Últimas Noticias

Destruyen 15 toneladas de armas de los yihadistas en Sirte

TRÍPOLI, LIBIA .-

Las milicias del oeste de Libia han destruido en la última semana 15 toneladas de bombas, minas, cohetes y otros explosivos arrebatados a los yihadistas que aún resisten en el corazón de la ciudad costera de Sirte, informó hoy a Efe Mohamad Guenena, uno de los portavoces de la Alianza.

Según el capitán, este material fue recolectado por las fuerzas especiales durante las labores de limpieza emprendidas en el “distrito 1” -conquistado hace diez días- y el oeste del “distrito 3”, en el que aún permanecen acantonados casi dos centenares de fanáticos musulmanes fuertemente armados.

“Proseguimos con esas labores de reconocimiento y limpieza, con la ayuda de los aviones internacionales, para poder preparar el avance definitivo”, agregó.

Las milicias del oeste de Libia, encabezadas por la ciudad de Misrata, lanzaron a finales de agosto el asalto final a la ciudad portuaria de Sirte, ocupada por grupos fanáticos afines al grupo yihadista Estado Islámico en febrero de 2015.

Aprovechando el conflicto político entre el este y el oeste del país, los extremistas habían impuesto allí un sistema de gobierno a semejanza de califato en Siria e Iraq basado en el terror y en una interpretación desviada del Islam pero también en la oferta de infraestructuras y seguridad a una población abandonada.

El pasado mayo, y después de que amenazaran públicamente con avanzar a Misrata, la poderosas milicias de esta ciudad -la tercera en importancia del país- se unieron a otras del oeste de Libia para frenar su avance y liberar el puerto.

Según estas milicias, en el distrito 3 -un área urbana de unos dos kilómetros cuadrados denso en edificaciones bajas y callejones- resisten en torno a 150 fanáticos musulmanes muy experimentados en acciones de guerra, provistos de armas ligeras y protegidos por un perímetro de explosivos.

Ese cinturón de protección, compuesto de minas y bombas trampas, ha retrasado una operación que estaba previsto concluyera antes de la fiesta del cordero o “Aid al Adha”, que se celebra en todo el mundo musulmán a partir de este lunes.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 rebeldes apoyados por la OTAN lograran derrocar la dictadura de Al Gadafi.

En la actualidad hay dos autoridades, una en el este que mantiene el reconocimiento internacional, y otra en el oeste fomentada por la ONU, que luchan por hacerse con el poder y el control de los recursos energéticos.

Fuente: informador.com.mx

Noticias Relacionadas

Powered by themekiller.com