recursos, tanto por parte de las empresas involucradas como de la organización sindical, para evadir los controles de blanqueo de activos que establece la ley de la materia, con el claro fin de impedir el conocimiento de tales cuentas y recursos, así como el origen, propietarios y destino final de las mismas.

“En suma, el aprehendido (Núñez), con conocimiento de su procedencia ilícita, adquirió, administró y aprovechó recursos económicos provenientes de adquisiciones y servicios erogados por sus propios agremiados, al amparo de convenios ilícitos, en beneficio propio y para el uso de sus actividades de movilización, utilizando las cuentas de la sección 22”, detalló Higuera Bernal.

Convenio ilegal

El subprocurador enfatizó que la ley prohíbe que la sección 22 suscriba ese tipo de convenios, dado el carácter lucrativo de dichos acuerdos; recordó que los artículos 378 de la Ley Federal del Trabajo y 79 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado prohíben a los sindicatos ejercer la función o profesión de comerciantes, con ánimo o fines de lucro.

“Al respecto cabe destacar que los sindicatos gozan de un régimen tributario de excepción, precisamente por el impedimento legal para realizar actividades lucrativas. Por tanto, solo pueden recibir recursos que provengan de una fuente lícita, lo que en el caso se transgredió”, aseguró Higuera.

El funcionario subrayó que la PGR continúa investigando la posible obtención ilícita de más recursos por los hasta ahora aprehendidos, así como la probable participación de otras personas en los sucesos referidos, además de la probable comisión de otros delitos.

Detectan operaciones

Tanto las autoridades financieras como la PGR detectaron que en tan solo una de la cuentas de la CNTE, la número 65503473683 en banco Santander, cuya denominación es “Sección 22 Oaxaca Empresas” y su titular es Rubén Núñez, entre otros, se recibieron 187 depósitos de varias compañías por 31 millones 967 mil pesos, los cuales fueron retirados mediante 116 operaciones por un monto de 31 millones 672 mil pesos.

Esta cantidad, a su vez, fue distribuida hacia otras cuentas de la propia sección 22 y finalmente repartida mediante pagos de cheques en efectivo o transferencias electrónicas (SPEI).

En otra cuenta, bajo la denominación “Sección 22 Oaxaca CAPP” en el mismo banco y terminación 942, cuyos titulares son Rubén Núñez y Claudio Felipe Mendoza García, se recibieron 52 operaciones de depósito por 45 millones 290 mil pesos y se realizaron, con el mismo mecanismo, 3 mil 841 operaciones de retiro por una cantidad equivalente.

En una tercera cuenta, denominada “Sección 22 Oaxaca Finanzas”, que reconoce como titular a Núñez y a Sibaja, se descubrieron 70 operaciones de depósito por ocho millones 143 mil pesos y 659 operaciones de retiros por ocho millones 223 mil pesos.

Asimismo, entre el 2 de marzo y el 29 de mayo de 2015, las cuentas de la sección 22 recibieron 853 operaciones de depósito por un total de 46 millones 548 mil pesos, y dos mil 61 retiros por 45 millones 36 mil pesos.

Para el funcionamiento de este esquema las compañías transferían a Núñez, Sibaja y otros el monto de la comisión ilegalmente pactada con la sección 22 (3.5 por ciento) y éstos a su vez distraían la mayor parte de esos recursos mediante cheques o transferencias para beneficio propio y para financiar las movilizaciones con las que abandonaban las escuelas para participar en ellas.

De hecho, en la cuenta de Santander con terminación 3683 aparece repetidamente el concepto “Gastos de plantón y plantón Ciudad de México”.

Con información de: sipse.com

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com