Últimas Noticias

Muere el rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, a los 88 años de edad

Fotografía de archivo (EFE) del 9 de octubre de 2004 del rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej.

BANGKOK.

El rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, falleció hoy a los 88 años en un hospital de Bangkok, donde se encontraba ingresado desde hace más de un año, por una infección pulmonar, problemas cardíacos e hidrocefalia.

Apenas ayer la Casa Real tailandesa informó que el estado de salud del rey seguía sin “estabilizarse”, continuaba “bajo respiración asistida” y “bajo terapia de sustitución renal”, además de sufrir “una nueva infección” interna.

Adulyadej fue el monarca que más tiempo permaneció en el trono en todo el mundo: 70 años, desde junio de 1946.

En un comunicado emitido por la Casa Real, el monarca gozaba de un estatus de semidiós, fruto de décadas de culto a su personalidad.

PRÍNCIPE VAJIRALONGKORN, HEREDERO AL TRONO

El heredero al trono de Tailandia, el príncipe Vajiralongkorn, recibe de su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, un legado difícil de superar: un reinado de los más largos y apreciados de la historia tailandesa.

El único hijo varón del rey Bhumibol y la reina Sirikit será tras su coronación Rama X o el décimo monarca de la dinastía Chakri.

Nació el 28 de julio de 1952 en el Palacio Dusit de Bangkok, cuando su progenitor llevaba seis años en el trono.

En 1975, se graduó en la Real Academia Militar de Duntroon, en Canberra.

En 1987, obtuvo el título de Derecho en la universidad tailandesa de Sukhothai Thammathirat.

A los 20 años, fue nombrado príncipe heredero en una ceremonia en la que juró:

Seré leal y honesto con la nación y el pueblo, dedicaré todos mis esfuerzos y abnegación en cumplir mis responsabilidades con la prosperidad, felicidad y seguridad de Tailandia hasta mi muerte”.

En los años siguientes completó una sólida formación militar con su integración en la Dirección de Inteligencia del Ejército, en 1975, y la Guardia Real.

Participó en programas de formación en Australia y Estado Unidos, y viajes de observación a Inglaterra, Bélgica, Alemania, Francia y Holanda que le adiestraron en tácticas especiales de guerra, paracaidismo, vuelo de aviones y helicópteros y uso de armas modernas.

En Tailandia, intervino en diversas operaciones militares, como las llevadas a cabo contra la insurgencia en el norte y noreste del país y las organizadas para proteger campamentos de refugiados camboyanos en Khao Lan, en la provincia de Trat.

La carrera militar elevó al príncipe heredero a los rangos de almirante en la Armada y general en los cuerpos de Aire y Tierra, al tiempo que desempeñó un papel notable en las Fuerzas Armadas durante años antes de asumir, tras el retiro, unas funciones más ceremoniales.

Su vocación por los aviones y sus más de mil horas de vuelo en distintos tipos de aeronaves le valieron en título en la prensa tailandesa de “príncipe piloto”.

El príncipe ha seguido los pasos de su padre en los programas sociales y desde su juventud le acompañó en las visitas a comunidades rurales para inaugurar o seguir proyectos reales destinados a mejorar la sanidad y el uso de los recursos naturales.

Fuente: excelsior.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com