Últimas Noticias

Abarca: de vendedor a tener el poder en Iguala

CÓMPLICES. José Luis Abarca Velázquez y Ángeles Pineda ejercieron el poder en Iguala. Foto: Cuartoscuro / Archivo

IGUALA, Guerrero.

En el año 2012 se llevaron a cabo elecciones para elegir a 81 presidentes municipales y  36 diputados en Guerrero;  el clima político se encontraba agitado. En el municipio de Iguala apareció en la escena el empresario José Luis Abarca Velázquez, quien quiso ser candidato por la alcaldía de Iguala y quien se unió al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El oscuro personaje fue protagonista de uno de los casos más sonados a nivel nacional e internacional por la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa y por la muerte de seis personas en hechos violentos, entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 en esa  ciudad.

Las encuestas señalaban en 2012  que sólo había dos posibles candidatos para el PRD, José Luis Abarca y Óscar Díaz Bello; sin embargo, hubo  empate técnico de la encuesta resultante del sondeo al que se enfrentaron Abarca Velázquez y Díaz Bello.

José Luis Abarca le aseguró al PRD que realizaría una fuerte campaña para el partido y garantizó (en ese entonces) una fuerte inversión económica, además de apoyar a otros candidatos del PRD de manera económica. Al final, después de jaloneos, negociaciones y amarres políticos y partidistas se acallaron las voces inconformes, a Díaz Bello se le ofrece  la candidatura a la diputación por el Distrito 22 .  Y la candidatura a la alcaldía fue para  Abarca.

José Luis fue un comerciante que  inició vendiendo sombreros en el mercado local, de ahí pasó a joyero, actividad que le dejó mucho dinero, hasta que logró construir el primer centro joyero de Iguala. Después construyó una de las mejores escuelas de la zona, el  Centro de Estudios Benemérito de Las Américas, la cual tiene  licencias para primaria, secundaria, bachillerato y licenciatura en deportes.

Sin embargo, Iguala no tenía una plaza comercial y construyó la plaza comercial Galerías Tamarindos, un complejo con  locales comerciales y cines. Todo mundo lo veía como un próspero empresario.

El prietito en el  arroz fue su esposa: Ángeles Pineda de Abarca, a quien ligan con el  narcotráfico, pues sus  padres y hermanos están presuntamente ligados al cártel de los Beltrán Leyva.

 Las indagaciones señalan que sus padres: Salomón Pineda Bermúdez y Leonor Villa Ortoño eran asiduos clientes de una casa de apuestas y tenían predilección por las máquinas tragamonedas. “Hasta el día que fueron ejecutados los hermanos Mario y Alberto Pineda, conocidos como El MP y El Borrado (septiembre, 2009),  ellos eran los encargados de las labores de limpieza que efectuaba el comando de sicarios del cártel de los Beltrán Leyva en la zona Norte del estado.

José Luis Abarca ganó la elección y se convirtió en alcalde de Iguala para el periodo  2012 al 2015. Todo transcurrió de manera normal y Abarca fue muy querido por los militantes del PRD; sin embargo, en mayo de 2013, Arturo Hernández Cardona, líder de la  organización campesina Unidad Popular, desaparece con su gente más cercana

La familia Abarca ejerció el poder a sus anchas en su municipio hasta la trágica noche del 26 de septiembre de 2014.

GRITO POPULAR

La noche de este 15 de septiembre, los familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, normalistas de Ayotzinapa y representantes de organizaciones sociales realizarán un grito popular en la capital del estado.

De acuerdo con los normalistas, a las 5 de la tarde se llevará a cabo una marcha que iniciará en la Alameda Granados Maldonado al zócalo de Chilpancingo, a la cual se está invitando a diferentes organizaciones sociales.

En este evento se pedirá la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos, el repudio contra la Reforma Educativa y manifestar el descontento por las demás Reformas.

Fuente: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com