Últimas Noticias

El mundo queda desconcertado por Colombia, pero refrenda apoyo a la paz


BOGOTÁ.

La comunidad internacional refrendó su apoyo a Colombia en la busca de la paz con la guerrilla de las FARC, tras la victoria del ‘No’ al acuerdo en el plebiscito celebrado ayer en el país sudamericano.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, dijo hoy que confía en que los líderes de Colombia no decaigan un instante tras el triunfo del ‘No’ en el plebiscito sobre el acuerdo de paz.

A pesar del retroceso de ayer, las negociaciones de paz en Colombia han llevado al país mucho más cerca del fin de uno de los conflictos mundiales más antiguos”, opinó Grandi.

El alto comisionado se refirió a la situación en Colombia en su discurso de inauguración del Comité Ejecutivo del ACNUR, un organismo humanitario que durante décadas ha trabajado intensamente en este país en la cuestión de los desplazados y refugiados que ha generado la violencia armada.

Grandi consideró que el proceso de paz también acercó a Colombia a soluciones para cerca de 7.5 millones de personas que fueron forzadas al exilio interno o externo.

La representación del ACNUR en Colombia manifestó recientemente su apoyo a los términos del acuerdo de paz, que consideró “uno de los más amplios e integrales que se han creado en el mundo” y destacó que en su elaboración participaron activamente las víctimas del conflicto.

El secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, envió a su representante especial para el proceso de paz en Colombia a La Habana para apoyar al gobierno colombiano, tras el rechazo en referéndum al acuerdo de paz.

Tras conocer los resultados en el referéndum de ayer he decidido enviar a mi enviado especial a La Habana”, dijo Ban en una rueda de prensa, en la que afirmó que hubiera preferido que el resultado del plebiscito fuera “diferente”.

En un resultado que ha sorprendido a la mayoría de observadores, la opción del ‘No’ se impuso al ‘Sí’ con el 50.21 % de los 12.8 millones de votos válidos.

Europa muestra respeto y garantiza apoyo

La Unión Europea (UE) expresó hoy su “respeto” por el resultado del referendo celebrado en Colombia, que rechazó el acuerdo de paz negociado con las FARC, así como por las decisiones que adopte el país en el futuro.

En este momento respetamos el voto del pueblo colombiano, como también respetaremos las decisiones que se tomen en adelante”, indicó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE) la portavoz de Exteriores, Maja Kocijancic.

Se prevé que la vicepresidenta de la CE y alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, hable “en las próximas horas” con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y que haga a continuación una declaración, agregó la portavoz.

Mogherini anunció el pasado día 26 la decisión de la UE de suspender a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de su lista de organizaciones terroristas tras la firma del acuerdo de paz, la cual consideró una “buena noticia para el país y el pueblo colombiano y para todos nosotros”.

Las FARC no son eliminadas definitivamente de la lista, pero la suspensión sí permite levantar provisionalmente, desde el momento de la firma del acuerdo de paz, las sanciones vinculadas a su presencia en ese listado, que incluye la congelación de bienes, o la prohibición de poner fondos a su disposición.

La lista de la UE en materia de terrorismo incluye personas o grupos que actúan dentro o fuera del territorio de la Unión y es revisada regularmente por el Consejo (institución en la que están representados los Gobiernos de los Veintiocho) o, al menos, cada seis meses.

Mogherini dijo tras la firma que la UE estaba dispuesta a continuar con su apoyo al país, en particular en lo referido a la ejecución de un acuerdo que ha sido rechazado en el plebiscito.

La UE y diversos de sus Estados miembros habían preparado un paquete de ayuda -que incluye un fondo fiduciario- de cerca de 600 millones de euros.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha despachado a sus representantes a La Habana para reanudar los contactos con los delegados de las FARC y renegociar el acuerdo.

El Gobierno de Noruega, país que ejerce con Cuba de garante en el proceso de paz en Colombia, mostró su apoyo a seguir negociando pese a la “decepción” por el triunfo del ‘No’ en el plebiscito.

Creo que la causa es que Colombia está muy polarizada. Muchos no quieren que las FARC participen en un proceso político ni que sus líderes reciban penas menores”, afirmó hoy el ministro de Exteriores, Børge Brende.

Pero las FARC y muchos campesinos pobres tienen resentimiento hacia la actuación de militares y grupos paramilitares”, precisó.

En declaraciones a la televisión pública noruega NRK, Brende reveló que había hablado por teléfono con su colega colombiana, María Ángela Holguín, y que esta le había pedido que enviase de nuevo a su equipo negociador a La Habana, donde se celebraron las negociaciones y donde reside la cúpula de la guerrilla.

Claro que estaremos, hay tanto en juego. Es el conflicto armado que más tiempo ha existido en América Latina (…) Esperamos que se pueda avanzar a partir del acuerdo de paz, que es bueno; seguir con el alto al fuego e intentar encontrar soluciones los próximos días”, afirmó el jefe de la diplomacia noruega.

Brende admitió que el panorama es “muy difícil” pero que la alternativa es que continúe el conflicto, y destacó que el ex presidente Álvaro Uribe, partidario del ‘No’ en el plebiscito, había expresado en público su apuesta por la paz, por lo que “debemos tomarle la palabra”.

No podemos renunciar, hay que seguir trabajando muy duro”, declaró Brende.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, instó al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y a los negociadores de las FARC a “aferrarse a su voluntad de paz” y pidió a todos los responsables políticos que no destruyan las esperanzas de las víctimas y de sus familiares.

En un comunicado, Steinmeier calificó de “desagradable sorpresa” y “gran decepción” el resultado del referéndum celebrado este domingo en Colombia, en el que el 50.21 % de los votantes rechazó el acuerdo de paz alcanzado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A su juicio, ese resultado es una decepción no sólo para aquellos que han trabajado durante años por el fin del conflicto, sino sobre todo para las muchas familias que, en ambos lados, han perdido a hijos e hijas.

Los responsables políticos están en deuda con las víctimas y sus familiares para que la recién concebida esperanza de paz no vuelva a ser destruida. La violencia, los asesinatos y los muertos no pueden comenzar de nuevo, de ninguna manera”, manifestó.

Se ha perdido el referéndum; confío no obstante en que sea posible ganar la paz”, añadió Steinmeier tras llamar a Santos y a los negociadores de las FARC a seguir trabajando por ello.

El presidente de Francia, François Hollande, también transmitió todo su apoyo a su homólogo colombiano.

En un comunicado, Hollande destacó la “valentía política” de Santos para “poner fin a un conflicto que se ha cobrado centenares de miles de muertos”.

Francia está ahora más que nunca al lado de las autoridades y del pueblo colombiano para dar todas las oportunidades a la paz y a la reanudación del diálogo”, añadió el presidente galo.

Latinoamérica expresa tristeza, pero mantiene respaldo

El Gobierno de México deseó que Colombia siga buscando nuevos caminos hacia la paz tras vencer el ‘No’ en el plebiscito para los acuerdos del Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

México hace votos por que Colombia siga explorando todas las avenidas posibles para avanzar de manera unida hacia un futuro de paz y prosperidad”, detalló un boletín de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El gobierno de México reafirma su compromiso de apoyo a Colombia y al presidente Juan Manuel Santos en este camino”, explicó el escrito.

El Gobierno de Ecuador formuló un llamamiento a los gobiernos y pueblos de la región a seguir acompañando en la construcción de la paz en Colombia.

Quito saludó “el decidido compromiso con el diálogo expresado por ambas partes”, y manifestó “su esperanza de que, ante la oportunidad histórica de consolidar el proceso hacia la paz creada por los Acuerdos de La Habana, el anhelo mayoritario del pueblo colombiano encontrará nuevas vías para alcanzar una paz justa y duradera”.

En un comunicado emitido por la Cancillería, en Quito, el Gobierno señaló que la paz “es un camino largo, pero es el único camino”.

Subrayó que seguirá apoyando el compromiso del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y de su Gobierno con la paz, y formuló “un llamado a los pueblos y Gobiernos de la región a seguir acompañando a Colombia en la construcción de una paz justa y duradera, para Colombia y toda la Patria Grande”.

El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, aseguró que su país “está disponible” para acompañar la nueva etapa que se abre en Colombia tras el triunfo del ‘No’ al acuerdo de paz.

Nuestro país va a ayudar en todo lo que esté a nuestro alcance”, dijo Muñoz a los periodistas a su llegada al palacio de La Moneda para participar en una reunión de ministros con la presidenta, Michelle Bachelet.

Chile ha sido país acompañante del proceso de paz desde que comenzaron en La Habana las tratativas entre el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la guerrilla.

Chile está por el camino de la paz en Colombia”, subrayó en Santiago el canciller Heraldo Muñoz, quien matizó en todo caso el dramatismo de la situación generada por el resultado del plebiscito.

Se mantiene el cese al fuego, que es muy importante para las colombianas y los colombianos y Chile está disponible para acompañar esta nueva etapa, para persistir, si es que los colombianos así lo deciden, en el camino de la paz y ayudar en todo lo que esté a nuestro alcance”, manifestó.

La canciller argentina, Susana Malcorra, admitió que le causó “tristeza” el resultado del plebiscito por la paz en Colombia pero aseguró que lo que está cuestionado no es “la paz” sino las formas del acuerdo, por lo que hay que seguir trabajando para hallar una solución consensuada.

Ha provocado una profunda tristeza porque el esfuerzo de cuatro años por encontrar una salida consensuada a 52 años de guerra de alguna manera está cuestionado”, afirmó hoy Malcorra, en declaraciones a la Radio Nacional de Argentina.

No obstante, la canciller llamó a rescatar dos puntos positivos: que “tanto el Gobierno como las FARC han dado una señal clara de que el cese al fuego continúa” y que “no ha habido un cuestionamiento a la paz”, sino de “la forma” en la cual se acordó.

Esto no pone en riesgo la cuestión de volver a las armas”, destacó.

Para Malcorra, cerrar el conflicto va a requerir un gran “ejercicio de madurez” de todas las partes, hasta encontrar una solución que alcance “una mayor representatividad”, ya que los términos planteados actualmente han provocado que “un sector” muy importante diga que “no le gustó” este acuerdo.

Cuando uno mira los países en los cuales se ha logrado superar guerras internas, fratricidios enfrentamientos… cerrar las heridas no es una cosa simple, requiere de mucha voluntad, de mucho liderazgo, de mucha capacidad de superación”, continuó Malcorra, que instó a que nadie sea “egoísta” y a “pensar para adelante”.

Anoche, tras conocerse el resultado del referéndum, la canciller ya había manifestado, en nombre del Ejecutivo de Mauricio Macri, que Argentina sigue “estando junto a los colombianos”.

Argentina ha acompañado en los últimos cuatro años las negociaciones de paz entre presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Gobierno de Guatemala felicitó al pueblo colombiano por el “civismo” demostrado en el plebiscito y dijo que el ‘No’ que ha ganado la consulta no es un ‘Sí’ a la guerra, sino a ciertos términos y acuerdos del proceso de negociación.

Guatemala confía en que todos los sectores de la sociedad colombiana continúen sus esfuerzos por alcanzar la paz, la cuál es irrenunciable”, aseguró la cancillería en un comunicado tras el referéndum sobre el acuerdo de paz suscrito entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A pesar de esta situación, el Gobierno de Guatemala, que consideró el ejercicio de consulta como “pacífico y transparente”, además de fortalecedor de la democracia, reiteró su apoyo a la decisión “firme” de Santos de continuar con “el diálogo y la negociación” para buscar puntos de encuentro que permitan avanzar hacia la paz.

En este mismo sentido, el Ejecutivo guatemalteco felicitó a las partes por mantener “vigente” el cese al fuego bilateral y expresó su deseo de que se continúe hacia la “construcción de una paz estable y duradera” en Colombia.

Fuente: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com