Últimas Noticias

Trump gana popularidad con retórica antiinmigrante

Foto: archivo AP
Notimex

WASHINGTON.

El aspirante presidencial republicano Donald Trump lanzó el pasado mes de junio su precandidatura al máximo cargo de elección popular en Estados Unidos con críticas a México, el radicalismo islámico y a los avances económicos de China y Japón, lo que le acarreó no sólo descrédito político sino millonarias pérdidas económicas.

Bajo el eslogan “Hagamos grande a América de nuevo” (Make America Great Again), el multimillonario empresario del sector inmobiliario, de 69 años de edad, anunció su precandidatura el pasado 16 de junio y de inmediato generó controversias, que –según diversas encuestas- lo han colocado a la cabeza de los aspirantes republicanos.

Con una fortuna de ocho mil 737 millones de dólares, según confirmó él mismo al lanzar su precandidatura, Trump habló por unos 40 minutos y acusó a México de mandar a Estados Unidos “a gente con un montón de problemas” y anunció que de llegar a la Presidencia construirá un muro fronterizo que separe ambos países, con cargo a los mexicanos.

Los estadunidenses se preparan para elegir el 8 de noviembre de 2016 a un nuevo presidente, 13 gubernaturas y nuevos integrantes del Congreso.

Trump criticó asimismo y ante centenares de simpatizantes las relaciones de Estados Unidos con China y Japón, países a los que acusó de “robar” trabajos que corresponden a los estadunidenses.

La gente no puede tener trabajo, porque China tiene nuestros trabajos, y México tiene nuestros trabajos (…) tenemos un serio problema: ya no tenemos victorias”, apuntó el precandidato.

Enfatizó que él, que se autodefinió como “el gran líder” que Estados Unidos necesita, va a recuperar “nuestros trabajos de China, de México, de Japón, de tantos sitios. Voy a devolver nuestros trabajos y voy a devolver nuestro dinero”. Ejemplificó: “Yo gano a China a cada rato” como empresario.

Durante su discurso también se lanzó contra el radicalismo islámico, prometió que como comandante en jefe enfrentaría al Estado Islámico y a Irán, que pugnaría porque cada estadunidense tuviera un arma de fuego, y que reforzaría la amistad con Israel.

Días más tarde, Donald Trump llamó al cierre “total y completo” a la entrada de musulmanes a Estados Unidos, en una declaración dada a conocer por su equipo de campaña, una política que aplicaría tanto a los que buscan visa migratoria como a los turistas.

Sin embargo, la retórica antiinmigrante del aspirante republicano ha tenido diversas respuestas, como la emitida por el diario The New York Times, que lo acusó de causar “severo daño” a la reputación internacional de Estados Unidos.

En un editorial publicado el pasado 10 de diciembre, el emblemático diario asentó que aunque la elección presidencial de 2016 está lejos de haber iniciado, “un serio daño ha sido ya hecho al país, a su reputación internacional, por un hombre que es visto como portavoz de Estados Unidos”.

El peligro ahora mismo es permitir que (Trump) legitime el odio que tan hábilmente explota, y revivir la vieja tendencia estadunidense, en tiempos de ansiedad, hacia el trato cruel de los débiles y de los extranjeros”, alertó el periódico.

“El momento de repudiar las opiniones de Trump fue el día en que entró a la competencia, llamando a México un exportador de criminales y violadores”, consideró el Times.

Destacó que “el racismo” de la derecha en Estados Unidos dirigido contra inmigrantes y extranjeros siempre ha sido claro, pero que Trump lo ha hecho incluso más evidente.

La campaña del empresario no solo ha generado polémica en el exterior, pues también tiene su flanco interno con insultos a la precandidata demócrata Hillary Clinton, la presentadora de la cadena estadunidense Fox News, Megyn Kelly, y el senador republicano John McCain.

Pese a las críticas, Trump amplió su ventaja en la carrera por la nominación de su partido, y ahora el porcentaje de sus simpatizantes duplica al de sus rivales por la candidatura, reveló una reciente encuesta conjunta de la televisora CNN y la firma ORC.

El aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano recibió un respaldo de 39 por ciento de los electores de ese partido, seguido por el senador por Texas, Ted Cruz, con 18 por ciento, y quien parece estar ganando fuerza frente al resto de los aspirantes.

En la tercera posición aparecieron el neurocirujano Ben Carson y el senador Marco Rubio con 10 por ciento cada uno, seguidos por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, con 5.0 por ciento y el senador por Kentucky Rand Paul, con 4.0 por ciento, según la consulta.

En los primeros dos meses desde el lanzamiento de su campaña, el sitio web de entretenimiento y medios de comunicación The Wrap cifró las pérdidas económicas en las diferentes empresas de Trump en 50.5 millones de dólares, debido a sus comentarios racistas contra los mexicanos.

Algunas de las pérdidas se cargaron por las reacciones que estas posturas generaron en las cadenas de televisión Televisa, NBC y Univisión, que cancelaron la transmisión del certamen Miss Universo y cortaron otros lazos comerciales con firmas del magnate.

Fuente y Créditos: Excelsior – http://www.excelsior.com.mx
Enlace a la nota original: Trump gana popularidad con retórica antiinmigrante

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com