Últimas Noticias

Ucrania y prorrusos logran acuerdo sobre separación de fuerzas

MOSCÚ, RUSIA.-

El Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos lograron en Minsk un nuevo acuerdo de separación de fuerzas en el este de Ucrania con mediación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

El acuerdo marco fue firmado por representantes de Ucrania y Rusia y aprobado por los delegados de las autodenominadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, anunció Martin Saiduk, representante especial de la OSCE.

Las zonas en las que las fuerzas de ambos bandos tendrán que replegarse serán las localidades de Lugánskaya, Petróvskoye y Zolotóe.

La portavoz de la delegación ucraniana, Daria Olifer, expresó su confianza de que durante la aplicación de este acuerdo marco se consensúen los parámetros para “una posible separación de fuerzas a lo largo de toda la línea de confrontación”.

“El documento presupone una bajada de la tensión en la zona y, de hecho, crea las condiciones en las que las armas de fuego no podrán ser utilizadas”, afirmó Olifer.

Además, destacó que el documento suscrito en la capital bielorrusa también contempla el total cumplimiento de anteriores acuerdos sobre la retirada del frente de armamento de menos de 100 milímetros de calibre.

La misión de la OSCE se encargará de manera permanente de supervisar y verificar el cumplimiento del acuerdo marco en las tres áreas citadas.

El ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, anunció la pasada semana durante su visita a Ucrania una nueva tregua de una semana en el este de Ucrania, donde rige un alto el fuego desde los Acuerdos de Minsk de febrero de 2015.

“Espero que podamos pasar de una tregua frágil a otra más estable”, dijo Steinmeier en Kiev tras reunirse con su homólogo ucraniano, Pável Klimkin.

El ministro alemán aprovechó la tregua para visitar junto a su colega francés, Jean-Marc Ayrault, las zonas de la región de Donetsk bajo control gubernamental.

Por su parte, Ayrault subrayó que París y Berlín trabajan para reanudar las negociaciones a nivel de presidentes en el llamado formato de Normandía (Ucrania, Rusia, Alemania y Francia).

Insistió en que Kiev debe aprobar una ley sobre la concesión de un estatus especial a las zonas bajo control separatista y otra sobre la celebración de elecciones en esos territorios prorrusos, y declarar una amnistía para los implicados en el conflicto.

Las negociaciones de paz están estancadas, entre otras cosas, por la falta de acuerdo sobre las elecciones en las zonas controladas por los separatistas, ya que Kiev exige garantías de seguridad y la presencia de observadores internacionales.

Además, Ucrania demanda el control de la frontera entre las regiones de Donetsk y Lugansk y el territorio ruso, mientras Moscú pide a Kiev que apruebe antes una ley que otorgue altas dosis de autonomía a las zonas separatistas.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com