Últimas Noticias

PRI, oportunismo…¿o a qué le apuesta?

 Ochoa Reza acudió al Palacio Legislativo de San Lázaro


El Partido Revolucionario Institucional (PRI) aumentó su propuesta: De renunciar al 25% de su financiamiento público para actividades ordinarias, que equivale, digamos, al resto de su ministración de aquí a diciembre del 2017, pasó a plantear cero financiamiento público a los partidos en el 2018, y cero diputados y senadores plurinominales en las elecciones de ese mismo año.

Sin duda el planteamiento provoca saltos de gusto en ciudadanos y ciudadanas. Imagínense todo el ahorro de dinero, el cual sería destinado a la reconstrucción de las zonas afectadas por los terremotos del 7 y del 19 de septiembre del año en curso, en las entidades de Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Guerrero.

De acuerdo a las cuentas de presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, sería una bolsa de alrededor de 20 mil millones de pesos, considerando los siguientes ahorros: seis mil 800 millones de pesos correspondientes al financiamiento ordinario y de campaña para los partidos del 2018; más once mil 600 millones de pesos de ahorro equivalente al costo de mantener a diputados y senadores pluris, y ya no habiéndolos, pues el dinero se destinaría a la reconstrucción nacional.

Y para ello Ochoa Reza acudió al Palacio Legislativo de San Lázaro, donde en compañía de los coordinadores parlamentarios del PRI en las Cámaras de Diputados y Senadores, César Camacho y Emilio Gamboa, respectivamente, presentó una propuesta de reforma constitucional para eliminar los recursos públicos a los partidos políticos…¿Presentaría también la iniciativa de reformas para eliminar los pluris?

  Vinculan a proceso a chofer de Uber en Puebla por feminicidio

¡Se escucha fenomenal!, ¿no? Sin embargo, hay un pero. Resulta que en el artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se establece lo siguiente: “Las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse, y durante el mismo no podrá haber modificaciones legales fundamentales.”

O sea que constitucionalmente ya no es posible el “cero financiamiento a partidos” y el “cero diputados y senadores pluris”.

Entonces, el PRI solo le está dando “atole con el dedo a la ciudadanía” con una propuesta electorera y oportunista ante el dolor y la necesidad de las familias y personas que resultaron afectadas por los terremotos del 7 y del 19 de septiembre; incluso, entidades como Oaxaca no solo ha padecido los efectos de los movimientos telúricos, sino los embates de tormentas y depresiones tropicales.

Oaxaca está destrozada en la mayoría de sus ocho regiones.

En fin, si hay una imposibilidad constitucional, ¿a qué le apuesta el PRI?

  CNDH emite recomendación a INM por suicidio de salvadoreños

(Paréntesis, el financiamiento ordinario de lo que resta de este año es aparte, y según el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, sí hay una vía legal para canalizarlo a los damnificados. Pero de eso, al triple “cero” planteado por el PRI, hay una gran diferencia).

Entonces, ¿a qué le apuesta el PRI? Puede ser, por ejemplo:

Uno: A exhibir a los partidos políticos cuyas fracciones parlamentarias voten en contra de las iniciativas; claro, si acaso las dictaminan antes de finalizar diciembre. Incluso, exhibir directamente a las y los legisladores que se opongan o no vayan ese día a la sesión correspondiente.

Dos: A exhibir a los partidos políticos desde ya cuando uno por uno empiece a pronunciarse en contra de la propuesta del PRI del “cero financiamiento público para el 2018” y “cero diputados y senadores pluris”. Una exhibida, incluso, antes de llegar cualquier dictamen al pleno legislativo.

Cualquiera de ambos casos, le serviría al PRI para hacerse publicidad en cantidades industriales. ¿Es su estrategia?

Podría haber una tercera apuesta: Llegar a consensos con todos los partidos políticos para aprobar la propuesta del triple “cero” por unanimidad y sin el riesgo de que nadie impugne la aprobación de una reforma constitucional, que va en contra de lo establecido por la propia Constitución.

  No se visualizan aumentos a impuestos ni a gasolinas: Ramírez Marín

Claro, en Derecho en ocasiones es necesario privilegiar el aspecto social cuando hay serios riesgos para la Nación, y ésta actualmente enfrente una situación de grave emergencia en por lo menos diez entidades del país, si no es que más considerando las zonas afectadas por los huracanes y tormentas tropicales.

La única manera de que prospere la propuesta “triple cero” del PRI es que nadie la controvierta mediante una acción de inconstitucionalidad; ningún partido, ni ningún legislador. Entonces sí, sería una solución digna de reconocimiento por parte de la ciudadanía en general, con toda seguridad, amén de ir en contra del mandato constitucional, pero la emergencia lo justifica plenamente.

Sin embargo, se ve tan imposible como arrancarle un suspiro al viento. Eso sí, el PRI está sacando ventaja publicitaria con el planteamiento. Mientras el PAN y Morena, por otro lado plantean crear fideicomisos privados con el financiamiento público de los partidos, al cual según renunciarían.

Ja. Imagínense, un fideicomiso privado con dinero público.

Caray, el altruismo partidista resulta más bien algo así como buitrismo electoral.

Fuente: sdpnoticias.com

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com