Últimas Noticias

Hospitales diseñados para cambiar la forma en la que te atienden


Aunque el sistema de salud pública de Estados Unidos está en crisis, los hospitales, centros de atención y de investigación que componen el sector, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, lucen mejor que nunca.

Atrás quedaron los días de los espacios estériles, de las habitaciones compartidas y los edificios que podían confundirse con oficinas corporativas. Estamos viendo una nueva clase de hospitales, más parecidos a hoteles gracias a sus habitaciones privadas, a sus jardines y a sus instalaciones artísticas.

Sin embargo, la competencia está alejando a la gente de los centros privados y los está llevando hacia los hospitales públicos que están adoptando un nuevo enfoque más centrado en el paciente, de acuerdo con Pat Bosch, directora de diseño de la oficina del despacho de arquitectura Perkins + Will en Miami.

“Estamos viendo muchas intersecciones con [la arquitectura de] el Estados Unidos corporativo, comercial, hotelero y gubernamental”, señala. “La idea es determinar cómo atraer y retener a tu comunidad y a tus pacientes, cómo atraer y retener a médicos y enfermeras”.

Los ‘mismos principios que la medicina’

Para responder a estas preguntas, los diseñadores del sector salud siguen los mismos principios que la medicina: investigación profunda, toma de decisiones basada en la información y reevaluación constante.

Este enfoque muy centrado en la investigación, conocido como diseño basado en evidencias, obliga a los despachos de diseño a tomar en cuenta los más mínimos detalles, tales como minimizar la distancia entre la estación de enfermeras y las habitaciones de los pacientes, perfeccionar la acústica para que las secciones sean más silenciosas y elegir materiales que limiten el riesgo de infección.

El desafío que muchos diseñadores enfrentan está convenciendo a los clientes de tomar en cuenta estas consideraciones de formas novedosas e ingeniosas.

“Como diseñadora que ve las cosas desde un punto de vista humanista y contextual, el desafío con el que siempre me encuentro, desde el punto de vista de las instalaciones, es la vieja mentalidad de ‘ya he hecho esto antes [y] quiero hacerlo igual otra vez'”.

¿Un acto de equilibrismo?

Los despachos de diseño también tienen que equilibrar las necesidades técnicas de los médicos y el personal con la comodidad de los pacientes. Aquí es donde entran en juego las soluciones innovadoras. En el Centro Médico Jacobs, en La Jolla, California, el director de diseño del Yazdani Studio de CanonDesign, Mehrdad Yazdani, creó muros escultóricos detrás de las camas de los pacientes para guardar el equipo médico que suele quedarse a la vista.

“En la mayoría de los hospitales hay [testeros]. A pesar de que son muy necesarios, no necesariamente son agradables estéticamente y, en todo caso, intimidan a los pacientes y a sus familiares”, dijo. “[Mi diseño] tiene paneles desmontables, así que no solo esconden gran parte de esa tecnología para que sea menos intimidante, sino que también dan flexibilidad al hospital conforme la tecnología y las necesidades cambian”.

Los Maggie’s Centres, un conjunto de centros de apoyo para pacientes con cáncer en centros hospitalarios de Reino Unido, Hong Kong y Japón, son famosos por el diseño creativo de arquitectos estrella como Zaha Hadid, Frank Gehry y Norman Foster.

Como los Maggie’s Centers no son centros de tratamiento con consideraciones tecnológicas complejas, los arquitectos que usualmente no se dedican a proyectos del sector salud pueden crear espacios inspiradores y sanadores.

“Simplemente no hay duda de que cuando alguien entra [a un Maggie’s Centre], hay algo en la arquitectura que puedes ver en el lenguaje corporal de la gente”, dice Laura Lee, directora ejecutiva de los Maggie’s Centres.

“Pronto dejan de sentirse tensos y nerviosos. Sus hombros se relajan. Hay algo en la materialidad del edificio que indica que es un lugar agradable”.

El 9 de junio, Maggie’s inauguró su centro más nuevo en Oldham, una ciudad al noreste de Manchester, Inglaterra. El edificio es diseño del despacho londinense dRMM; es un edificio sencillo de madera que flota sobre un jardín y ofrece paisajes serenos del horizonte y de los vecinos montes Peninos.

La arquitectura como oasis

Uno de los fundadores de dRMM, Alex de Rijke, dice que es un “oasis” y un “manifiesto de la arquitectura saludable”.

“Tratamos de diseñar un edificio que hablara en tres dimensiones de lo que podría ser la arquitectura del sector salud”, dijo. “Eso es importante para mí, ya que la idea es que demos algo de placer, placeres sencillos, a la gente que está pasando por algo realmente difícil”.

A lo largo del proceso de diseño, De Rijke y su equipo investigaron a fondo cómo es el tratamiento contra el cáncer y la arquitectura del sector salud. Además de consultar a Maggie’s, hablaron con los pacientes y con sus familiares para descubrir cómo hacer que el nuevo centro fuera lo más cómodo posible.

Sus hallazgos se dejan ver sutilmente a lo largo de los 260 metros cuadrados del centro. Las manijas de madera reemplazan a las estériles de metal, que pueden agravar la neuropatía de las manos de los pacientes que se someten a quimioterapia. Unos aleros cuidadosamente ubicados protegen a los pacientes fotosensibles de los rayos UV al tiempo que permiten que entre suficiente luz natural para animar el espacio. La paleta de colores naturales compensa la palidez que sigue al tratamiento.

De Rijke dice que “no es que te sientes en un sillón para recibir radioterapia o quimioterapia y que el sillón tenga que ser de tal tamaño y estar en cierta posición respecto de la ventana. Así es el diseño de hospitales. Esto trata más bien de la relación entre la psicología y el diseño”.

El diseño trasciende a la función

Crear un entorno calmante es prioridad de hospitales y centros de tratamiento porque está demostrado que si el estrés se reduce, las estancias de los pacientes son más cortas.

Los despachos han trabajado para llevar la naturaleza a la experiencia del paciente con jardines exteriores e interiores; con exteriores cubiertos con paneles de vidrio para poder disfrutar la luz y el paisaje, y con el uso de materiales naturales como la madera y la piedra.

En el diseño del Centro de Radiación Oncológica de Kaiser Permanente, en Anaheim, California, Yazdani conectó las instalaciones con el paisaje, algo antes impensable porque es necesario contener la radiación. Su equipo instaló jardines zen y muros vivos que pueden verse desde las salas de tratamiento.

Aun después de que estos proyectos se hayan hecho realidad, los investigadores (y los mismos despachos de arquitectura) seguirán estudiándolos. “Queremos regresar después de unos años a estudiar la duración de la estancia [de los pacientes] para ver si este edificio está ayudando a que la recuperación sea más rápida gracias a la comodidad y la experiencia que creamos en la planeación y el diseño”, explicó Yazdani, hablando del Centro Médico Jacobs.

Esta investigación constante permite que los despachos de diseño sigan probando y afinando soluciones innovadoras que pueden mejorar la experiencia de los pacientes y dar más belleza a sus comunidades.

Después de todo, como apunta Yazdani, “estos centros médicos y hospitales pueden ser muestras hermosas y poderosas de arquitectura, no solo edificios funcionales”.

Fuente: expansion.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com